13 de junio de 2014 19:29

1 799 cupos para planteles municipales se asignaron este viernes

Sorteo Municipio

Miles de padres de familia llegaron al Municipio de Quito en donde se realizó el sorteo de los cupos para instituciones municipales. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 6
Contento 0
Redacción Quito

María Elena Zurita corrió con el último de sus cinco hijos, Juan Sebastián Soliz, dormido, en brazos, con la cabeza apoyada en su hombro. Los esperaba Juan Carlos Boada, quien junto a dos estudiantes del Liceo Fernández Madrid, fue el maestro de ceremonias.

En el Salón de la Ciudad, en la Venezuela y Chile, esta tarde se desarrolló el sorteo y asignación de 1 799 cupos para las 20 unidades educativas municipales del Distrito Metropolitano de Quito. El hijo de Zurita, Juan Sebastián, cumplirá 5 años el 5 de noviembre. Obtuvo un cupo en la Unidad Educativa Quitumbe, ubicado al sur de Quito. Había 98 cupos disponibles en este establecimiento. Y 1 488 aspirantes. Así que todo dependió de la suerte.

La cita era a las 14:00, pero los padres y madres de familia con sus hijos empezaron a llegar al Municipio al mediodía. A las 13:30 se abrieron las puertas. En minutos, cuando el salón de la ciudad, con capacidad para unas 500 personas se llenó, se cerraron las puertas. En fila, en la calle Venezuela, los demás representantes de chicos esperaron.

En el interior del salón estaban Juan Pablo Bustamante, secretario de Educación Metropolitano. Lo acompañó el Notario Quincuagésimo de Pichincha, Miguel Lenin Vaca. Además Rubén Ganchala, representante de los padres de familia de colegios municipales. Y el concejal Sergio Garnica, en representación del Alcalde.

Ellos debían ser testigos de la transparencia en el sorteo y asignación de cupos. Esto porque la demanda superó la oferta, como todos los años. Los representantes de cada plantel debían ubicar su cédula y también la contraseña para dar paso a la distribución electrónica de los cupos.

En el caso de las escuelas hubo sorteo. Quienes se inscribieron en octavo de básica y primer año de bachillerato en los colegios dependían de sus calificaciones. El sistema se encargó de escoger las mejores notas y asignar las plazas.

Boada, el funcionario municipal, que presentó los resultados y animó el evento, lo llamaba una tómbola electrónica. Los padres favorecidos que lograron ingresar al Salón de la Ciudad gritaban o levantaban el brazo cuando escuchaban el nombre de sus hijos.

El sorteo fue transmitido por la Radio Municipal y Distrito FM. También fue posible observarla en línea en www.educacion.quito.gob.ec

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (5)