27 de enero de 2015 14:28

En Quito se recordó a las víctimas del holocausto, a 70 años del final de la II Guerra Mundial

Auschwitz Quito.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 21
Mariela Rosero

Con un encendido simbólico de velas, recuerdos y un rezo. Así se vivió el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las víctimas del Holocausto, en Quito.

La mañana de este 27 de enero, en las instalaciones de la UDLA en la av. Granados, se recibió a sobrevivientes del horror que llegaron al país hace décadas y a sus familiares.

También estuvieron presentes estudiantes del Colegio Alberto Einstein y representantes de las embajadas de Israel y Alemania, así como del Sistema de Naciones Unidas y de la Unesco.

La delegada de la oficina de la Unesco en la capital, Saadia Sánchez, hizo llegar las palabras de Irina Bokova, directora General de la organización. Recordó que un día como hoy, las fuerzas del ejército rojo descubrieron el campo nazi alemán de concentración y exterminio de Auschwitz- Birkenau, donde liberaron a miles de prisioneros, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Para entonces 1 100 000 había muerto, entre otros casi un millón de judíos, polacos, gitanos, prisioneros de guerra soviéticos y otros detenidos deportados de toda Europa. Todo en nombre de una ideología racista, cuyo eje central fue el odio a los judíos.

En la Universidad de Las Américas estuvieron presentes entre otras personas Judith Blacher y Harry Rosenberg. Ellos fueron parte de alrededor de 6 000 judíos que fueron acogidos en nuestro país. Ahora, según datos de Rosa de Arocha, presidenta de esa comunidad, no queda ni la cuarta parte. Estos ciudadanos y sus hijos y nietos fueron parte del encendido de velas. Por su edad y condiciones de salud casi no hablaron. La señora, por ejemplo, respiraba con dificultad, apoyada de un tanque de oxígeno. Otros sobrevivientes prefirieron no hacer ningún comentario.

Hoy 27 de enero se conmemora el Día Internacional de recordación del holocausto porque en esa fecha, en 1945, el ejército soviético liberó el mayor campo de concentración de exterminio nazi, en Auschwitz- Birkenau.

Desde noviembre del 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas, a través de la resolución 60/7 decidió designar el 27 de enero como una fecha para honrar la memoria de las víctimas.

Eliyahu Yerushalmi, embajador del Estado Israel en Ecuador, destacó que no queda duda de que los sobrevivientes tenían algo difícil de sobrellevar, debían construir una nueva vida. Como sabemos, dijo, lograron hacerlo aunque a cada minuto pensaban en lo que pasó durante esos días horribles y oscuros.

El Embajador reiteró que ellos, los sobrevivientes, no imaginaron que “70 años después el mundo se convertiría una vez más en un lugar muy peligroso, por desgracia presenciamos surgimiento de ideologías extremas que quieren destruir todos los valores en los que creemos, como recientemente hemos sido testigos en París, Bruselas, Nigeria y Jerusalén. Sus objetivos son las democracias, la libertad y los judíos”.

La comunidad internacional reconoce las amenazas planteadas, sostuvo el Embajador, quien finalizó diciendo que: “Nos unimos para que los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto no vuelvan a suceder”.

El rector de la UDLA, Carlos Larreátegui, indicó que hace 70 años, en un día como hoy, las tropas liberaron en Auschwitz- Birkenau, a un símbolo y escenario de los peores crímenes cometidos por el hombre. Y mostraron al mundo una parte de la refinada maquinaria diseñada por la Alemania de Hittler para transformar el odio y la intolerancia en castigo y muerte.

“En cumplimiento de un deber histórico, se rinde tributo a más de 6 millones de judíos asesinados por los nazis, entre los años treinta y cuarenta. La tragedia universal cuyas heridas aún sangran, no pueden ser olvidadas. Hay que fijar el holocausto en la memoria colectiva, para reflexionar sobre los límites del hombre y la importancia de cultivar el respeto al prójimo y a sus creencias. Y combatir la maldad que se reedita para provocar muerte y desolación”. Recordó, al igual que otros participantes, lo ocurrido en París, en el atentado a Charlie Hebdo, semanario conocido por sus sátiras al Islam.​

En el acceso principal de la universidad, en el Patio de las Culturas, se llevó a cabo el evento. También se ubicó, a manera de bienvenida, varias maletas, unas realizadas con cartón. Eran una representación de lo que significó para los judíos buscar refugio. Había una leyenda en la que se pedía a los asistentes escribir ¿qué llevarían en su maleta? si tuvieran que salir con rumbo desconocido, en busca de una nueva vida.

Supervivientes regresan a Auschwitz
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)