22 de junio de 2017 00:23

Asamblea sirvió como tribuna para que Jorge Glas se defendiera

Jorge Glas acudió ayer a la Asamblea y ocupó la mayor parte de su tiempo para hablar sobre su paso en el Régimen. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Jorge Glas acudió ayer a la Asamblea y ocupó la mayor parte de su tiempo para hablar sobre su paso en el Régimen. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1175
Triste 22
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 19
Mario Alexis González

Fernando Callejas, Gabriela Larreátegui, Byron Suquilanda y Rina Campain (Creo-SUMA) abandonaron la sesión de la Comisión de Fiscalización, en medio del discurso de Jorge Glas. El organismo recibió ayer, 21 de junio del 2017, al Vicepresidente durante cuatro horas.

Callejas se levantó y gritó que la comparecencia “es una farsa”. Salió del lugar y en los exteriores comentó a los medios de comunicación que fue un mitín político y un “circo”.

Larreátegui también dejó su asiento y caminó hacia la salida del exsenado. Pero se encontró con un tumulto de periodistas que forcejeaban con los policías para intentar volver al salón. Minutos antes, los comunicadores habían salido para entrevistar a Callejas.

Del otro lado de la puerta, junto a los periodistas, estaba la oficialista Doris Soliz, quien también quería regresar. “Es gente que quiere el show político y no quiere escuchar la verdad”, dijo. Ante lo cual Larreátegui respondió: “no es show político que en el expediente de la Fiscalía diga que el tío de Jorge Glas (Ricardo Rivera) haya recibido dinero”.

La oficialista la instó a presentar pruebas de su aseveración y Larreátegui cerró la discusión con una analogía: “señora, discúlpeme, si tiene plumas de pato, hace cua-cua y camina como pato, es un pato”.

La salida de los opositores se dio después de que Glas contara su versión sobre una reunión con Marcelo Odebrecht. Él fue a su oficina para hablar sobre la construcción de la Hidroeléctrica San Francisco. Justo cuando la firma era expulsada del país (2008) por no cumplir con sus compromisos.

Según el Vicepresidente, el representante de la empresa le dijo que entendía que el Gobierno de Ecuador tomará esa medida para sumar respaldo de su electorado. Pero que cuando pase esa temporada, él regresaría con una proforma. La constructora pretendía cobrar por los arreglos de la Hidroeléctrica. Glas aseguró que lo sacó casi a “patadas”.

Mientras, en el acceso de la sala, al interior, los opositores: Jeannine Cruz, Ana Galarza y César Carrión mostraban un cartel que decía: “¿Cuánto le ofreció Marcelo Odebrecht?”

María José Carrión, titular de la Comisión, pidió a las más de 650 personas, entre asambleístas y militantes de Alianza País, que hicieran silencio.

La presentación del Vicepresidente se dividió en al menos cuatro partes. Primero se tomó 37 minutos para hacer una introducción y dijo que decidió asistir a la Asamblea para exponer su gestión pública desde el 2007, cuando formó parte del Fondo de Solidaridad.

Luego habló de su papel político. La oposición lo señala por ser el responsable de los sectores estratégicos, y que ha sido involucrado en casos de corrupción, como presidente del Fondo de Solidaridad, Ministro de Telecomunicaciones y de Sectores Estratégicos y Vicepresidente.

Para explicar su trabajo dio lectura a todos los artículos de las leyes, Decretos Ejecutivos y la Constitución que describen las responsabilidades y atribuciones de los distintos cargos que ha ocupado.

También abordó el caso Odebrecht. Glas presentó una lista de proyectos en los que ha intervenido la firma brasileña en Ecuador, recordó que esta no llegó al país en la administración de Rafael Correa, sino en 1987. E insistió en que “todo tiene que investigarse”.

Sin embargo, el viernes pasado, el fiscal Carlos Baca dijo que las investigaciones en este caso se harán solo desde 1998, ya que desde esa fecha se eliminó la prescripción de delitos como el peculado.

Tras la presentación vinieron las preguntas. Un representante de cada bancada legislativa cuestionaría al funcionario. En total se plantearon 22 interrogantes por parte de Marcela Aguiñaga y Daniel Mendoza, de AP y sus aliados; Homero Castanier (Creo-SUMA), Encarnación Duchí (BIN) y Cristina Reyes (PSC).

La socialcristiana dijo que antes de ir a la sesión no se imaginó que iba a un mitin político. “Asambleísta si este fuera un mitin político, usted no tendría derecho a la palabra”, le replicó Carrión.
“Usted debería ser menos militante y amiga del señor Glas y más fiscalizadora”, replicó Reyes.

Varias preguntas de la oposición apuntaron a la relación de Glas con Ricardo Rivera, en arresto domiciliario por el caso Odebrecht. Él aseguró que en los 10 años que es funcionario no ha tenido relación comercial con su tío y negó que sea su testaferro. Respondió esa y otras preguntas, aunque las consideró atentatorias.

Tras la comparecencia, Glas salió resguardado por la Escolta Legislativa y la Guardia de la Vicepresidencia, hasta la calle Juan Montalvo, donde dio un discurso. Ahí, desde temprano, se ubicó una tarima con un sistema de audio y video para la reproducción de su intervención. Según el oficialista Mauricio Proaño, eso fue costeado por Alianza País.

La bancada de Creo-SUMA aseguró que el Vicepresidente no aclaró sus dudas y decidieron concretar el pedido de juicio político en su contra.

Roberto Gómez, coordinador del bloque, anunció que tienen las pruebas y más de 47 firmas para presentar la solicitud. Incluso ofreció formalizar el pedido en las siguientes horas. Señalan a Glas por supuestamente haber omitido el control en los sectores estratégicos y permitir concusión, una de las tres causales constitucionales para enjuiciar a un Segundo Mandatario.

Patricio Donoso, de Creo, dice que hay interés de más legisladores por firmar el petitorio y que se podrían alcanzar hasta las 63 firmas de la oposición para hacer el pedido de juicio.

Las Reacciones 

Fabricio Villamar
​ (Creo-SUMA) 

Fue una sabatina en miércoles. En todo momento evitó asumir la responsabilidad negativa de haber estado al frente de los ministerios en los que hubo corrupción.

Luis Fernando Torres
(PSC)

No me deja satisfecho. Prácticamente se convirtió en un informe de labores, que le permitió a Glas posicionarse como el gran autor de proyectos estratégicos.

Verónica Arias
(AP-ARE) 


El Vicepresidente habló de sus 10 años de gestión, incluso dando a conocer su relación con Odebrecht y aclaró que no formó parte de ningún proceso de contratación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (13)