19 de agosto de 2017 00:00

Atractivos cercanos a Pichincha para visitar en un día

ARCHIVO EL COMERCIO La  Plaza de los Ponchos es uno de los atractivos de Otavalo.

La Plaza de los Ponchos es uno de los atractivos de Otavalo. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Modesto Moreta, Washington Benalcázar
y Andrea Medina (I)

En el norte y en el sur de Pichincha hay destinos turísticos que se pueden disfrutar en un día o en un fin de semana. Su cercanía es ideal a pocos días de que finalice la temporada vacacional en la Sierra.

A 30 minutos de Quito, una de las opciones más cercanas es el cantón Mejía. Sus autoridades han organizado rutas para conocer el ‘Valle de los 9 volcanes’, según el tipo de actividad que se requiera.

Para hacer ciclismo, por ejemplo, hay tres paseos que pasan por sitios como Machachi, La Moya, Aloasí, El Chaupi o el Parque Nacional Cotopaxi. Los recorridos son de 14, 28 y 21 km. Este último es ideal para una travesía familiar y dura entre dos y tres horas.

Carlos Gutiérrez, director de Desarrollo Económico y Productivo de Mejía, dice que este cantón es un escenario ideal para el turismo ecuestre. Para ello, hay 20 guías especializados que pueden acompañar a aficionados y expertos a recorrer cerca de 120 km de rutas.

Gutiérrez también recomienda probar la gastronomía local, conocida por sus platillos como el cocinado (papas, habas, mellocos, queso y ají) o la colada morada.

A casi 90 km de Quito, está Otavalo, la puerta de entrada a Imbabura. Cerca de allí se puede visitar rápidamente las ferias de la provincia norteña. La Plaza de Ponchos, en el centro de Otavalo, es una alternativa. Hay artesanías y prendas de vestir que se ofrecen todos los días. El sábado se concentran cerca de 3 000 vendedores.

Otavalo tiene varias opciones gastronómicas de diferentes precios. Aunque los platos más populares están en el mercado 24 de Mayo: hornado, con tortillas de papa y el plato del yamor, con carne de cerdo, empanadas, tortillas y un vaso de chicha de yamor. Este último cuesta entre USD 3 y 4.

A 15 minutos de Otavalo se llega a la ciudad de Cotacachi. Los atractivos son los talleres y almacenes que ofrecen prendas de vestir y artículos de cuero. La calle 10 de Agosto, la principal de la urbe, concentra 50 locales. También hay variedad de restaurantes y bares.

Otro destino cercano a Quito es la vecina ciudad de Atuntaqui, a la que se llega por la vía Panamericana. Esta localidad, conocida como el Centro Industrial de la Moda, se caracteriza por las fábricas y tiendas de ropa casual y deportiva.

Se calcula que hay 400 almacenes que poseen una variedad de productos. De paso queda tiempo para saborear la fritada, el plato emblemático.

El periplo puede continuar hasta la ciudad de Ibarra. Los fines de semana se organizan pequeñas ferias de emprendedores en el parque Ciudad Blanca y el Centro Cultural El Cuartel. Pero, lo ideal es comer los helados de paila y los dulces, que se comercializan en torno al parque de La Merced y las calles Olmedo y Oviedo, en el centro de la urbe.

En otro rumbo, la Sierra centro también ofrece opciones para el turismo de un día. Por ejemplo, los deportes de aventura, conocer lagunas o los volcanes Tungurahua y Cotopaxi.

El destino más cercano es la laguna del Quilotoa, en Cotopaxi. Desde Quito, por la vía Pujilí-Zumbahua, el viaje demora cerca de dos horas.

El descenso, a pie, hasta la laguna puede tomar hasta 45 minutos y el ascenso, 60. En el pueblo están el museo y sitios que ofrecen platos tradicionales como cuy con papas, chicha, mote con choclo. De retorno está el encañonado del río Toachi y es imperdible no pasar por la Victoria para comprar artesanías de barro.

Baños de Agua Santa, en Tungurahua, también tiene opciones para un paseo corto. En vehículo el viaje dura no más de dos horas, desde Quito.

En el centro de la ciudad hay 45 operadoras de turismo que ofrecen recorridos en chiva hacia las cascadas Agoyán, Manto de la Novia, San Jorge y el Pailón del Diablo. En esa zona se puede cruzar en tarabita o canopy. Una ruta completa puede durar alrededor de una hora y media.

De retorno puede bañarse en las piscinas El Salado o Manto de la Virgen; el ingreso cuesta USD 2. Al paso está la Basílica de la Virgen de Agua Santa y se puede adquirir melcochas o jugo de caña. Al regreso hay la posibilidad de comprar prendas de vestir en Pelileo y conocer el museo de Salasaka.

Tome en cuenta

Infórmese sobre el estado de las vías antes de viajar. El Ministerio de Transporte difunde reportes.

Escoja la actividad que va a realizar antes de llegar, para aprovechar mejor el tiempo en cada lugar.

Busque información adicional de cada atractivo turístico en los municipios locales. Pregunte opciones.

Para actividades de aventura, averigüe en cada municipio si hay guías que puedan acompañarlo.

Lleve las prendas de vestir apropiadas para cada destino. Protector solar, gorros, sombreros y gafas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)