16 de junio de 2016 13:09

El asesinato de una joven diputada conmociona al Reino Unido

Jo Cox murió poco después del ataque que sufrió cuando un hombre le disparó varias veces, y, según testigos, la apuñaló. Foto: AFP

Jo Cox murió poco después del ataque que sufrió cuando un hombre le disparó varias veces, y, según testigos, la apuñaló. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 25
Triste 12
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El asesinato este jueves 16 de junio de la joven diputada laborista británica Jo Cox, por un hombre que le disparó por motivos que se ignoran, convulsionó la vida política británica en plena campaña por el referéndum sobre la Unión Europea.

Cox, de 41 años, madre de dos hijos, murió poco después del ataque que sufrió al mediodía en las calles del pueblo de Birstall, en su circunscripción del norte de Inglaterra, cuando un hombre le disparó varias veces, y, según testigos, la apuñaló.

Otras dos personas resultaron heridas leves en el ataque, perpetrado por un hombre de 52 años llamado Tommy Mair, un jardinero descrito como un hombre solitario por sus vecinos, que no se explicaban lo ocurrido.

Cox era partidaria de la permanencia en la Unión Europea y, según varios medios, su agresor gritó “Britain first!”, “¡el Reino Unido primero!”, un lema de la ultraderecha británica, pero la policía no confirmó este extremo.

El Reino Unido no recordaba el asesinato de un político desde los años 1980 y principios de los 1990, cuando eran el blanco del IRA (Ejército Republicano Irlandés).

“Me entristece anunciar que ha muerto como resultado de sus heridas”, dijo Dee Collins, una responsable policial del condado de West Yorkshire, en una conferencia de prensa.

La campaña del referéndum se suspendió tras conocerse el ataque, a siete días del referéndum.

“Hasta que los hechos no queden plenamente establecidos, no comentaré nada”, dijo la ministra de Interior, Theresa May, describiendo a Cox como una de las diputadas “más brillantes y populares” del parlamento, al que llegó como diputada en las últimas elecciones, en 2015, procedente del mundo del activismo, en concreto de la organización Oxfam.

Jo Cox tenía 41 años y era madre de dos hijos. Foto: Archivo EFE

Jo Cox tenía 41 años y era madre de dos hijos. Foto: Archivo EFE

El país, de luto 

Este jueves por la noche estaban previstos homenajes en numerosos puntos del Reino Unido.

Su marido, Brendan Cox, pidió “luchar contra el odio que mató a Jo”. “El odio no tiene credo, raza ni religión, es venenoso”, aseguró.

El primer ministro David Cameron dijo que Cox era una “gran estrella”. “ Tenía un gran corazón, era muy compasiva”, lamentó.

“Todo el Partido Laborista y la familia laborista, y todo el país, están conmocionados con el horrible asesinato de Jo Cox”, dijo en un comunicado el líder laborista Jeremy Corbyn.

“Suspendemos todos los actos de campaña durante el día. Nuestros pensamientos están con Jo Cox y su familia”, dijo la campaña “Vote In” en la red social Twitter.

Elegida al Parlamento por primera vez en mayo del 2015, la diputada de 41 años fue trasladada en un helicóptero-ambulancia a un hospital de la cercana ciudad de Leeds, pero murió muy poco después del ataque, ocurrido poco después de una reunión con sus electores.

Un testigo describe ensañamiento 

“A las 12:53 de hoy, la policía fue avisada de un incidente en la calle Market, de Birstall, donde una mujer de unos 40 años sufrió heridas graves y se encuentra en condición crítica”, dijo la policía en el primer comunicado sobre el incidente.

Un hombre de una cincuentena de años “también sufrió heridas, leves. Agentes armados acudieron al lugar y un hombre de 52 años fue detenido en la zona”, concluyó la policía.

Según el relato de un testigo citado por la BBC, el agresor disparó primero tres veces a la mujer y luego la apuñaló.

Este testigo, Clarke Rothwell, propietario de un café cercano, dijo que oyó un ruido similar “al estallido de un globo, un estallido fuerte”.

“Cuando miré, vi a un tipo de unos 50 años ahí, con una gorra blanca de béisbol y chaqueta, y una pistola, parecía una pistola antigua”.

“Disparó a la mujer una vez, luego otra vez, y se cayó y luego se inclinó para dispararle otra vez, en la zona de la cara”.

“Alguien trató de contenerle, forcejeando con él, y entonces sacó un cuchillo, un cuchillo de caza, y arremetió una media docena de veces contra ella con el cuchillo. La gente corría e huía de la zona”.

Las reacciones de solidaridad de otros políticos se sucedieron tras la noticia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)