5 de July de 2009 00:00

La autonomía, salvavidas de las universidades

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad

Blancos y negros tiene el anteproyecto de Ley Orgánica de Educación Superior, según sostienen  los universitarios. 
 


 El  ABC del  borrador  
La Ley Orgánica de Educación Superior vigente data de mayo de 2000. El proyecto de la Senplades tiene 237 artículos.   
En el art. 101 se establece un examen nacional de estudiantes de último año de las carreras de universidades públicas y privadas. 
En el art. 105 se dice que las universidades se crearán por ley, con  informe del nuevo organismo, con carácter vinculante.La Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) lleva la cuenta de las presentaciones públicas del borrador.
Su titular, René Ramírez, repite que son siete. Las dos últimas en la Universidad Central y en la Escuela Politécnica Nacional (EPN), en la capital.  

Pero el documento es mal visto entre los rectores que integran el Consejo  Nacional de Educación Superior (Conesup). Dicen que atenta contra la autonomía universitaria y que es centralista.

Gustavo Vega, presidente del Conesup, señala que les preocupa hondamente. Y que es indispensable mantener  la autonomía   de las universidades y  del sistema. “Es estupendo que exista coordinación con el Ejecutivo. Sin embargo en ese proyecto tanto el actual  Conesup como el Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (Conea) tendrían una línea de dependencia directa con el Ejecutivo, no con el Estado”.
  
Vega se refiere al organismo público de planificación, regulación y coordinación del sistema. Su secretario técnico sería nombrado por el Ejecutivo y tendría voto dirimente en un consejo integrado además por la Senplades y los ministros de Educación, Cultura y  Producción. Además, habría cinco académicos elegidos por concurso público, no rectores.
 
Édgar Samaniego, rector de la U. Central, está de acuerdo con que el Estado, no el Gobierno, le pida cuentas a la universidad.
“Sí puede, también el pueblo, para saber cómo forma a sus profesionales y cómo invierte recursos”. Pero no coincide con los métodos.

“Quién va a tomar los exámenes (a los alumnos de último año). Debe haber otras categorías de evaluación”, apunta y ejemplifica: “desde hace 30 años, los egresados de la Facultad de Ciencias Médicas ejercen la medicatura rural y se desempeñan con éxito sin dar exámenes al Estado”.
 
Víctor Cárdenas, decano de la Facultad de Ingeniería Mecánica de la EPN, ve bien que el ente de control sea independiente. “Para regular de modo imparcial. La educación superior ejerce gran influencia en el desarrollo del país, es correcto que haya ministros y académicos. También se requiere gente de la industria”.
 
El Decano afirma que autonomía no es igual  a hacer lo que a alguien  le da la gana. “Es el dinero del pueblo.

No estamos acostumbrados a rendir cuentas sobre el desempeño. La esencia de la Ley es fomentar la calidad y saber qué clase de profesionales sacamos. A veces escogemos el facilismo, este examen será un reflejo de lo que el estudiante sabe, para que la sociedad confíe en el profesional”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)