13 de julio de 2017 15:03

La ATM dice que Uber debe trabajar con taxis formales en Guayaquil

Decenas de taxis paralizan sus actividades en Guayaquil, en protesta  por servicio ejecutivo de transnacionales. Las calles Calicuchima y Pío Montúfar fueron bloqueadas por las unidades. Foto: Joffre Flores/ EL COMERCIO

Al final del comunicado la ATM manifiesta que los taxistas formales deben "innovar y entender que deben prestar un nuevo servicio a favor de los ciudadanos". Foto: Archivo / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Elcomercio.com
Redacción Guayaquil

Una vez que Uber anunció el inicio de operaciones en Ecuador, la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) en Guayaquil le lanzó una advertencia. La entidad informó que esa plataforma deberá trabajar con taxis formales de la ciudad. Estaba previsto que el servicio de esa compañía arrancara en el Puerto Principal y Quito a las 16:00 de este jueves 13 de julio del 2017.

El anuncio lo realizó la ATM a través de un comunicado en su cuenta de Twitter, el mismo día en que la plataforma tecnológica empezó a trabajar en el país.

En el texto se puntualizó: “Dicha empresa o cualquier otra plataforma, debe interactuar con los taxis formales. Cualquier otra forma irregular e ilegal de transportación de pasajeros tendrá enérgica aplicación de la ley por parte de la ATM”.

Uber está disponible para teléfonos inteligentes con los dos principales sistemas operativos: iOS y Android. Saulo Passos, director de comunicaciones para Uber en Latinoamérica, aseguró a este Diario que la tecnología de esta aplicación permite conectar a ciudadanos que necesitan un medio de transportación con personas que están en capacidad de proveerlo.

Mientras que en varios países la forma de pago predominante es a través del uso de tarjeta de crédito, en Ecuador sí se aceptará dinero en efectivo. Inicialmente no estará habilitado el pago mediante tarjeta de débito. No obstante, se informó que se está trabajando para habilitar este método de pago en el país.

Y con el propósito de consolidarse en Guayaquil y Quito, Uber inició a reclutar desde el 20 de junio, en Facebook y otras redes sociales, a conductores a pesar de que la ATM y el alcalde de la ciudad, Jaime Nebot, se han opuesto a la plataforma.

Según la ATM  las “plataformas estarían ejerciendo una actividad económica y comercial ilegal”, por lo que ha solicitado la intervención de la Superintendencia de Compañías. También pidió la acción de la Superintendencia de Bancos, porque “las instituciones financieras que administran tarjetas de crédito no pueden dar sus servicios a transnacionales que realizan actividades que son ilegales”.

Al final del comunicado la ATM manifiesta que los taxistas formales deben "innovar y entender que deben prestar un nuevo servicio a favor de los ciudadanos". Por ello deben estar abiertos a utilizar las plataformas tecnológicas que tiene acogida en los usuarios.

La ATM también puso reparos a Cabify, plataforma que este 13 de julio cumplió un año de servicio en el país. Su actividad generó la protesta y paralización del servicio de los taxis amarillos.

Nebot había indicado que no voy a permitir que se afecte la economía “de los taxistas legítimos de la ciudad de Guayaquil”. Él aseguró que Cabify ha aceptado interactuar con taxistas.

“Uber es una empresa que en ninguna parte ha querido trabajar con los taxistas formales. Mientras Jaime Nebot sea alcalde de la ciudad, ellos aquí no van a trabajar”, refirió en junio pasado.

Santiago Borja, gerente general en Guayaquil de Cabify, anunció este 13 de julio que ha existido un acercamiento con el gremio de taxistas formales para incluir una nueva categoría de taxis amarillos. Agregó que desde hace un mes hay conversaciones, sin citar número de cooperativas.

Santiago Borja, gerente general en Guayaquil de Cabify, anunció este 13 de julio que ha existido un acercamiento con el gremio de taxistas formales para incluir una nueva categoría de taxis amarillos. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

El Gerente General en Guayaquil de Cabify anunció, el 13 de julio, que ha existido un acercamiento con el gremio de taxistas formales para incluir una nueva categoría de taxis amarillos. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

“Buscamos crear alianzas con ellos, que no nos vean como competencia sino como un socio, queremos trabajar con taxistas profesionales, pero conservando el mismo servicio, para eso se los capacitaría y se les brindaría los premios e incentivos”, señaló Borja.

Sobre su aniversario, puntualizó que a futuro buscarán consolidarse en las ciudades de Guayaquil y Quito. Y que han llegado a un público entre 21 y 40 años, principalmente. También al sector corporativo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)