19 de febrero de 2017 10:25

Retrasos en la instalación de algunas Juntas Receptoras del Voto en Ambato y Guayaquil

No se instalaron a tiempo algunas mesas en la Unidad Educativa Pedro Fermín Cevallos, en Ambato. Foto: Modesto Moreta/ EL COMERCIO

No se instalaron a tiempo algunas mesas en la Unidad Educativa Pedro Fermín Cevallos, en Ambato. Foto: Modesto Moreta/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Modesto Moreta, Alexander García y Ronald Ladines (I)

El proceso electoral en la provincia de Tungurahua se inició a las 06:30 con el acto inaugural en el parque Cevallos, a donde acudieron autoridades y un grupo de observadores.

En el cantón Ambato arrancó con retraso en algunos recintos electorales. Eso provocó el reclamo de las personas que madrugaron para sufragar. Por ejemplo en la Unidad Educativa Pedro Fermín Cevallos, en el centro de la ciudad, 8 de las 20 mesas receptoras del voto se instalaron a las 07:00, y el resto con retrasos de 15 y 25 minutos.

Gabriela Medina, coordinadora del recinto, explicó que las personas delegadas de las mesas llegaron atrasadas y eso provocó que no se instalarán a tiempo.

Algo similar sucedió en otros recintos electorales como la Universidad Técnica de Ambato y la Unidad Educativa Juan Benigno Vela.

Hasta las 10:00, la jornada se ha cumplido con normalidad y la asistencia a las urnas es masiva. En Tungurahua sufragarán 449 483 electores en los 154 recintos y 1 429 juntas receptoras del voto dispuestas.

El control de los recintos electorales está a cargo del personal del Ejército. También los miembros policiales resguardan en la parte exterior de los recintos. Gonzalo Guevara, jefe de la Subzona de Policía de Tungurahua, aseguró que más de 800 policías vigilan los diversos recintos de la provincia. Además, cuatro personas fueron notificadas el sábado por encontrarse en estado etílico.


En la parroquia Tarqui, en Guayaquil, faltó capacitación a los miembros, según observador internacional

En la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de la parroquia Tarqui, junta 158 y 159, realizan con normalidad las votaciones los ciudadanos. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

En la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de la parroquia Tarqui, junta 158 y 159, realizan con normalidad las votaciones los ciudadanos. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO


Hasta 50 minutos después de la hora del inicio de votaciones aún existían Juntas Receptoras del Voto (JRV) que no lograban instalarse en el recinto de la Universidad Laica, en el centro-norte de Guayaquil. Media docena de mujeres formaron una hilera frente a la mesa 154, en el coliseo del recinto de la parroquia Tarqui.

El retraso en la llegada de delegados y dificultades con el conteo de material retrasaron la instalación de las mesas. “Me tomó una hora votar, vine temprano precisamente porque quería desocuparme rápido”, dijo molesta Gisella Estrada, de 31 años.

A las 6:58 cuando sonó la primera sirena, ninguna de las 12 mesas en el coliseo había sido instalada y los delegados se esforzaron por armar las urnas biombos tipo podio, que es una de las novedades de la jornada electoral.

Carlos Espinoza,
de 47 años, fue el primero que logró votar en las mesas del coliseo. La junta 158, en la que le tocó sufragar se acababa de instalar cuando llegó a las 7:13. "La votación fue inmediata, me tomó dos minutos", dijo.

En el recinto de transmisión y publicación de actas de la Universidad Laica existen 70 mesas para 23 100 electores. En la circunscripción 2, a la que pertenece el recinto existen 2 439 JRV (Tarqui y Pascuales).

"El retraso tiene que ver con la falta de capacitación de algunos de los miembros de las juntas. Se han instalado las mesas unas más tarde que otras. Y creemos que ha faltado más puntos de información y una mejor señalización", indicó Marcelo López Mestanza, cónsul de Indonesia y observador internacional del proceso. "Vamos a emitir al final unas recomendaciones".

En la Tarqui, una de las parroquias más grandes de Guayaquil, la Autoridad Municipal de Tránsito armó un operativo que inhabilitó el carril de acceso a los recintos, aunque sin cerrar el tramo de la avenida de Las Américas.

En el sector se ubican además los colegios Técnico Simón Bolívar y Aguirre Abad, otros de los grandes recintos de la ciudad junto a la cercana Universidad de Guayaquil. Gran cantidad de vendedores ambulantes se instalaron desde temprano en aceras y párterres, dificultando la movilidad de los transeúntes.

En Guayaquil el clima presenra un cielo mayormente nublado, y se esperan temperaturas de hasta 31 grados, con sensación térmica mayor debido a una humedad de hasta el 85%.


Desinformación en el colegio Francisco de Orellana de Guayaquil

En el colegio Francisco de Orellana en la parroquia Ximena, sur de Guayaquil, hubo retraso en la instalación de urnas. Foto: Ronald Ladines / EL COMERCIO

En el colegio Francisco de Orellana en la parroquia Ximena, sur de Guayaquil, hubo retraso en la instalación de urnas. Foto: Ronald Ladines / EL COMERCIO


En el colegio Francisco de Orellana, al sur de Guayaquil, hubo retrasos en la instalación de las juntas receptoras del voto, hasta las 07:50 aún se estaban armando los biombos. Eso debido a la desinformación de parte de los miembros que conformaban las juntas. El recinto electoral, ubicado en la parroquia Ximena, circunscripción 1, cuenta con 40 juntas receptoras del voto -20 de hombres y 20 de mujeres- es uno de los más grandes del sur de Guayaquil.

Magali Platón, coordinadora del recinto, contó que en este colegio hay 13 200 empadronados, 330 personas por mesa. Según ella, el atraso se debió, además de la desinformación de los integrantes de mesa, a un corte de luz que comprometió a uno de los pabellones del colegio porteño.

"No hubo luz en el tercer pabellón y debimos trasladar las mesas, eso ocasionó el retraso", contó la funcionaria, que se acercó a cada una de las mesas para supervisar la instalación de las juntas.
Marcelo Ronquillo, estaba molesto por el atraso. Fue uno de los primeros en ingresar al recinto para sufragar. "Tengo que trabajar y por eso vine temprano", dijo.

Fue uno de los pocos que pudo ingresar cuando se abrieron las puertas, hasta esa hora. Cerca de 100 electores esperaban afuera del centro educativo. Ellos reclamaban a los cuatro policías que impedían el ingreso hasta que las juntas se terminen de instalar.

El Orellana es uno de los 391 recintos, de Guayas, que cuenta con un centro de escaneo de actas, que servirá para el procesamiento y transmisión de las mismas al Consejo Nacional Electoral.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)