30 de abril de 2015 07:05

Autoridades dicen que mensajes sobre robo de niños en el Valle de Los Chillos solo son rumores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 45
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Seguridad (I)

Desde febrero pasado, los vecinos de las parroquias de Alangasí y los poblados de El Tingo, Angamarca y Los Chillos (periferias de Quito) alertaron a la Policía que en esos sectores se pegaron afiches que mostraban las fotografías de dos personas que presuntamente serían los responsables de los robos de los menores.

Las escuelas y colegios de ese Valle también conocieron la existencia de esos mensajes. Por eso desde febrero los centros educativos reforzaron las medidas de seguridad. Este Diario recorrió cuatro colegios en los sectores de la Armenia y de la Rivera. La rectora de uno de los establecimientos dijo que sólo ha escuchado que en otro centro cercano había desaparecido un estudiante.

Una vez en el establecimiento señalado, la directora descartó haber tenido algún inconveniente pero señaló que también estaban alertados de esos hechos. "Una madre de familia nos pidió que estemos pendientes porque en la comunidad de Angamarca ya se habían llevado dos niños", aseveró.

Además, la docente manifestó que aunque no conoce si los hechos son reales, para cuidar a los alumnos solicitaron a la Policía resguardo en la entrada y en la salida de los alumnos. En otra unidad educativa se dictaron charlas a los más pequeños para evitar que personas desconocidas intenten acercarse.

Desde ese punto, a 20 minutos al oriente se encuentra el poblado de El Tingo. Allí, los moradores también han escuchado de los robos de niños, pero tampoco han tenido un caso que lamentar. Una mujer que se dedica a la venta de comida, desde su restaurante, contó que se extendieron rumores por todo el Valle y esto generó miedo. "Aquí hemos escuchado que una pareja se están llevando a los niños para matarles y vender los órganos, tenemos miedo", dijo.

Sin embargo, a 10 minutos, continuando la carretera, están las comunidades de Angamarca y Alangasí. Allí tampoco hay casos registrados. En esos poblados funcionan 25 escuelas y colegios. Las autoridades parroquiales explican que no existe dichos robos de menores. Luis Morales, presidente de la junta parroquial afirmó que la Policía capacitó a estudiantes, profesores, padres de familia y vecinos en temas de prevención para el cuidado de los niños y adolescentes.

Lidia Peralta es directora de un colegio del sector, en ese establecimiento estudian 130 alumnos. Luego de conocer los avisos de alarma pidió a los padres que acompañen a sus hijos tanto en la entrada como en el retorno a sus viviendas. Esto para precautelar la integridad de los chicos. Además, pidió que en caso de ver un vehículo, motocicleta o personas extrañas a la comunidad den aviso a la Policía.

Karina Arguello, subsecretaria de Seguridad del Ministerio del Interior señaló que las unidades de la Dinapen (Policía de niños), UNASE y Policía comunitaria investigaron los supuestos casos de robo de niños y las publicaciones que se difundieron en redes sociales. Los agentes determinaron que se trataba de "rumores sin sustento, ya que no hay denuncias ni reportes de que menores hayan sido raptados, robados o asesinados". Así, la funcionaria descartó el tráfico de órganos o secuestros.

También informó que las personas que aparecían en los afiches que generaron temor ya fueron identificados. Aparentemente se trataría de un futbolista extranjero y su esposa. "Ellos nunca han llegado al Ecuador, no tienen ningún vínculo con esta clase de delitos, sus identidades fueron usurpadas de manera negativa".

En tanto, las investigaciones continúa pero recalcó que hasta el momento no se han reportado hechos reales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (4)