27 de diciembre de 2015 14:25

Protestas por muerte de niña en la vía Perimetral de Guayaquil

Quema de llantas en la vía Perimetral, el 27 de diciembre del 2015, en protesta por el atropellamiento y muerte de una niña. Foto: ECU911Samborondón

Quema de llantas en la vía Perimetral, el 27 de diciembre del 2015, en protesta por el atropellamiento y muerte de una niña. Foto: ECU911Samborondón

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Elena Paucar

Dos corazones azules quedaron grabados en uno de los bloques de cemento que divide la vía Perimetral, en el noroeste de Guayaquil. Ahí, la noche del sábado 26 de diciembre, la pequeña Keyla, de 5 años de edad, falleció cuando intentaba atravesar la vía rápida junto a Nury Ávila, su abuela.

La mujer recibe atención en el hospital Universitario. La niña es velada en casa de uno de sus familiares, en el suburbio porteño.
Joshua Marcillo, agente de la Comisión de Tránsito del Ecuador, explicó que el accidente ocurrió cerca de las 21:30. Ambas caminaban por el parterre central y cuando decidieron cruzar un auto apareció a velocidad y las elevó. La niña murió en el lugar.

El accidente generó una intensa protesta en el sitio conocido como Guamote, la mañana de este domingo 27 de diciembre. Cerca de las 08:00, un grupo de moradores cerró la vía. La quema de llantas impidió el paso de los vehículos por varias horas.

Hasta el sitio llegó el coronel Luis Lalama, de la CTE, quien dialogó con los manifestantes. Ellos piden la instalación de un semáforo o un paso peatonal elevado, pese a que, a pocos metros, fue instalado uno en el sitio donde una camioneta arrolló a 23 personas, en septiembre del 2010.

Robert Pita vive cerca del lugar del último accidente. Dice que, continuamente, ocurren incidentes, en especial en las noches. “La vía es oscura, no hay iluminación. Y la gente no quiere usar los pasos peatonales porque les roban”.

Al mediodía de este domingo, cuatro agentes de tránsito custodiaban el lugar temporalmente. La CTE destinó un patrullero y dos motorizados para vigilar el paso por este sector, de 08:00 a 21:00.

Decenas de personas, con niños pequeños en brazos, corrían para sortear los carros durante la mañana. Los vigilantes debieron estar pendientes de detener el tránsito para facilitar el cruce de los arriesgados peatones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)