21 de December de 2009 00:00

La audiencia de Raúl Carrión por peculado es hoy

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial

Tres  procesos penales, uno por presunto lavado de activos y dos por peculado, enfrenta el ex ministro del Deporte, Raúl Carrión. Los tres casos se refieren a supuestas irregularidades en la adjudicación de contratos y sobreprecio en la construcción de  obras deportivas.



USD 1,2 millones
en cheques encontró la Policía en el domicilio del asesor del ex Ministro del Deporte.Esta semana, Carrión obtuvo un logro en el primer proceso en su contra. La Fiscalía no presentó una acusación por lavado de activos. En el caso también está involucrado  Fernando Moreno, ex asesor del Ministerio del Deporte.

Él fue detenido el 2 de diciembre de 2008 en Guayaquil,  cuando se movilizaba en un  vehículo. La Policía halló en su poder  USD 56 100 en efectivo y cheques por diferentes valores.
Según la Fiscalía, cuando fue apresado Moreno trató de ingerir las pruebas. El  fiscal subrogante, Alfredo Alvear, tildó al caso como el de los  ‘tragacheques’.
Además, en el domicilio de Moreno, en Quito, se encontró USD 294 773 en dinero en efectivo y USD 1,2 millones en cheques.

Esos dineros, supuestamente, corresponden a “comisiones” que habría recibido este asesor por otorgar contratos sobre obras deportivas o prestación de servicios.
Además de Moreno, la Fiscalía también acusó a Mario Montevideo,  Gustavo Varas   y Fausto Padilla, quienes se cree eran parte del circulo íntimo del ex Ministro del Deporte y eran piezas claves en la  intermediación de los contratos. 

Moreno, en su versión libre ante el Ministerio Público, dijo que como asesor de Infraestructura Deportiva él cumplía con esos requerimientos, a través de un pedido directo al Ministro, que en toda obra solicitada sumillaba al Departamento de Infraestructura.

Moreno añadió  que los cheques que tenía en su poder cuando fue detenido era producto de préstamos que hacía a  amigos “con intereses módicos”, y que a veces se lo confundía como viceministro.

El fiscal general, Washington Pesántez, argumentó que Carrión no fue acusado en ese proceso, porque “no se le ha encontrado dinero en efectivo ni tampoco operaciones bancarias inusuales ni injustificadas”.

Respecto de que si el ex Ministro no debe responder por las evidencias encontradas a su asesor, Pesántez dijo que a Carrión “no se le puede asimilar la responsabilidad penal de un individuo en ese delito”. Los informes periciales determinaron que en sus cuentas bancarias solo se encontró depósitos de sus remuneraciones.

Pero esto no lo exime de los otros dos procesos por peculado. En uno de ellos, incluso hay una orden vigente de reclusión y por eso permanece en la cárcel cuatro,  en el Centro de Quito.

El Fiscal General recordó que el ex Ministro está acusado  por la subdivisión de contratos en obras deportivas en Carpuela, Imbabura, y en Macas, Morona Santiago (ver nota compartida). En esos casos, dice Pesántez, Carrión sí es responsable como primera autoridad del Ministerio del Deporte, por adquisiciones o construcciones con sobreprecio.
Para hoy está previsto que  se lleve a cabo la  audiencia preliminar contra  Carrión, por  presunto  peculado en la contratación de obras en el estadio Tito Navarrete, en Morona Santiago.

Contraloría hizo un informe 

La acusación por  peculado de la Fiscalía, en contra del ex ministro Raúl Carrión, se basa en informes de la Contraloría.

Estos documentos establecen que hubo una subdivisión de contratos en la construcción del complejo deportivo Leonidas Proaño (cancha de fútbol y pista atlética) y  la remodelación y ampliación del estadio Tito Navarrete, en Macas. También en  la construcción del cerramiento exterior del centro de formación y desarrollo de deportes colectivos, cancha de fútbol y pista atlética, en  Imbabura.
 
Contraloría concluyó que en   la construcción de la cancha de fútbol del estadio Tito Navarrete se introduce una modalidad de pago no prevista en la Ley de Contratación Pública.
 
El dictamen fiscal sostiene que al subdividirse la ejecución del proyecto en contratos de cuantías menores, en cuatro de los contratos no se observó el procedimiento precontractual, común en la Ley de Contratación pública.  Además, no hubo informes del Contralor.

Agrega que Carrión se aprovechó del cargo para favorecer a los cinco contratistas que debían ejecutar obras.
 
Según el informe del perito Juan Arboleda, no existe subdivisión de contratos por haberse previsto por parte del Comité Organizador de los Juegos Nacionales que la ejecución del proyecto en su conjunto se desarrollaría por etapas.

Se conoció que la Fiscalía  ratificará el dictamen acusatorio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)