26 de junio de 2017 00:00

105 autos eléctricos vendidos en Ecuador desde enero del 2016

Las marcas de autos Renault, Nissan, BYD, Chevrolet y Kia exhibieron en la feria Automundo 2017 seis modelos de vehículos que se alimentan de energía eléctrica. Esta muestra se realizó del 15 al 18 de junio pasados, en Quito. Galo Paguay / EL COMERCIO

Las marcas de autos Renault, Nissan, BYD, Chevrolet y Kia exhibieron en la feria Automundo 2017 seis modelos de vehículos que se alimentan de energía eléctrica. Esta muestra se realizó del 15 al 18 de junio pasados, en Quito. Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Mayra Pacheco

Los autos eléctricos son parte de la oferta de vehículos en el país. Cinco marcas incluyen estos vehículos en sus catálogos. En el mercado se encuentran los modelos Twizy y Zoe de Renault, Leaf de Nissan, Bolt de Chevrolet, el E5 de BYD y el Soul de Kia. Sus precios oscilan entre USD 14 990 y 34 990.

La oferta de este tipo de autos en Ecuador empezó en enero del 2016. El primer modelo que salió al mercado fue el Soul. Desde entonces, 105 carros de las marcas Kia, Renault, Dayang, Volkswagen y BYD fueron vendidos hasta mayo último, informó la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade). Los modelos eléctricos disponibles son para dos ocupantes (biplaza), sedan y SUV. Pero aún la demanda es menor en comparación con los vehículos que emplean combustible.

Las 82 unidades vendidas en el 2016 representan menos del 1% del total de vehículos comercializados (63 555) el año pasado. Alexis Ortiz, ingeniero mecánico, mencionó que la introducción de una tecnología nueva es costosa al principio. Aunque recordó que estos se encuentran libres de tributos. En el precio de los autos eléctricos la batería representa el mayor costo.

Según la marca y tecnología, este componente vale entre USD 5 000 y 12 000, enfatizó Ortiz. Agregó que disponer de combustible subsidiado resta competitividad a esta tecnología. Pese a esto, Gloria Navas, directora de Negocios de Automotores y Anexos, que comercializa Nissan y Renault, mencionó que la venta del Twizy -que empezó desde septiembre del 2016- ha tenido acogida. En promedio se han colocado ya unas 50 unidades de este modelo, que tiene capacidad para dos personas.

Los principales compradores son de Quito, Guayaquil, Cuenca, Ambato y Latacunga. Para este año, Renault aspira a vender 100 autos, expresó José Chang, jefe de Producto. Los gremios del transporte han apostado también por esta nueva tecnología.

BYD
entregó 35 unidades eléctricas el domingo 23 de abril, para que sean usados como taxis en Loja. La flota de autos eléctricos es la segunda más grande de América del Sur.

La primera está en Bogotá, con 46. Este año, el modelo E5 está a la venta para todo el público y, además, BYD se encuentra en negociación para entregar más flotas en tres ciudades del país. Para este año, la meta de la marca es vender alrededor de 300 de estos vehículos, refirió Jorge Burbano, gerente de Negocios de BYD en Ecuador. En el país, la venta de autos con energía limpia tiene ciertos beneficios tributarios. Los modelos de hasta USD 35 000 están liberados de tributos (IVA, ICE y aranceles).

De los 35 taxistas que cuentan con vehículos de BYD, 26 son migrantes que retornaron al Ecuador después de vivir en España, Italia, y Estados Unidos, y que le apostaron al taxi eléctrico como una manera de reinsertarse al mercado laboral del país. Los 10 restantes se dividen entre dos personas con discapacidad y siete ciudadanos ecuatorianos.

Ortiz refirió que estas unidades no requieren cambios de aceites y filtros. Esto hace que el costo de mantenimiento disminuya en un 50%. Con cada recarga de la batería, el auto es capaz de recorrer 300 kilómetros. La recarga cuesta, en promedio, entre USD 3 y 3,5. Esto permite reducir 70% los gastos en gasolina. Se estima que un conductor circula unos 30 kilómetros diarios en la zona urbana, por lo que cada recarga alcanza para recorrer 10 días. Con 300 km de autonomía se podría realizar un trayecto de Quito a Alausí, en Chimborazo (277 km).

Por tratarse de una tecnología en desarrollo, Genaro Baldeón, presidente de la Aeade, expresó que la mayoría de países que impulsa la energía eléctrica en la movilidad apoya con medidas tributarias o con la infraestructura para recargar estos automotores. En Ecuador, las electrolineras o puestos de carga de energía rápida fueron instaladas por la empresa privada, a fines del 2016. Hay siete sitios en Quito y Guayaquil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)