16 de junio de 2016 11:33

Se instaló la audiencia preparatoria de juicio en caso de turistas argentinas

Familiares de uno de los detenidos llegaron hasta la Unidad Judicial de Santa Elena con carteles para exigir su libertad. Foto: Wladimir Torres / EL COMERCIO

Familiares de uno de los detenidos llegaron hasta la Unidad Judicial de Santa Elena con carteles para exigir su libertad. Foto: Wladimir Torres / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Manglaralto amaneció con un movimiento inusual la mañana de este jueves 16 de junio del 2016. Las calles aledañas a la Unidad Judicial Competente de la localidad del cantón Santa Elena, en la provincia del mismo nombre, estuvieron cerradas al paso del público: con vallas y policías se impedía el acceso de ciudadanos al edificio en el que se realiza la audiencia preparatoria de juicio por la muerte de las argentinas Marina Menegazzo (21) y María José Coni (22).

Las jóvenes argentinas fueron halladas sin vida el pasado 28 de febrero en la comuna de Montañita, a pocos metros de la playa, en unos matorrales.

El caso, por el que son investigados Segundo P., y Eduardo D., no solo atrajo la atención de los familiares de este último, quienes llegaron hasta el sitio con carteles para exigir su libertad, sino también de curiosos y vendedores ambulantes.

En el centro de la comuna se palpa poco movimiento, contrario al que se vive en los alrededores de la Unidad Judicial, donde hoy la fiscal María Coloma, quien llevó a cabo la investigación del caso, presentará su dictamen.

"Eduardo es de la comuna, lo quieren culpar injustamente", gritaba María, amiga del detenido, quien dice que dejó de hacer sus actividades para acompañar a la familia de él.

La jornada se alteró cuando los abogados de las partes dieron declaraciones a la prensa, de inmediato hubo gritos o aplausos.

El representante legal de las familias Menegazzo-Coni, Hernán Ulloa, aseguró que espera que la fiscal emita un dictamen acusatorio en contra de los dos detenidos.

"Esperamos que el juez después de estudiar los alegatos de cada una de las partes dicte el correspondiente auto de llamamiento a juicio, que es lo que corresponde", acotó.

Ulloa sostuvo que el móvil en este crímen fue el abuso sexual y que se usó un tipo de droga para que ellas perdieran la voluntad.

Mientras, Joselito Argüello, abogado de Eduardo D., indicó que se pedirá la nulidad del caso porque supuestamente no se ha respetado el debido proceso, al no contar con acceso a los expedientes.

Pero también hay ciudadanos como Lucas Gómez, quien llegó en su bicicleta hasta el lugar, para constatar en qué termina el caso. "Queremos como ciudadanos que vivimos del turismo que la verdad salga a la luz para que los turistas empiecen a volver", anotó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)