11 de diciembre de 2014 12:00

Barrera: ‘No se puede tener al aparato técnico diciendo que sí se va a hacer el Metro y al aparato político que no’

Exalcalde de Quito, Augusto Barrera. Foto: Archivo EL COMERCIO

Exalcalde de Quito, Augusto Barrera. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 265
Triste 9
Indiferente 15
Sorprendido 14
Contento 291
Redacción Elcomercio.com

Para el exalcalde de Quito Augusto Barrera, si bien el proyecto del Metro de Quito tiene un problema de financiamiento, la dificultad principal radica en el "liderazgo" de la actual administración, según dijo hoy 11 de diciembre de 2014, en entrevista con Ecuavisa.


“Este proyecto tiene un problema de financiamiento, pero esencialmente, un problema de liderazgo. No se puede tener al aparato técnico diciendo que sí se va a hacer y al aparato político que no. Al final, si no pueden hacerlo digan a los ciudadanos que no pueden, a ver si lo hace el Gobierno Central", dijo Barrera.

Asimismo, rechazó las declaraciones del concejal Antonio Ricaurte que sostenía que el exburgomaestre le mintió a la "ciudad, al municipio y al Presidente", pues el Metro nunca habría costado USD 1500 millones. Barrera las tildó de “aseveraciones minúsculas y desubicadas” y aclaró que el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) no invertirían en un proyecto con cifras "inventadas".

Barrera señaló que los estudios de Metro Madrid son en detalle; es decir que se especifican los 1500 ítems de los costos directos y que estos no han sido modificados. Los que sí se han incrementado son los indirectos los cuales, según Barrera, se deben a fallas de la actual administración municipal.

Los elementos de los costos indirectos que han influido son el riesgo y el plazo. En cuanto al primer punto explicó que por parte de la actual administración municipal se ha tratado de "triturar" el proyecto del Metro. "Si dice cifras absurdas, que va a caer, que no estamos de acuerdo, evidentemente incorpora el componente del riesgo", indicó. El segundo es la ampliación de 36 a 42 meses de la obra, que implicaría un aumento significativo en el presupuesto.

Añadió que estas condiciones no existirían si la anterior administración seguiría al frente del Metro. “Este no es el proyecto de estas personas que han llegado ahora, es nuestro proyecto. Es el proyecto sobre el cual se construyó el concepto de las plataformas. Es además una perspectiva que debe ser de Estado, porque es facilito inaugurar y poner banderas en las cosas que se han hecho antes”.

Además, presentó algunas alternativas a la administración actual entre las que están: el mejoramiento del sistema de finanzas municipales, el análisis de los activos improductivos y el diseño de un modelo de titularización de los ingresos por plusvalía en los sectores aledaños a los puntos del Metro. “He sido muy cauto durante estos seis meses y he tenido infinita paciencia de escuchar la cantidad de tonterías que se ha dicho”, acotó.​

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (91)
No (56)