10 de febrero del 2015 00:00

Siete cosas que debe saber de la autopista General Rumiñahui

autopista General Rumiñahui

Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 7
Sorprendido 8
Contento 14
Valeria Heredia
Redactora (I)

Diariamente, los conductores que circulan por la autopista General Rumiñahui, conexión Los Chillos-Quito, sortean un inconveniente principal: la congestión vehicular.

Son aproximadamente 70 000 automotores que transitan por esta arteria. Pero hay personas que desconocen algunos detalles sobre esta vía.

Este Diario recogió algunas de las novedades que usted debe saber de la autopista:

Teléfonos para emergencias

En siete paradas de la autopista hay unas cajas pequeñas de color amarillo. Aquí están los teléfonos para emergencias. Si un conductor o un peatón sufren alguna eventualidad puede acercarse a uno de estos aparatos, que se conectan con las oficinas de la administración del peaje, y pedir ayuda. Están en los puentes: 2, 3, 5, 6, 7, 8 y 9, ubicados de forma aleatoria.

Manuel Cevallos, quien vive en Sangolquí, dijo que no sabía de la existencia de estos dispositivos, pese a que transita continuamente por esta vía. Sin embargo, le parecen útiles, en especial, en momentos de emergencia.

Sus medidas

La mayoría de conductores piensan que la vía mide nueve kilómetros haciendo relación a los nueve puentes peatonales. No es así. El motivo: la autopista inicia en El Trébol y finaliza en el puente sobre el río San Pedro (entrada a El Triángulo). Es decir, tiene 12 kilómetros. Pasando este paso se convierte en la avenida G. Rumiñahui, vía interna del cantón Rumiñahui y se reduce a cuatro carriles.

Servicios

Uno de los servicios es el de grúa. Hay dos de estos automotores. Es gratuito y atiende las 24 horas del día. Además, hay una ambulancia que presta servicios todo el día. Para acceder a estos puede llamar al ECU 911, al teléfono de la administración (2 601 431) o por medio de los teléfonos de las paradas. Los tres están estacionados en el peaje de la autopista. Mientras que en el puente 8 está la Unidad de Policía de Los Chillos.

Competencias: policías y agentes

En la G. Rumiñahui están los agentes metropolitanos de tránsito y los miembros de la Policía Nacional. Desde El Trébol hasta el peaje le corresponde a los primeros. Y pasando el peaje hasta el puente 9 están los policías. Por ejemplo, en las mañanas y tardes, en el puente 3 y 8 están los patrulleros de la Policía resguardando la seguridad de quienes usan estos pasos. Además, ellos actúan si ocurre alguna eventualidad. En los últimos días, a lo largo de la autopista, los uniformados están realizando los controles de velocidad, los mismos que se intensificaron desde febrero. Se los hace de forma aleatoria.

Héctor Romero, conductor, ve con buenos ojos los operativos de control, ya que, cuenta que especialmente en temporadas de lluvia la calzada se vuelve resbalosa por lo que hay varios accidentes de tránsito.

Por lo que las autoridades recomiendan tener cuidado al transitar por esta arteria.

Atención en las casetas

Hay 14 cabinas de cobro. Empiezan a atender desde 05:45 hasta las 22:00. Hay cuatro casetas únicas para el peaje exprés, es decir, pueden pasar directamente con el dispositivo denominado 'tag'. Pero, desde el año anterior todas tienen este sistema. Desde las 22:00 solo cobran cinco cabinas: tres de ida y dos de vuelta o viceversa. Todo depende de la afluencia de tránsito.

El carril intermedio (vía rápida)

La autopista tiene siete carriles: tres en sentido Los Chillos-Quito; dos pertenecen a la denominada vía rápida; y dos en sentido Quito-Los Chillos. Por estos se debe circular a 90 kilómetros por hora (k/h) los vehículos livianos; y los pesados a 70 k/h. Incluso, estos límites se aplican para la vía rápida, que sirve como desfogue en las horas pico, ya que por aquí se realiza el contraflujo en la mañana y tarde.

Ornato y mantenimiento

Diariamente se realiza la limpieza de esta arteria. Se lo hace por tramos. El año pasado inició el mantenimiento de los nueve puentes peatonales. En cuatro de estos ya concluyeron los trabajos. Son: 5, 6, 7 y 8. En estos se cambiaron las cubiertas o domos y se les colocó iluminación. Según Vanessa Hidalgo, administradora, el cambio se lo hizo para mejorar la seguridad en los puentes. Los pasos que faltan son: 1, 2, 3, 4 y 9. Se los arreglará en este año.

El año anterior, en esta arteria se colocaron cerca de 15 gigantografías. Corresponden a pinturas de artistas locales. La muestra incluye paisajes, retratos y bodegones. Además, se construyó una escultura llamada La Guitarra. Es de piedra y tiene agua. En las noches, las luces iluminan el pequeño parque que se construyó en este espacio, que además cuenta con jardineras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (3)