17 de septiembre de 2014 22:09

Autos: mayor seguridad costará unos USD 800

diego pallero / el comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 23
Contento 0
Alberto Araujo. Redactor (I)

Los nuevos componentes de seguridad para comercializar vehículos en Ecuador no costarán más de USD 800, según asesores del Gobierno.

En un inicio, la incorporación de estas exigencias estaba prevista hacerla de manera progresiva en tres años, tanto para autos ensamblados en el país como para importados.

Sin embargo, el presidente Rafael Correa advirtió el sábado pasado que la medida es urgente porque las muertes por accidentes de tránsito subieron 13% entre enero y julio de este año en relación con el mismo período del 2013.

Los nuevos elementos de seguridad que deberán tener los autos incluyen frenos ABS en las cuatro llantas, Sistema de Control de Estabilidad, diseños mínimos de protección para soportar impactos frontales y laterales, doble ‘airbag’, cinturones de seguridad de tres puntas, asientos y sus anclajes con apoyacabezas, el avisador acústico del uso de cinturón, entre otros, dijo el Mandatario.

Los cambios a la normativa de seguridad de los automóviles se vienen discutiendo con representantes de las marcas, al menos desde mayo del 2013, según un borrador del Reglamento Técnico Ecuatoriano RTE INEN 034, al que este Diario tuvo acceso.

Pero pese a este tiempo, el nuevo reglamento no se ha expedido. “Ya no se puede dilatar más esto. Inmediatamente (se debe) poner normas técnicas para que todos los vehículos, sobre todo privados, tengan lo que tienen los países más seguros del mundo”, dijo Correa. Y le pidió a la ministra de Transporte, Paola Carvajal, que los nuevos estándares de seguridad deberían regir inmediatamente para los autos importados y en máximo seis meses para ensambladoras locales.

¿Es suficiente este tiempo? La Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade) y la Cámara de la Industria Automotriz del Ecuador (Cinae) no respondieron a esta interrogante. Sin embargo, fuentes cercanas a las empresas indicaron que a raíz del anuncio de Correa se han generado reuniones entre los representantes de las marcas y las autoridades del sector.

Tampoco el Ministerio de Transporte dio detalles sobre cómo se manejarán los plazos para los nuevos estándares de seguridad de vehículos, pese al pedido de este Diario.

Alejandro Furas, director técnico de Global Ncap y Latin Ncap, organizaciones internacionales sin fines de lucro financiadas por el Banco Interamericano de Desarrollo y la Federación Internacional del Automóvil (FIA), indicó que las nuevas exigencias para los autos, contenidas en el Reglamento Técnico RTE INEN 034, son “regulaciones técnicas conocidas que se aplican en el mundo desde hace 10 años”.

En una entrevista realizada hace un par de meses en las oficinas de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), Furas indicó que brindaba asesoría al Gobierno ecuatoriano para el diseño del nuevo Reglamento y que este se basa en los requerimientos mínimos que exigen las Naciones Unidas para la seguridad de vehículos.

El consultor detalló además que luego de analizar el mercado ecuatoriano concluyó que los vehículos que se venden en Ecuador son mucho más caros que en otras partes del mundo. “Se ven igual que en otros mercados, pero no tienen los equipamientos de seguridad.”

Los primeros elementos de seguridad adicionales para los autos que se fabriquen y comercialicen en el país estaban programados para entrar en vigencia a partir del 31 de diciembre del 2013.
Furas advirtió que el costo para los fabricantes de todas estas nuevas normas básicas de seguridad no superará los USD 800 y que los vehículos tendrán un valor menor a USD 19 000 cumpliendo con todas estas exigencias.

“Hemos calculado el costo de cumplir las normas con los costos de los autopartistas y concluimos que se puede tener un incremento de costos para los fabricantes de USD 800. (…) Fácilmente un vehículo que cumpla con todo esto estará por debajo de los USD 19 000.”

Cálculos empresariales

La visión de Furas contrasta con la opinión de expertos en mecánica automotriz, quienes señalaron que los nuevos requerimientos tendrían unvalor adicional de USD 5 000.

Representantes de varias marcas que operan en el país indicaron a inicios de año que el costo sería de varios miles de dólares.

En una primera etapa las nuevas exigencias incluirán el sistema de frenos ABS, el sistema de doble bolsa de aire o ‘airbag’ (que ya rige desde el año pasado) y normas de seguridad para impactos frontales.

Respecto a este último elemento, el técnico de Global Ncap indicó que no es indispensable que el vehículo tenga barras de impacto frontales, sino que el auto posea una estructura y un diseño que permitan absorber la energía del impacto, con el fin de afectar lo menos posible al pasajero.

Nuevas normas

Un segundo grupo de normas entraría en vigencia el 31 de diciembre del 2015 e incluirá elementos mínimos de seguridad para impactos laterales. Este punto tampoco incluye barras laterales sino exigencias para que la estructura del auto soporte golpes laterales y frontales con bajas probabilidades de lesiones para los pasajeros.

Finalmente para el 31 de diciembre del 2017 estaba proyectado incorporar en el vehículo el Sistema de Control de Estabilidad y un sistema de seguridad para impacto de peatones, un diseño del vehículo que busca mitigar lesiones en el peatón al ser impactado.

Si bien la Aeade no ha mencionado oficialmente cuánto aumentarán los precios de los autos por la nueva normativa, su exdirector, Clemente Ponce, señaló que el 40% de los vehículos requerirá de ajustes para cumplir con el reglamento cuando entre en vigencia.

En contexto

Los cambios a la normativa de seguridad de los automóviles se discuten entre el Gobierno y representantes de las marcas desde el año pasado, pero no se ha emitido el reglamento respectivo. El Presidente de la República exigió que se acelere.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)