4 de November de 2009 00:00

La autopista de Yahuarcocha, dañada

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Ibarra

Cada vez que sale a correr por la autopista de Yahuarcocha, Julio Moreno nota el deterioro del asfalto. Las fisuras y los baches son evidentes. “Sé que se realiza un mantenimiento, pero no es suficiente”, comenta este ibarreño de 30 años.

La autopista de 10, 8 kilómetros, que circunda a la laguna de Yahuarcocha, se construyó hace casi 40 años. En todo este tiempo solo en una ocasión se cambió la carpeta asfáltica.

El intenso tránsito vehicular acelera su destrucción. 12 000 carros atraviesan por ahí mensualmente. Se estima que se necesita más de USD 1 millón para reforzar toda la capa de rodadura. Así lo indica un informe del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), realizado en marzo de este año.

La Compañía de Economía Mixta Yahuarcocha (CEMY) es propietaria y encargada del mantenimiento de la autopista. Esta organización tiene cuatro socios: el Municipio, Gobierno Provincial de Imbabura (GPI),  Ministerio de Turismo y el Club de Automovilismo y Turismo de Imbabura (CATI).

Para el  CEMY, los USD 50 000 anuales no son suficientes. Tampoco se dan abasto sus ocho trabajadores. Ellos se dedican a la limpieza de las acequias, a tapar los baches y a realizar las obras ornamentales.

“El MTOP nos ayudaba con asfalto, pero dejó de hacerlo. Ahora utilizamos cemento. El GPI nos presta la maquinaria para recoger los escombros y la cantera Terraza Blanca nos donó un cuadrón que lo utilizamos para las labores de limpieza”, dijo Marco Benavides, gerente de la CEMY.

La autopista y el espejo de agua de la laguna  se complementan para formar el atractivo turístico más importante de Ibarra. Un sitio frecuentado por más de
20 000 personas los fines de semana. En los feriados se duplica.

Hace tres años, el ex Fondo de Salvamento del Patrimonio Cultural del Cantón Ibarra (Fonsalci) consiguió del Ministerio del Ambiente una draga, una volqueta y una excavadora.

Esta maquinaria se utilizó con tres propósitos: recuperar las orillas, eliminar las sustancias tóxicas y transportar desechos orgánicos para hacer abono.

“La labor se suspendió con la nueva administración municipal. No se hizo un seguimiento del trabajo que consiguió oxigenar el agua y conservar los nidos de las garzas”, indicó César Guerrero, ex gerente del Fonsalci.

Se refiere a los resultados que se obtuvieron de las investigaciones subacuáticas que la empresa Darwinvest realizó en 2006. Los técnicos determinaron que en los últimos años la acumulación de sedimentos es de entre 5 y 9 metros.

También se estableció que la laguna posee 2,5 millones de m³ de lodo húmedo. Este material, según Darwinvest, afecta a la flora y fauna de la laguna. “Este desequilibrio ocasionó la muerte masiva de peces en febrero de 2003 y junio de 2004”, manifestó Guerrero. 

Por esa razón, se decidió utilizar la maquinaria para la extracción de los sedimentos y se removieron 240 000 toneladas de lodo, un17,8% del total

Sobre este tema, el actual alcalde de Ibarra, Jorge Martínez, explicó que el dragado se suspendió porque existen criterios técnicos a favor y otros en contra sobre esa labor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)