24 de octubre de 2014 18:29

El ataque con un hacha a policías  fue un 'acto terrorista'

Dos policías heridos en un ataque terrorista con un hacha. Foto: Bill Bratton. AFP

Dos policías heridos en un ataque terrorista con un hacha. Foto: Bill Bratton. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
Washington

La policía de Nueva York aseguró este viernes, 24 de octubre, que la agresión de un hombre con un hacha contra policías en el barrio de Queens fue un "ataque terrorista", y aseguró que el sujeto se había convertido recientemente al islam y radicalizado.

Fue “un ataque terrorista”, dijo el jefe de la policía, Bill Bratton, durante una conferencia de prensa, al día siguiente del violento episodio, ocurrido en un calle comercial del distrito de Queens.

Un hombre atacó el jueves con un hacha a policías en Nueva York, hiriendo a dos de ellos antes de ser abatido.

El hombre, que los medios estadounidenses identificaron como Zale Thompson, publicó varias declaraciones en el portal de vídeos Youtube y en la red social Facebook que muestran “un enfoque ultrarradical en los ámbitos religiosos e históricos, y básicamente dan a entender sus inclinaciones extremistas”, según el sitio de vigilancia de páginas web islamistas SITE.

Cuatro policías de la municipalidad de Queens posaban el jueves para una fotografía que les había solicitado un fotógrafo independiente cuando un hombre se acercó a ellos y sin mediar palabras los atacó con un hacha, señaló un comunicado del ayuntamiento.

Un oficial fue alcanzado en un brazo y otro en la cabeza antes de que los policías reaccionaran y abatieran al hombre a balazos, precisó el comisionado de la policía Bill Bratton.

El atacante fue descripto como un hombre de alrededor de 32 años y de piel oscura.

Una persona de 29 años que pasaba por el lugar fue herida accidentalmente por una bala en la espalda y fue trasladada a un hospital, mientras que el hombre que tomaba la fotografía colaboró con la policía y no es considerado un sospechoso, destacó Bratton.

El oficial Kenneth Healy, de 25 años, está internado en un hospital en estado crítico, pero estable después de haber sido herido en la parte posterior de la cabeza durante el ataque a plena luz del día.

Motivos desconocidos

SITE, el sitio web que monitorea a los grupos radicales musulmanes, subrayó en un comentario que Thompson había posteado un video a favor de la agrupación Estado Islámico (EI) el 13 de septiembre, donde describió a la "yihad como una respuesta justificada a la opresión de los 'sionistas y Cruzados'".

Thompson no tenía antecedentes penales en Nueva York, pero había sido arrestado seis veces en California en 2003-2004. Estuvo durante tres años en el ejército estadounidense, pero recibió la baja en 2003, principalmente debido a problemas de drogas, añadió la policía.

"No hay nada que sepamos hasta el momento que nos indique que este sería el caso", precisó el funcionario policial.

"Seguramente hay una creciente preocupación por este tipo de ataque, basados precisamente en lo que sucedió en Canadá y los recientes acontecimientos en Israel, que es lo primero que se nos viene a la mente, pero eso es lo que la investigación intentará determinar", destacó Bratton.

El comisionado policial hacía referencia a lo que las autoridades israelíes describieron el miércoles pasado como “un ataque terrorista relámpago”, cuando un conductor palestino mató a un bebé e hirió a otras personas, entre ellas una ecuatoriana,  tras lanzar su vehículo contra un grupo de peatones en Jerusalén.

Por su lado, en Canadá, dos jóvenes con inclinaciones islámicas organizaron por separado dos ataques mortales esta semana.

Uno de ellos embistió con un automóvil a dos soldados en un estacionamiento en Quebec el lunes, matando a uno de ellos antes de ser abatido por la policía. Dos días después, otro atacante disparó y mató a un soldado que montaba guardia ante un monumento a los caídos en Ottawa antes de asaltar el recinto del Parlamento, donde resultó muerto tras enfrentar a los guardias de seguridad.

Las autoridades canadienses informaron que ambos atacantes eran extremistas que intentaron viajar a Siria para unirse a la guerra yihadista, pero no encontraron evidencias que indicaran alguna conexión entre ellos ni pruebas de que hubiera habido un complot.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)