27 de November de 2009 00:00

La atención se restringe por los cortes en Nueva Loja

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Nueva Loja

Gladys Muñoz llega muy temprano al hospital provincial Marco Vinicio Iza, en Nueva Loja. Ella necesita un examen de su rodilla. “No me pueden atender en la clínica a la cual voy regularmente, y necesito una revisión”. Muñoz acude  al hospital general consciente de que debe esperar por un turno. Ahí, la atención es normal porque tienen planta.

Tras las últimas semanas de apagones, la rutina de la ciudad ha cambiado. Por ejemplo, eso se nota en los hospitales y clínicas. Las aglomeraciones son ahora más comunes.

En el hospital de Nueva Loja se trabaja, la mayor parte del tiempo, con la planta generadora. Para ahorrar energía se ha limitado el uso de aire acondicionado. Dino Sánchez, director (e) del hospital, indica que las áreas de quirófano, terapia intensiva, atención a posibles casos de AH1N1 y emergencias funcionan sin restricción.

Pero la limitación principal en todas las casas de salud es el uso de los equipos para los rayos X. Hasta los establecimientos que disponen de una planta han aplazado algunas radiografías.

En el Patronato Provincial de Sucumbíos, también se sienten los efectos de los apagones. Allí se atiende a un promedio de 150 pacientes en el día, especialmente a personas que llegan de cantones alejados.

“Yo vengo con mi hijo desde Shushufindi para  la rehabilitación. Pero la atención no es normal, por los cortes. Eso es más que incómodo para quienes venimos desde lejos”, se queja  Guadalupe Quilumba.

Wilmer Ojeda,  analista de personal del Patronato, asegura que el edificio que ocupa es arrendado y no cuenta con instalaciones para utilizar energía de generadores. “Los apagones son fatales, nos quedamos a oscuras, no podemos hacer nada”. En el área de fisioterapia, el uso de energía es vital. La electroterapia requiere de equipos que funcionan con energía.

Los pacientes con lesiones y disfunciones físicas son los más recurrentes en el Patronato y se atienden hasta dos cada 30 minutos. Los días más concurridos son los lunes y los viernes. Pero ahora, esa área no atiende mientras se aplican los cortes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)