4 de mayo del 2016 00:00

Dos asambleístas se convierten en ministros

Lídice Larrea dejaría su curul como asambleísta por Manabí para asumir el Min. de Inclusión Social. El legislador guayaquileño Juan Carlos Cassinelli asumiría la Cartera de Comercio Exterior. Alexis Sánchez reemplazaría a Carlos Bernal en Senagua, quien t

Lídice Larrea dejaría su curul como asambleísta por Manabí para asumir el Min. de Inclusión Social. El legislador guayaquileño Juan Carlos Cassinelli asumiría la Cartera de Comercio Exterior. Alexis Sánchez reemplazaría a Carlos Bernal en Senagua, quien trabajará en la reconstrucción.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 241
Triste 3
Indiferente 24
Sorprendido 6
Contento 318
Redacción Política
Negocios y Guayaquil (I)
política@elcomercio.com

Cinco ajustes en el Gabinete y la creación de una nueva unidad ha realizado el presidente Rafael Correa, en medio de la emergencia provocada por el terremoto del 16 de abril. Aunque al menos uno de los cambios se comentaba por lo menos hace dos meses.

Hasta el cierre de esta edición no se había publicado el decreto ejecutivo que confirme estas decisiones.

En el enlace del sábado pasado, Correa anunció que el manabita Carlos Bernal dejaría la Secretaría Nacional del Agua para dirigir la fase de reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto. El secretario de Comunicación, Patricio Barriga, dijo a este Diario que por ahora se trata de una información extraoficial de la agencia Andes, que se confirmaría solo con la publicación del decreto.

Según Andes, para ‘refrescar’ a su equipo, Correa echó mano de dos de sus asambleístas: Lídice Larrea y Juan Carlos Cassinelli, presidenta y vicepresidente de la Comisión de Desarrollo Económico, Productivo y la Microempresa. Así que ese movimiento dará lugar a cambios en esa mesa.

Larrea, nacida en Calceta, se ha mostrado muy activa en labores de ayuda tras el terremoto. Ella sería el reemplazo de Betty Tola, de Inclusión Económica y Social (MIES).

Cassinelli, legislador por el Guayas, que en el período legislativo anterior ocupó una de las vicepresidencias, es muy cercano al Presidente y ocuparía el lugar de Diego Aulestia en Comercio Exterior.

El embajador en Colombia Raúl Vallejo, mantense, sería ministro de Cultura; Susana Dueñas, gobernadora de Manabí, estaría al frente de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos en lugar de Luis Jaramillo. En la Secretaría del Agua, Alexis Sánchez, exsubsecretario de Agua Potable.

Los legisladores por Alianza País, Larrea y Cassinelli, no confirmaron ni negaron la noticia, pero sus compañeros de bancada los felicitaron en la sesión de ayer. Y en la Radio de la Asamblea se anunció que el de ayer sería el último discurso de Larrea en el Pleno.

En su cuenta de Twitter, la manabita escribió que “es momento de afrontar con verdadera solidaridad y responsabilidad la reactivación económica, social y productiva de las zonas afectadas”.

La ministra Tola ha participado activamente en la entregas de kits para las poblaciones afectadas. El 6 de abril se la vio en la Primera Jornada Nacional de Políticas Públicas para Personas con Discapacidad, en el Ágora de la Casa de la Cultura. En el evento apareció, vía skype, en tres pantallas, el exvicepresidente Lenín Moreno, enviado especial de la ONU en temas de discapacidad.

Para el analista Luis Verdesoto, los cambios podrían deberse a posibles fallas en la gestión de Tola y Jaramillo para enfrentar la emergencia tras el sismo, especialmente por la recentralización del Estado.

A su juicio, el esquema de Defensa Civil que absorbió la Secretaría de Riesgos era más rápido y eficiente que el nuevo modelo.

Pero, además, Verdesoto considera que en la decisión de designar a los manabitas Larrea, Dueñas y Bernal, el Presidente acudió a la fórmula populista de cubrir espacios con representatividad regional.

El caso de Aulestia es distinto. Él dejará Comercio Exterior tras un año y tres meses, sin haber concretado el acuerdo con Europa. En su gestión debió asumir un reto clave para las exportaciones del país: el acuerdo con la Unión Europea (UE), en medio del derrumbe de las exportaciones petroleras, la apreciación del dólar y la necesidad de liquidez.

Cuando asumió su cargo ya habían pasado siete meses del cierre de las negociaciones. Pasaron 10 meses más hasta lograr que Colombia y Perú dieran su aval para el ingreso del país al acuerdo comercial.

Para lograr esto último, Correa analizó en persona el tema con los mandatarios de ambas naciones, en gabinetes binacionales. Aún así, el proceso sigue demorado. Correa reconoció que el tiempo apremia y que sin acuerdo se perderán las preferencias arancelarias este año.

Desde hace más de un mes Cassinelli participa en reuniones para impulsar el acuerdo. En abril fue parte de la comitiva oficial que viajó a Bruselas para conseguir apoyo político. Se reunió con los parlamentarios europeos. En su cuenta de Twitter ha destacado el proyecto y los beneficios para las empresas.

Roberto Aspiazu, director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), dijo que hace varias semanas ya había el rumor del cambio de Cassinelli por Aulestia.

Daniel Legarda, presidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), destacó la agenda comercial que se impulsa con países como El Salvador, Turquía y Corea del Sur. Cree que también se debería dar paso a un acuerdo comercial con EE.UU.

Los exportadores creen que Aulestia tuvo poco poder de maniobra. Para Eduardo Ledesma, director de la Asociación de Exportadores de Banano, Cassinelli deberá retomar y concretar urgente el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.

Aulestia se ha manejado en un escenario internacional complicado para el país y que ha generado problemas en la balanza de pagos. Su opción fue aplicar salvaguardias a más de 2 900 partidas arancelarias, una medida que se amplió un año más.

Iván Ontaneda, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao, dice que a Aulestia le tocó una etapa complicada y de crisis. El cacao es uno de los principales rubros de exportación hacia Italia, Alemania y los países nórdicos.

En contexto

De concretarse los cambios de Gabinete, la hasta ahora asambleísta Lídice Larrea sería la quinta ministra de Inclusión Social en el régimen del presidente Rafael Correa. Juan Carlos Cassinelli también dejaría su curul para trabajar en el tratado con la UE.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (19)