17 de agosto de 2014 23:50

Cuatro leyes serán prioritarias en la Asamblea

Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 0
Santiago Estrella G.  
Redactor
politica@elcomercio.com

La Asamblea Nacional retornará mañana a su trabajo luego de la vacancia legislativa. El panorama no lucirá muy distinto a lo que ocurrió en el primer semestre del año. La mayoría de Alianza País seguirá marcando el rumbo de las leyes frente a una oposición que parece en ocasiones rendirse ante la asimetría.

El período legislativo del 2014 comenzó a finales de febrero. En aquel entonces, la presidenta de esta Función, Gabriela Rivadeneira, decía que serían aproximadamente 22 las leyes para tratarse este año.

Hasta el receso que culmina hoy, según la información que ofrece públicamente la Asamblea Nacional, seis de ellas han sido publicadas en el Registro Oficial. Faltan en este listado la Ley de Recursos Hídricos, Uso y Aprovechamiento del Agua -ya vigente- y el Código Orgánico Monetario y Financiero, que se aprobó el 24 de julio y que aún espera la sanción u objeción del Ejecutivo.

Fueron estas dos leyes, junto al Código Orgánico Integral Penal, las más debatidas al interior de la sociedad civil. Una de ellas, la denominada De Aguas, requirió de las consultas prelegislativas con poblaciones que podrían ver afectados sus derechos (indígenas, afro y montubias).

Además, según Cristian Carpio, de Legislómetro, una instancia que monitorea la actuación de la Función Legislativa, se aprobaron 20 resoluciones, entre las cuales se encuentran la solidaridad con Venezuela en la crisis política interna, con las niñas secuestradas en Nigeria, el apoyo a Argentina ante los denominados ‘Fondos Buitres’, entre otros.

En cuanto a las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional, durante este semestre, cinco han sido enviadas por el Ejecutivo y dos por la Legislatura, según cuantifica Marcelo Espinel, coordinador general del Observatorio Legislativo, otra organización denominada de “vigilancia ciudadana a la Asamblea Nacional”.

La presencia del Ejecutivo en la Asamblea es algo que destacan Espinel y Carpio, al punto que lo denominan el “legislador 138”. La institucionalidad vigente considera al Presidente como un “colegislador”. Lo que llama la atención a los dos es que esta presencia supera en demasía a la suma de lo hecho por los 137 restantes, y que fueron electos para legislar y fiscalizar en el 2013.

El semestre que viene no lucirá distinto. Al menos cuatro cuerpos legales serán prioritarios, según Espinel. La reforma al Código del Trabajo, el Fondo de Cesantía del Magisterio, la Ley de Telecomunicaciones, y el Código Orgánico General de Procesos, serán los más polémicos del segundo semestre.

Sin embargo, Espinel cree que no tendrían la misma intensidad que las aprobadas en el primero, aunque por el momento comienza a instalarse en el debate público el uso de las utilidades para los trabajadores de las compañías telefónicas y las pensiones jubilares del magisterio. Además, en la agenda constan otros cuerpos legales que buscan su tratamiento y posterior aprobación o su archivo (ver tabulado).

En lo que resta del año podría darse prioridad al tratamiento de las enmiendas constitucionales, que fue pedido por el bloque de 100 asambleístas de Alianza País a la Corte Constitucional (CC).

El oficialismo vive un compás de espera y algo de ansiedad, aunque afirma que no está presionando a la CC. Si esta admite que los cambios a la Carta Magna se lo lleve a cabo vía enmienda, la agenda podría alterarse de algún modo.

Pero no del todo, según Espinel. “No creo que cambie mucho en cuanto a las aprobaciones de las leyes, aunque sí en el tratamiento de la agenda”, sostiene. Para él, la “abrumadora mayoría” de asambleístas de Alianza País permite que todo lo planteado por el oficialismo sea aprobado “con una celeridad impresionante”.

De dar paso a las enmiendas, el asambleísta Gastón Gagliardo (AP-Guayas) considera que será prioritaria la organización para cumplir con los objetivos, pero que asume que “el Consejo de Administración Legislativa (CAL) y la presidenta de la Asamblea , Gabriela Rivadeneira, tendrán “mucha sabiduría” sabrán plantear los temas más urgentes y dejar para luego “las que pueden esperar”.

Así, según Carpio, en estos seis meses se van a aprobar las leyes que el bloque considere esenciales. Y entre ellos no se debe olvidar la Pro forma presupuestaria para el 2015. El presidente de la Comisión de Régimen Económico, Osvaldo Larriva, dijo el viernes pasado que la espera en las próximas semanas para su estudio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)