10 de enero de 2018 00:00

Asambleísta afines a Lenín Moreno buscan el control de mesas

Marcela Aguiñaga (centro), está al frente de la mesa de Justicia. Ella se ha declarado abiertamente correísta. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Marcela Aguiñaga (centro), está al frente de la mesa de Justicia. Ella se ha declarado abiertamente correísta. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 33
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 36
Mario Alexis González

El bloque legislativo afín al Gobierno definió una estrategia para agilitar el procesamiento de leyes. En especial las que son parte de su agenda política, económica, social y que permitirán el cumplimiento de las ofertas de la campaña electoral.

El primer paso es lograr que sus aliados en el Legislativo lleguen a los espacios de toma de decisiones. Uno de estos son las instancias intermedias: las comisiones legislativas permanentes.

Daniel Mendoza, de Unidad Primero y coordinador del bloque oficialista de aliados, cree que se debe hacer una evaluación para saber qué mesas son las que bloquean el trámite de las normativas.

El siguiente paso será mocionar el cambio de designaciones en cada mesa y, con una mayoría simple, dar paso a un refrescamiento en sus presidencias y vicepresidencias.

Existen 13 mesas legislativas. En esas instancias se analizan los contenidos y los proyectos de ley y se elaboran los informes para que se aprueben en el Pleno de la Asamblea.

El bloque afín al expresidente Rafael Correa, denominado Revolución Ciudadana (RC), está al frente de cinco mesas consideradas claves.

Marcela Aguiñaga es la presidenta de Justicia; Liliana Durán, de los Trabajadores; Pabel Muñoz, del Régimen Económico; Doris Soliz, de Relaciones Internacionales; y Augusto Espinosa, de Educación.

En sus manos están, por ejemplo, todas las reformas de materia económica, electoral, penal, laboral, de seguridad social y de seguridad nacional.

Solamente los presidentes de mesas pueden convocar a las sesiones de las comisiones, para avanzar con los trámites.

Silvia Salgado, legisladora ‘verdeflex’ y parte del buró político del presidente Lenín Moreno, considera que actualmente “se ven obstáculos” en la aprobación de leyes y resoluciones en la Asamblea por intereses políticos.

En los primeros casi ocho meses de gestión, el gobierno de Moreno ha enviado solo dos proyectos de ley.

Sin embargo, en agenda están al menos unas 60 iniciativas. Estas propuestas resultaron del diálogo nacional y son consideradas una prioridad.

Se busca que apuntalen el Plan Toda Una Vida, proyecto emblemático de la actual administración.

Salgado considera que antes de entrar a reestructurar las comisiones legislativas se debe construir una agenda entre todas las bancadas.

De esa forma, añade la asambleísta, quedará claro en qué
tema apoyará cada una y se podrá hacer una priorización.

No obstante, Doris Soliz, titular de la Comisión de Relaciones Internacionales y militante de Alianza País, manifestó este martes, 9 de enero del 2018, que no existe una vía legal para cambiar las autoridades de las mesas, antes de la mitad del período legislativo.

Y en su caso -dijo- su trabajo ha sido fructífero. Para hoy se realiza la primera evaluación interna de su mesa.

La ley de la Función Legislativa (artículo 23) establece que la conformación de las comisiones se aprobará ocho días después de iniciado el período y que se podrá cambiar únicamente después de dos años, es decir, en el 2019.

Mendoza advierte que la normativa habla de la conformación de las mesas y lo que se está proponiendo no es cambiar de integrantes. Solamente los cargos de cada uno. Por tanto, no se violaría la ley.

Al momento, siete mesas legislativas cuentan con asambleístas cercanos al gobierno de Lenín Moreno. Desarrollo Económico (Esteban Albornoz), Biodiversidad (Johanna Cedeño), Soberanía Alimentaria (Ricardo Zambrano), Gobiernos Autónomos (Montgomery Sánchez), Salud (William Garzón), Derechos Colectivos (Jorge Corozo) y Fiscalización y Control Político (María José Carrión).

Parte de la estrategia política también será incidir en el Consejo de Administración Legislativa (CAL). En esa instancia se califican los proyectos de ley y se establecen las prioridades para el tratamiento.

El CAL tiene siete integrantes y se requieren de cuatro votos para el procesamiento de las propuestas. Dos son abiertamente correístas. Se trata de Verónica Arias, de Acción Regional por la Equidad (ARE) y Soledad Buendía, de AP.

Por lo que el bloque legislativo afín al Régimen tiene el reto de captar o garantizar, según el caso, los votos del presidente José Serrano, de Alianza País. Patricio Donoso, del movimiento Creo; Luis Fernando Torres, del bloque socialcristiano; y Carlos Bergman, legislador por la coalición Alianza País - Unidad Primero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (18)