11 de marzo de 2017 10:14

Arrestan a opositores bielorrusos que protestaron por ley contra la vagancia

Lukashenko gobernará por quinta vez Bielorrusia, después de ganar en las elecciones de ese país. Foto: EFE

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko ofreció modificar la ley contra la vagancia, que impone multas a los que no trabajan, ante las multitudinarias protestas antigubernamentales. Foto: Archivo/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 8
Agencia EFE

Las autoridades bielorrusas condenaron hoy 11 de marzo del 2017 a 15 días de arresto administrativo a los opositores que organizaron el viernes una manifestación para expresar su rechazo a la ley contra la vagancia, origen de numerosas protestas en las últimas semanas.

El Tribunal de la localidad de Molodechno, región de Minsk, condenó al veterano político opositor Anatoli Lebedkó y al líder del movimiento Por la Libertad, Yuri Gubarevich, según informaron medios locales.

Esos dos conocidos opositores y otros activistas y periodistas fueron detenidos el viernes durante la manifestación en la que tomaron parte varios cientos de personas.

Los organizadores fueron detenidos pese a que la manifestación fue pacífica, no muy numerosa y apenas se escucharon eslóganes de corte político contra el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, considerado el último dictador de Europa.

Precisamente, Lukashenko anunció esta semana su decisión de modificar la ley contra la vagancia, que impone multas a los que no trabajan, ante las multitudinarias protestas antigubernamentales, las mayores desde las manifestaciones contra el fraude de 2010.

Lukashenko prometió que el Estado no exigirá en 2017 el pago de dicho impuesto a los incluidos en la lista de personas sin ocupación, que ronda el medio millón, y devolverá el dinero a los que encuentren trabajo este año.

Se negó sin embargo a satisfacer la demanda de los manifestantes de que revoque dicha ley contra el parasitismo social, heredada de tiempos soviéticos, aduciendo que se trata de un "decreto ideológico y moral".

Muchos de los afectados por esa controvertida ley son trabajadores que únicamente acuden a la fábrica una o dos veces a la semana, debido a la crisis económica, y reciben un sueldo insignificante.

Según la ley, aquellos que trabajen menos de 183 días al año deben pagar un impuesto de 360 rublos (USD 185) por 2015 y 420 rublos por 2016 ( USD 215), una suma considerable para un bielorruso.

Solo unos 54 000 han pagado dichas multas, un 10% del total, lo que ha supuesto una recaudación de más de USD 8,5 millones en 2016.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)