16 de diciembre de 2015 00:00

Auca, una de las áreas petroleras más productivas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 59
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 26
Alberto Araujo
Redactor (I)
albertoa@elcomercio.com

El área petrolera estatal Auca, denominada también bloque 61, es una de las más productivas de Petroamazonas. De ella se hará cargo en las próximas horas la francesa Schlumberger luego de que el lunes firmara un contrato de servicios específicos con financiamiento.

Es decir que por cada barril que extraiga recibirá una tarifa ponderada durante la vigencia del contrato de USD 26,05.

Pese a que Petroamazonas ha manifestado que continuará siendo el operador del campo, de acuerdo a varios analistas, este tipo de contrato se asemeja más al de prestación de servicios que tiene la Secretaría de Hidrocarburos firmado con compañías como Repsol, Andes y Enap, donde los operadores son las compañías privadas.

El campo Auca fue descubierto por el consorcio Cepe-Texaco y se incorporó a la producción nacional en 1975, según los registros de Petroecuador.

Aunque se le conoce como campo Auca, el área está compuesta por al menos 13 campos que a partir del 2011 fueron agrupados en el bloque 61 y que pasó de Petroecuador a Petroamazonas.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hidrocarburos, en el 2014 el área Auca alcanzó una producción de 24,5 millones de barriles, lo que representó un 19% de la producción de todos los campos de Petroamazonas, solamente superado por el área Shushufindi.

A partir del 2009 la producción de Auca se ha venido incrementando significativamente entre un 7% y un 21% anual, con excepción de este 2015 cuando su producción ha caído en unos 2 000 barriles diarios, lo que representa un 3,2% menos que el 2014.

En este contexto, Petroamazonas firmó con Schlumberger un contrato de Servicios Específicos con Financiamiento, para captar inversiones por USD 4 900 millones en los próximos 20 años, de los cuales 1 000 millones llegarán en estos días.

A cambio de la intervención, Schlumberger recibirá una tarifa ponderada de USD 26,05 por barril extraído durante la vigencia del contrato. Esta ponderación viene de tres tarifas que se aplicarán según las actividades implementadas. La tarifa por servicios principales para la primera fase de actividades es de USD 24. Para la segunda fase será USD 25,80 por barril y finalmente para la tercera fase será USD 27,60.

Pese al monto de inversiones comprometidas y al riesgo que corre la empresa, el contrato con Schlumberger tiene cuestionamientos de consultores del sector petrolero.

Henry Yánez, exsindicalista de Petroecuador y asambleísta alterno, indicó que la tarifa entregada a Schlumberger es muy alta ya que cubre más allá de los costos de producción que Petroamazonas ha reportado en años pasado y que varían entre USD 8 y 15 por barril extraído.

En segundo lugar, Yánez señala que los precios para el crudo ecuatoriano para el próximo año estarán por debajo de los USD 30 por barril y con una tarifa de USD 26 quedará muy poco dinero para el Estado.

De hecho, Petroecuador reportó que el precio estimado para el barril de crudo ecuatoriano (ponderación entre el crudo Oriente y el crudo Napo) se situó ayer en USD 27,37, aunque entre enero y octubre promedia los USD 44,3.

Yánez cree que la compañía extranjera traerá muy poco capital fresco para el campo y que la mayoría de las inversiones vendrán de la misma tarifa, por lo que el riesgo es mínimo.

Destaca que este modelo contractual no es de servicios específicos porque no implica una obra puntual que se paga sino un trabajo en toda el área.

Finalmente, sostiene que si bien tiene más características de un contrato de exploración y explotación de prestación de servicios, las inversiones de Schlumberger no son de riesgo porque no tiene que hacer exploraciones sino explotar un campo que ya se encontraba en producción.

El consultor jurídico en temas petroleros, Luis Calero, también cuestiona la legitimidad del modelo contractual en el campo Auca.

Su argumento es que la Constitución indica que únicamente se podrá delegar de manera excepcional la gestión de los recursos naturales no renovables a la empresa privada. “Se le está delegando la operación a Schlumberger aunque digan que Petroamazonas sigue siendo el operador. Si Schlumberger invierte, toma las decisiones, y si toma las decisiones es el operador del campo”.

Advierte que este tipo de contrato de servicios específicos no cumple las características de tal sino que parece más un contrato de delegación de explotación como el de prestación de servicios, participación o asociación. Otra cosa que no queda claro es a quién se entregará el desembolso inicial de USD 1 000 millones.

En contexto

Entre 2012 y el 2014, Petroamazonas firmó contratos de servicios específicos con tarifa con otras empresas como Haliburton, Sertecpet, Tecpetrol y Cnpc. Pero el pago de la tarifa era sobre la producción incremental. Es decir, por los barriles adicionales producidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (2)