24 de mayo de 2016 13:55

Arturo Changoluisa dice que perder su casa fue como perder la vida

El Cuerpo del Ingenieros del Ejército demuele una o dos casa al día en Pedernales. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

El Cuerpo del Ingenieros del Ejército demuele una o dos casa al día en Pedernales. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Martha Cordova

Arturo Changoluisa estaba en la vereda de enfrente. En silencio permanecía junto a su esposa, los dos miraban como la gigante máquina retroexcavadora demolía lo que fue su casa.

"El ahorro de toda mi vida se va allí", dijo el quiteño de 65 años. Hace 12 años decidió comprar un terreno en Pedernales para levantar un edificio de tres plantas. En el primero había tres locales comerciales, en el segundo cuatro departamentos y en el tercero un departamento donde pasaba vacaciones.

"Vivía de las rentas. Lo consideraba mi jubilación". El 16 de abril estaba en Quito con su familia. El terremoto hizo que los dos pisos superiores desaparecieran. Llegó a Pedernales para ver qué podía salvar.

La semana pasada estaba en el piso que quedó, y tenía la ilusión de poder salvarlo. Vivió las dos réplicas del miércoles 18 de mayo y se dio cuenta de la magnitud del terremoto.

Los miembros del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, que cumplían con la ejecución de la demolición del predio, hicieron la inspección y no pudieron salvar ese primer piso.

"Veníamos a pasar los fines de semana con mis hijos y mis nietos. Además, uno conforme pasa la edad, siente el frío de Quito con más fuerza y pide el calorcito. No era un lujo".

Pedernales es el cantón más afectado por el movimiento telúrico del 16 de abril. Un total de 1 154 casas están siendo demolidas desde el 27 de abril luego de la inspección que realizaron los funcionarios del Miduvi. Los primeros fueron los edificios de los hoteles frente al malecón y los del centro de la ciudad.

La casa de Arturo Changoluisa estaba en la vía a Cojimíes, y la mañana de este 24 de mayo su casa fue una de las dos, que se demolieron en esa calle. "Nosotros recibimos la orden de trabajo del Miduvi, al día hacemos entre una y dos demoliciones", detalló el Cabo Wilmer Gómez, del Cuerpo del Ingenieros del Ejército.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)