23 de julio de 2017 00:00

Marzo, abril y mayo impulsaron el aumento del gasto en el semestre

La Plataforma Financiera de Quito requirió inversión para obras finales este 2017. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

La Plataforma Financiera de Quito requirió inversión para obras finales este 2017. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 29
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Sebastián Angulo y
Mónica Orozco  (I)

El gasto en el primer semestre de este año creció, impulsado por una fuerte inyección de recursos durante los meses de marzo, abril y mayo. En junio el gasto se contrajo.

De enero a junio de este año el Fisco gastó USD 11 604 millones, un 15% más que el mismo lapso del 2016, según cifras del Ministerio de Finanzas.

Los pagos de sueldos a la burocracia, de bienes y servicios para el Estado, de intereses de la deuda y de obra pública subieron. Estos cuatro rubros representan el 90% de los gastos totales del Fisco.

El gasto de obra pública fue el que más creció durante el período. El gasto en obra pública comenzó a incrementarse en febrero, se disparó en marzo y abril para finalmente caer en mayo y junio. Solo en marzo el Fisco inyectó USD 917 millones en construcción de obra pública y otros rubros de inversión. El monto fue la cifra más alta del semestre y más del doble que igual mes del año pasado.

“El Gobierno anterior metió el acelerador fuertemente en marzo, lo que coincide con la campaña electoral”, señaló José Hidalgo, director de la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), quien destacó que parte de ese gasto se sostuvo con mayor endeudamiento. Solo en financiamiento, el Fisco obtuvo USD 8 896 millones en el primer semestre, el doble que igual lapso del año pasado.

La consecuencia del mayor endeudamiento es un aumento en el pago de intereses, explicó Jaime Carrera, secretario del Observatorio de la Política Fiscal. Este rubro creció 29% en el primer semestre.

El Fisco contó, además, con más recursos por un aumento de la recaudación tributaria y por una leve alza del precio del petróleo.Pese a esto, al Fisco le faltaron USD 2 021 millones para cubrir todos los gastos durante el primer semestre.

El actual Gobierno ha anunciado que emprenderá una política de austeridad para reducir el déficit que, según expertos, podría superar USD 6 000 millones hasta finales de año.

El gasto en obra pública subió 39%

El Fisco incrementó el gasto de capital e inversión en USD 1 101 millones en el primer semestre de este año comparado con el mismo período del 2016. Pero hubo meses donde el ritmo de gasto se disparó.

El rubro de capital e inversión está relacionado con la construcción de infraestructura pública y financiamiento de proyectos de inversión, principalmente de vialidad, educación y salud. Estos gastos se dispararon entre febrero y abril de este año, en especial en marzo, donde el rubro más que se duplicó.

En esos meses se inauguraron escuelas, hospitales y otras obras de inversión. Aunque los actos coincidieron con la época de elecciones, el Gobierno anterior negó que se relacionara con la campaña electoral.

Mientras que en junio la tendencia se revirtió y el rubro se hundió un 22,4% frente al mismo mes del 2016.

El ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, anunció a inicios de junio que para resolver el déficit fiscal bajará el gasto de capital durante este año, específicamente la inversión en infraestructura, considerada “extremadamente costosa”.


Monto en sueldos subió 111 millones


En el primer semestre del año los gastos en sueldos del sector público crecieron en USD 111,1 millones con relación al mismo período del 2016.

El exministro de Finanzas, Fausto Herrera, explicó que con la entrada en operación de nuevos hospitales o escuelas también se requiere más personal para operarlos, por lo que el gasto en sueldos también se eleva.

El actual Gobierno anunció que no realizará recortes en el número de funcionarios. Sin embargo, para evitar que este rubro crezca anunció que las vacantes que ahora existen en el sector público no serán ocupadas.

Otro mecanismo será limitar la incorporación de funcionarios por contratos ocasionales. Un total de 80 557 empleados públicos labora bajo esta figura, que demanda un gasto público de USD 1 300 millones al año.

La Comisión de los Derechos de los Trabajadores aprobó el pasado jueves 20 de julio de 2017 el informe para segundo debate de la reforma al art. 58 de la Ley de Servicio Público. Según el proyecto de reforma, los contratos ocasionales se firmarán solo si hay recursos presupuestarios. El texto se debatirá el miércoles en el Pleno.


Más gasto por bienes y servicio

El gasto por bienes y servicios subió en USD 126,6 millones entre enero y junio de este año comparado con el mismo lapso del año pasado.

En este rubro constan gastos como viáticos, eventos oficiales, mantenimientos de vehículos, herramientas, capacitación a servidores públicos, edición e impresión de publicaciones, servicios de alimentación, energía eléctrica, entre otros.

Tras registrar una caída en el primer mes de este año, el rubro comenzó a crecer a partir de febrero y llegó a su punto máximo en marzo cuando se gastó un 61,4% más si se compara con igual mes del año pasado.

Entre los rubros que crecieron, según informes de Finanzas a los que este Diario tuvo acceso, fue la publicidad y propaganda en medios de comunicación. Entre enero y junio del año pasado por este concepto se gastaron USD 1,2 millones y en el mismo período del 2017 el monto se multiplicó por 10 y llegó a 12,7 millones.

El gasto destinado a eventos públicos y oficiales pasó de USD 1,7 millones entre enero y junio del año pasado a 8,4 millones en el mismo lapso del presente año.

Pago de intereses creció en 29%

En el primer semestre del año, el Estado destinó USD 1 213 millones para el pago de intereses de deuda, es decir, 273 millones más si se compara con el mismo lapso del 2016.

En el rubro constan intereses por bonos soberanos, a organismos multilaterales, a gobiernos y organismos multilaterales, entre otros.

El anterior Gobierno salió por siete ocasiones a los mercados internacionales para conseguir financiamiento a través de la colocación de bonos. En total, obtuvo USD 7 250 millones con tasas de interés entre el 8 y 10,75%.

El actual Gobierno también emitió bonos por USD 2 000 millones con tasas de interés del 8,75 y 9,62%, seis días después de llegar al poder.

El ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, señaló a inicios de junio que el país pagará todas sus obligaciones. “Ecuador mantendrá el cumplimiento estricto de los compromisos internacionales adquiridos”.

En junio pasado, Standard & Poor’s bajó la calificación crediticia soberana de Ecuador a “B-” desde “B”, por mayores vulnerabilidades fiscales y externas del país. El actual indicador aún refleja un panorama estable.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (8)