10 de January de 2010 00:00

Armonía de mente y cuerpo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con una baqueta de madera, María Teresa Vallejo, terapeuta del Centro de Terapias Alternativas Siela, toca los bordes de los cuencos y las campanas tibetanas creando un sonido que estremece. Mientras lo hace, lleva el instrumento sobre el cuerpo de la paciente,  escaneándolo para determinar, según su sonido, qué parte del cuerpo presenta algún problema. 



Tenga en cuenta

 Flujo energético. Diferentes culturas orientales sostienen que las enfermedades físicas y emocionales se producen por bloqueos de la energía. 
Más información. Centro de Terapias Alternativas Siela al       (02)2252 193 ó 092854669.De acuerdo con algunas culturas orientales, las enfermedades se producen por bloqueos de la energía vital, por lo que para alcanzar la salud integral, se debe armonizar los chakras o centros energéticos que están presentes en el cuerpo. Así, basada en el principio de resonancia, según el cual una vibración más  intensa y armónica modifica a otra más débil o disonante, esta terapia logra elevar y balancear las vibraciones de los diferentes centros de energía, provocando que esta fluya de forma saludable.
 
Según la tradición ancestral, los cuencos cantores  emiten el sonido del vacío, que de acuerdo con sus creencias es el sonido del universo. Por esta razón, ha sido  un instrumento fundamental desde hace miles de años en distintos rituales de meditación y sanación. De esta forma, además de armonizar el flujo energético, este sonido ayuda a relajar  la mente y lograr la  meditación, aliviando angustia, ansiedad y estrés, contribuyendo así a la salud  física, psicológica y espiritual. Asimismo, la armonía energética y de cuerpo y mente activa el proceso de autosanación propio de cada ser vivo. 

Para intensificar los  efectos de esta terapia  sonora, la especialista realiza un masaje corporal con esencias de lavanda e ilang-ilang, que facilitan la relajación total del cuerpo y la mente, y coloca cuarzos sobre la espalda de la persona. Estos se calientan intensamente al contacto con el cuerpo, ya que cumplen  la función de limpiar el campo energético. De igual manera, mediante la utilización del péndulo sobre cada uno de los chakras se comprueba el restablecimiento de la armonía.

Por último, la sesión concluye con la práctica de la reflexología en los pies, que es también una terapia milenaria que consiste en estimular distintos puntos en la planta de los pies (llamados zonas de reflejo), para ejercer un efecto benéfico en otras partes del cuerpo. “Al hacer el masaje en los pies es como volver a hacerlo en todo el cuerpo”, afirma María Teresa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)