10 de January de 2010 00:00

El arte africano expresa su vigor

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura

Arte Universal presenta para este domingo su libro número 15. Se trata de Arte Oriental, Africano y de Oceanía. Al igual que el resto de volúmenes ofrece una rica variedad de imágenes y textos claros y concisos que hablan sobre el desarrollo del arte en estas geografías.  Sus enfoques: Arte chino, Arte oriental, Arte japonés y el Arte de Oceanía.

Sobre el arte  africano, uno de los más antiguos, se conoce que estuvo relegado en un principio a la esfera de lo etnológico y etnográfico.

Muchos no concebían que los objetos recogidos en las numerosas poblaciones de África pudieran tener la categoría de “arte”. Pero, cuando a finales del siglo XIX y principios del XX, se expusieron estos objetos en las principales ciudades de Europa, los artistas de la época descubrieron en ellos tal fuerza de expresión y de emotividad, que no sólo reconocieron su valor artístico, sino que descubrieron a través de ellos nuevos caminos de renovación para la estética occidental. 

Picasso es uno de los maestros que más se nutrió de la fuerza del arte africano. Aunque sea la escultura tradicional la manifestación más celebrada del arte negroafricano, no significa que sea la única. Y África, desde el principio de su dilatada historia, ha ofrecido otras muestras importantes en los diferentes sectores artísticos. Este libro propone un recorrido por todos ellos, antes de concentrarse más extensamente en lo que ha sido y sigue siendo el legado tradicional.  África es  cuna de la humanidad, y también del arte rupestre. Sus manifestaciones son abundantes y variadas en todas las regiones, aunque se concentran en zonas saharianas y en vastas regiones del África austral.

Su proyección se ha prolongado en el tiempo hasta  principios del siglo XX, más  en Suráfrica y Botswana. En el Sahara, los yacimientos  artísticos vienen  de culturas neolíticas. Las representaciones más  numerosas  corresponden a la gran fauna africana y a los animales domésticos (buey, caballo y camello). La figura humana siempre ha estado presente, al igual que sus cambiantes paisajes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)