5 de julio de 2016 16:24

Un atentado durante Río 2016 es 'posible' pero 'poco probable', advierte ministro de Justicia

El ministro de Justicia de Brasil, Alexandre de Moraes (R), llega a la Villa Olímpica en Río de Janeiro, el 5 de julio, a la ceremonia de entrega de la seguridad de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río 2016 a la Fuerza Nacional. Foto: AFP

El ministro de Justicia de Brasil llega a la Villa Olímpica en Río de Janeiro, el 5 de julio, a la ceremonia de entrega de la seguridad de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos a la Fuerza Nacional. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia AFP

Un ataque terrorista en Río de Janeiro durante los Juegos Olímpicos de 2016 es posible, como en cualquier parte del mundo, pero la probabilidad es mínima, dijo este 5 de julio el ministro brasileño de Justicia, Alexandre de Moraes.

“Todas las agencias internacionales de seguridad, de información, estiman que no tenemos probabilidades de un acto terrorista”, afirmó el responsable.

“La posibilidad existe en todo el mundo. No hay probabilidad, pero trabajamos como si existiera”, indicó Moraes en una rueda de prensa en Rio de Janeiro.

“Toda la cuestión de seguridad, inteligencia, información, incluyendo lo respectivo al terrorismo, preocupa en Brasil mientras sea el centro de atención por los Juegos Olímpicos, el mayor evento televisado de la historia de la humanidad”, subrayó.

Río, que prevé la llegada de medio millón de visitantes durante los Juegos, reproducirá el plan de seguridad que ya fue aplicado con éxito durante el Mundial-2014.

“La población está absolutamente tranquila”, indicó Moraes. Y “la integración entre Río y las cinco ciudades que recibirán partidos de fútbol ya se realizó”.

Las autoridades desplegarán 85 000 policías y soldados en las calles de Rio durante los Juegos, más del doble de efectivos presentes en Londres-2012.

Entre el 22 y 24 de julio, explicó el ministro, los efectivos federales de seguridad comenzarán a trabajar en las instalaciones olímpicas, dejando a la policía a cargo del orden público.

Cerca de la bancarrota y ahogado por la recesión, el estado de Río -responsable de la policía- aseguró que los salarios atrasados de los funcionarios de los servicios de emergencia, hospitales y otros empleados públicos empezarán a pagarse en los próximos días gracias al auxilio millonario aprobado por la administración federal.

Según el ministro, el dinero ya está en las arcas regionales y los sueldos podrán ser abonados entre este 5 y 6 de julio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)