23 de septiembre de 2017 00:00

Asegurados tienen cuatro opciones para recibir la jubilación

349 894 jubilados tenía registrado el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social en abril. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

349 894 jubilados tenía registrado el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social en abril. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 43
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 16
Patricia González
y Mónica Orozco (I)

Los trabajadores afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) tienen derecho a recibir la pensión mensual de jubilación por vejez a partir del primer mes de cese en el empleo que desempeñaban. Para disfrutar del beneficio, los asegurados deben cumplir con los requisitos exigidos por el IESS, en cuanto a cese, edad y tiempo de aportes.

Sin límite de edad, toda persona afiliada al Seguro Social con 40 años o más de aportaciones tiene derecho a recibir la pensión mensual de jubilación por vejez. Al cumplir los 60 años de edad, un asegurado debe haber alcanzado 30 o más años de aportación. Con 65 años de edad o más, 15 o más años de aportaciones, y a partir de 70 años, el afiliado debe reunir al menos 10 años de aportaciones para percibir mensualmente la pensión.

En relación con el monto, el artículo 229 de la Ley de Seguridad Social estipula que el asegurado con 60 años de edad y 30 años de imposiciones tendrá derecho a una pensión que será igual al 75% del promedio de los cinco años de mejor sueldo o salario de aportación.

En el caso de que el afiliado cumpla con 40 años de aportaciones, sin importar la edad, podrá gozar de una pensión igual al 100% del promedio de los cinco años de mejor sueldo o salario de aportación. Es decir, si en esos años percibió entre USD 600 u 800, recibirá USD 696,4 de pensión.

Desde el pasado 4 de agosto, con la resolución CD 554, emitida por el Consejo Directivo del IESS, la base de cálculo de la pensión se obtiene mediante una media geométrica, es decir, calculando la raíz sesentava del producto de las 60 aportaciones de los cinco años de mejores sueldos.

El Seguro Social explicó que esta medida se tomó para evitar incrementos de aportes injustificados en los últimos meses de aportación de un afiliado, que con el método de cálculo anterior elevaban el monto de la pensión.

Por ejemplo, con el cálculo anterior, una persona que en sus cinco mejores años registraba un salario de entre USD 600 y 800, recibía USD 700 de pensión. Pero el IESS detectó casos en los que en el último mes ese afiliado reportaba que había percibido USD 40 000, con lo cual su pensión llegaba a USD 1 353 mensuales. Ahora, con la nueva fórmula, esa persona recibirá 743 mensuales.

Si los aportes no tienen variaciones drásticas de último momento, el resultado será prácticamente igual al de la fórmula previa.

Pero los jubilados reciben otros beneficios. Al igual que los trabajadores activos, los pensionistas tienen derecho a percibir el decimotercero y el decimocuarto sueldos.

Si un pensionista jubilado vuelve a trabajar, deja de recibir el 40% de la pensión mensual, siempre que supere el valor de la canasta básica familiar, que en agosto de este año era de USD 709,2.
Otro de los tipos de pensiones que otorga la entidad es la jubilación por invalidez. El IESS considera inválido al afiliado que por enfermedad o alteración física o mental, se encuentra incapacitado para realizar su trabajo.

Comprobada la incapacidad a través del Comité Nacional Valuador, este Seguro concede una remuneración equivalente a por lo menos la mitad del salario habitual que perciba el trabajador sano en condiciones laborales similares.


Informe de la OIT

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Richard Espinosa, minimizó el viernes 22 de septiembre el informe presentado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que alerta sobre la sostenibilidad de los fondos del Seguro Social y que fue ­remitido a la entidad el 14 de septiembre pasado.

En su cuenta de Twitter, el funcionario dijo que se trata de un informe “preliminar, que se está construyendo y que es de uso interno”. Aseguró que está abierto a entregar toda la información que requiera el ente para su informe final y oficial.

El documento de la OIT advierte que en los últimos años se han tomado decisiones que pudieran afectar al equilibrio financiero de los seguros de salud, pensiones y riesgos del trabajo de la entidad. Una de ellas fue la reducción de los aportes de pensiones para cubrir el déficit del fondo de salud desde noviembre del 2015 y que rige durante cinco años.

Eso hizo que, por ejemplo, para el 2017 los ingresos por aportes a la seguridad social para pensiones (USD 1 689 millones) no sean suficientes para cubrir los gastos (3 632 millones). Para cerrar la brecha, el IESS prevé tomar de sus ahorros USD 1 752 millones.
La OIT recomendó realizar un nuevo estudio actuarial.


En contexto

Desde el 4 de agosto pasado rige una nueva fórmula de cálculo de la pensión. La modificación busca corregir abusos de afiliados que aportaban injustificadamente y de último momento al IESS para subir el monto de pensión mensual a percibir.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (90)
No (6)