11 de January de 2010 00:00

Asesinato de gobernador frenó liberación de rehenes de FARC

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Bogotá, AFP

El asesinato en diciembre de un gobernador colombiano frenó la liberación de dos militares secuestrados por las FARC, aunque esa guerrilla y el gobierno mantienen la voluntad de continuar el proceso, dijo hoy el obispo Juan Vicente Córdoba, mediador en el caso.

La muerte del gobernador del departamento (provincia) de Caquetá (sur), Luis Cuéllar, secuestrado por los rebeldes, y los festejos de fin de año influyeron “para que se pusiera un alto en el camino, se hiciera paréntesis y el proceso (de liberación) se pusiera en remojo”, declaró el prelado a Caracol Radio.

Córdoba, secretario de la Conferencia Episcopal Colombiana, señaló que alcanzó a sentir miedo de “que ese remojo fuera archivo total”, pero reconoció que el gobierno y la guerrilla “han dado su voluntad de continuar y ninguna parte ha querido frenar el proceso, lo cual me alegra y me da esperanza”.

Una facción de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) señaló en un comunicado que pretendía “juzgar” al gobernador por supuesta corrupción, y que ese “indeseado y trágico desenlace” (el asesinato) se debió a la orden del presidente Álvaro Uribe a los militares de rescatarlo “a sangre y fuego”.

El funcionario había sido secuestrado el 21 de diciembre en su vivienda en la ciudad de Florencia, capital de Caquetá (590 km al suroeste de Bogotá), por un comando rebelde que mató a un policía que vigilaba el lugar.

Uribe, quien calificó de “cínicas” a las FARC, dijo el 28 de diciembre que su gobierno ha dado las garantías para que los guerrilleros liberen al sargento Pablo Moncayo, al soldado Livio Calvo y “a todos los secuestrados”.

El grupo armado ofreció en abril de 2009 liberar a Moncayo, quien lleva doce años en cautiverio, y a Calvo, así como devolver los restos del mayor Julián Guevara, en un proceso que garantizarían la senadora Piedad Córdoba, el Comité Internacional de la Cruz Roja y el secretario de la Conferencia Episcopal.

 El obispo Córdoba señaló este lunes que cree que, ante la buena voluntad de las partes, el proceso se podría reanudar próximamente y se abstuvo de pronunciarse “por prudencia” sobre versiones de prensa que indican que las FARC vetaron a Brasil como posible garante de la liberación de Moncayo y Calvo, y que en cambio prefieren a Argentina o Suecia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)