9 de enero de 2017 13:04

Arquidiócesis de Guayaquil carece de presupuesto para reparar Catedral de la ciudad

Una cruz de la Catedral de Guayaquil se cayo este domingo, 8 de enero del 2017. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Una cruz de la Catedral de Guayaquil se cayo este domingo, 8 de enero del 2017. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 4
Alexander García

La falta de recursos económicos para proceder a la reparación de la Catedral es la principal preocupación de la Arquidiócesis de Guayaquil tras el fracaso en el operativo para retirar la cruz de la torre norte de la iglesia, que cayó estrepitosamente la tarde del domingo 8 de enero del 2017 cuando un helicóptero intentaba retirarla del lugar.

“El primer problema es que no tenemos dinero, hemos tenido ayuda de cuatro helicópteros que realizaron pruebas, ha sido un trabajo técnico que ha tomado tres días”, indicó Rómulo Aguilar, rector de la Catedral, quien pidió ayuda del Municipio y del Gobierno central para reparar la edificación. El presupuesto que se requiere es de alrededor de USD 3 millones, según el párroco.

El interior de la iglesia amaneció la mañana de este lunes 9 de enero del 2017 con filtraciones tras la lluvia de la madrugada en la ciudad, un panorama al que se suman pilares con fisuras y grietas en la mampostería en la bóveda.

El altar mayor está cercado por andamios y una tolda verde, tras la caída de cuatro columnas, pues la edificación de estilo neogótico fue afectada por el terremoto del 16 de abril del 2016, por sus réplicas y por el paso de los años sin grandes reparaciones. La pesada cruz permanecía a las afueras de la Iglesia, en la acera de la calle Chimborazo.

La caída de la cruz de hierro en un pasaje interior entre la curia y el templo, en el estacionamiento arzobispal, afectó dos bloques de una pared y cuatro planchas del techo, sin dejar heridos. El peso es de más de dos toneladas, según la curia.


Monseñor Luis Cabrera, arzobispo de Guayaquil, explicó que el piloto del helicóptero con una capacidad para seis toneladas tuvo que soltar la cruz cuando perdió estabilidad a fin de evitar un accidente mayor.

Se realizaron varios intentos para cortar la base y bajar la cruz de la cúpula entre el viernes y el domingo. La calle Chimborazo, entre 10 de Agosto y Clemente Ballén, en el centro de la ciudad, fue cerrada por alrededor de 15 horas en total.

Durante la caída de la estructura de hierro, los feligreses se preparaban para la misa dominical. Aguilar descartó por ahora el cierre de la Iglesia al público.

“Estaba celebrándose la santa misa, pero la Catedral es un búker en cuanto a su estructura, no así las molduras y los relieves que son el problema”, dijo.

La Arquidiócesis suspendió los trabajos de restauración que se realizaban en las torres de la Catedral Metropolitana. La otra cruz y la imagen del Cristo Rey, que están en las otras dos torres del templo, serían arregladas sin removerse del sitio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)