4 de julio de 2016 00:00

La Asamblea Nacional, en la mira de los movimientos políticos

Desde Alianza País se busca retener la mayoría parlamentaria. Y desde la oposición el objetivo es restarle presencia al oficialismo. Foto: EL COMERCIO

Desde Alianza País se busca retener la mayoría parlamentaria. Y desde la oposición el objetivo es restarle presencia al oficialismo. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 34
Redacción Guayaquil

Un desafío común entre los partidos y movimientos políticos para las próximas elecciones es captar la mayor cantidad de curules en la Asamblea Nacional.

Desde el oficialismo se busca retener la mayoría parlamentaria. Y desde el lado de la oposición el objetivo es, en cambio, restarle presencia.

En Alianza País (AP) aún no hay claridad sobre quiénes terciarán en los comicios, pues hay una mayor cantidad de posibles perfiles que están siendo sugeridos desde las directivas provinciales y cantonales.

La últimas enmiendas a la Constitución establecieron la reelección indefinida para las autoridades. Pero se incluyó una transitoria para impedir que quienes ya fueron reelectos en el 2013 puedan terciar en los comicios de febrero; esto impide a 27 asambleístas de Alianza País postularse a la reelección. Guadalupe Salazar, asambleísta de AP por Guayas, considera que esa transitoria abrió una oportunidad para nuevas figuras.

Voces de AP señalaron que en la lista nacional se perfilan como potenciales candidatos la secretaria ejecutiva Doris Soliz y los actuales legisladores Marcela Aguiñaga, Miguel Carvajal y Gabriela Rivadeneira. Esta última participaría si no es considerada para la Vicepresidencia.

Los nombres de Soledad Buendía y Ximena Ponce suenan en Pichincha, mientras que en Guayas se menciona a Octavio Villacreses, Guadalupe Salazar y Christian Viteri. Además, hay quienes se estrenarían en una curul, como el actual secretario de Educación Superior, René Ramírez.

Las candidaturas se harán públicas en la convención nacional de AP, el 1 de octubre, pero el oficialismo aún no define cuál será el mecanismo para seleccionar los perfiles que conformarán las listas.
Pero la actual vicepresidenta del Legislativo, Marcela Aguiñaga, confirmó que no se harán primarias sino una consulta. Los candidatos deberán estar al día con el Fisco, no tener deudas por pensiones de alimentos, pasar por un curso de técnica legislativa, coincidir con el programa de Gobierno de AP y ser militantes o simpatizantes de Alianza País.

En el movimiento Creo aún no se han definido nombres, según su presidente nacional, César Monge, pero afirma que es posible que se considere a los actuales legisladores para una reelección. Entre ellos: Mae Montaño (nacional) y Andrés Páez y Diego Salgado (Pichincha). El nombre del mismo Monge suena también para una candidatura nacional o por la provincia del Guayas.

No se descarta que se acepten perfiles de la plataforma conformada con su aliado, Compromiso Ecuador. Entre las figuras que podrían nombrarse están la exlegisladora oficialista Betty Amores y Francisco Jiménez, exgobernador del Guayas.

En la Convergencia Nacional por la Unidad, formada por SUMA, Juntos Podemos, Partido Social Cristiano (PSC) y Avanza, se firmó un acuerdo legislativo en enero.

El PSC anunció que en la lista nacional irá solo y que concretará alianzas locales. Y la decisión se basa en que los métodos para asignar escaños son distintos para los legisladores nacionales y para los provinciales. Los 15 asambleístas nacionales se nombrarán con Webster modificado (sistema mixto de representación proporcional) y los 116 provinciales, con D’Hont.

Henry Cucalón, legislador del PSC, dice que cada organización debe tener sus candidatos para luego llegar a acuerdos a escala provincial, en conjunto. “¿Cómo puedo discutir el liderazgo de Marcelino Chumpi, en Morona Santiago, cómo vamos a poner un candidato a competir con la tendencia de él? Conocemos nuestras fortalezas y debilidades. Juntos somos poderosos”.

En el tema se aplica la lógica de liderazgos locales: en Guayas, El Oro y Los Ríos el PSC es fuerte; en Imbabura, Avanza cuenta con el liderazgo de Antonio Posso; en Manabí está Gozoso Andrade y en Azuay, Juntos Podemos -de Paúl Carrasco- ha ganado presencia.

Si bien el PSC no ha definido nombres aún, entre los militantes suenan los perfiles de Fernando Aguirre (Azuay y ex PSP), Carlos Falquez Batallas (nacional), Leonardo Viteri (Manabí), Luis Fernando Torres (Tungurahua) y Cristina Reyes (nacional).

Sin embargo, Reyes aseguró que aún no se ha discutido en el partido los nombres de los asambleístas provinciales, pues primero se debe definir el acuerdo con la Unidad.

En SUMA surgen cuadros como Guillermo Celi (nacional o Manabí) e Inés Manzano (Guayas). Manzano no ocultó su interés de participar en los comicios para poder trasladar una agenda ambiental al legislativo, pero aseguró que no hay nada en concreto.

El antiguo Prian todavía busca la aprobación del nuevo partido Adelante Ecuatoriano Adelante, que lidera Álvaro Noboa. Su director provincial, Wilson Sánchez, aseguró que la organización está en la etapa de aprobación y conformación de sus centrales políticas.

En la Unidad Popular (UP), que pertenece al Acuerdo Nacional por el Cambio, se ha planteado a Mery Zamora como candidata nacional, a Nata­sha Rojas en Pichincha y a Jorge Itúrburu en Guayas. Lenin Hurtado, de UP, dijo que en la próxima reunión del Acuerdo se decidirá si cada grupo va solo o si arman una lista conjunta. De no ser elegido como presidenciable, él podría ser considerado para la Asamblea. En el Acuerdo suenan otros cuadros, como María Paula Romo o Enrique Ayala Mora, quien también es presidenciable.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (7)