30 de julio de 2014 22:36

Argentina no acordó con 'fondos buitres' y rechaza caída en default

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
DPA
Nueva York

Argentina no acordó hoy con los "fondos buitre" que no aceptaron los canjes y su deuda fue declarada en "default o incumplimiento selectivo" por la calificadora de riesgo Standard & Poor's, algo que el país rechaza porque afirma que "pagó" su deuda reestructurada y que lo que hay es "un conflicto inédito".

Daniel Pollack, nombrado por el juez estadounidense Thomas Griesa para mediar en la disputa que Argentina mantiene con los "fondos buitre", confirmó que no se llegó a un acuerdo y que el país entrará "inminentemente" en "default" o suspensión de pagos.

El comunicado de Pollack fue emitido en el mismo momento en el que el ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, negaba en una conferencia de prensa que el país estuviera en default.

"Argentina pagó", aseguró el ministro, haciendo referencia a la deuda reestructurada, y solicitó al juez Griesa que permita que esos bonistas cobren porque son los que tienen que recibir ese dinero. Griesa frenó el pago del vencimiento de la deuda reestructurada a fines de junio pero no embargó ese dinero depositado como pidieron los "fondos buitres", que reclaman cobrar USD 1 330 millones, sin quitas, en un solo pago y en efectivo, como sentenció el juez. Los "fondos buitre" litigaron en la Justicia de Nueva York para cobrar el 100 por ciento del valor de los bonos que compraron a mucho menor costo, en torno al 20 o 30 por ciento, según los especialistas.

"Argentina pagó (su deuda reestructurada), tiene plata y va a estar pagando los próximos vencimientos", enfatizó Kicillof.

"Tiene que dejar que los pagos terminen de cursarse y sean cobrados por los bonistas", solicitó y lamentó que "se ha presentado un impedimento insólito para que cobren los bonistas".

"Ese dinero que se depositó, si fuera un default, no estaría ahí, porque un default es consecuencia de insolvencia", volvió a insistir y apuntó contra el juez Griesa: "Este es un problema que carga sobre las espaldas". Pollack emitió un duro comunicado tras la reunión de hoy en Nueva York con la delegación del gobierno argentino, encabezada por Kicillof, y los "fondos buitre".

"Lamentablemente no se ha llegado a un acuerdo y la República de Argentina estará inminentemente en 'default'", aseguró el mediador, que recordó que hoy expiraba el plazo que tenía Argentina para pagar "cientos de millones de dólares de intereses" a parte del 92,4 por ciento de los bonistas que habían aceptado el canje de la deuda en 2005 y 2010.

"Argentina no cumplió estas condiciones y, como resultado, entrará en suspensión de pagos", señaló Pollack. "El 'default' no es una mera condición 'técnica', sino más bien un evento real y doloroso que hará daño real a la gente, incluidos todos los argentinos, los tenedores de bonos que aceptaron el canje de deuda (que no recibirán sus intereses) y los tenedores de bonos que no aceptaron el canje de deuda (que no recibirán el pago de la sentencia que lograron en Corte)", añadió el mediador, a quien el ministro de Economía acusó de que parece "favorecer a una de las partes". Las consecuencias totales de la suspensión de pagos "no se pueden predecir, pero ciertamente no serán positivas", añadió Pollack, que consideró que el caso de la deuda argentina ha sido "muy difundido y politizado durante muchas semanas".

Como mediador "neutral" en la disputa entre el gobierno argentino y los "fondos buitres", el abogado dijo que le queda claro que "las leyes de Estados Unidos deben ser obedecidas por todas las partes". En ese sentido, sostuvo que dos tribunales estadounidenses sentenciaron que la Argentina "no puede legalmente pagar los interes a los bonistas que entraron en el canje de deuda a menos que haga simultáneamente los pagos correspondientes a los bonistas que no aceptaron el canje de deuda".

El mediador también señaló que durante cinco semanas intentó "incesantemente" que el gobierno argentino y los llamados "fondos buitre" llegaran a un acuerdo que permitiera el pago de los intereses adeudados y evitara la suspensión de pagos. "No es mi papel o mi intención encontrar fallos en ninguno de los bandos", dijo Pollack, quién se mostró "disponible para las partes para ayudarles a encontrar una resolución a la que ellos deben llegar en el interés de todas las partes afectadas". El mediador añadió que "el default no puede mantenerse en esa condición de manera permanente porque la República Argentina y los bonistas, tanto los que aceptaron la restructuración de la deuda como los que no, sufrirán un daño cada vez más grave y el ciudadano argentino ordinario será la víctima real y definitiva".

Horas antes, Standard & Poor's había declarado que la deuda de la Argentina estaba en "default o incumplimiento selectivo" (categoría SD). Se espera que mañana el resto de las agencias de calificación de riesgo obren de la misma manera. El ministro de Economía de Argentina afirmó que las propuestas realizadas por Argentina a los "fondos buitre" en los dos últimos días fueron rechazadas. Kicillof dijo que se ofreció pagar por el importe negociado en los canjes de 2005 y 2010, y que supondría un 300 por ciento de beneficio para los "fondos buitre".

El ministro explicó que "no se puede pagarles más que lo que se les paga a los bonistas que aceptaron los canjes", ya que "la ley dice que no podemos hacer ofertas mayores a las de 2005-2010" debido a que "todo el resto puede reclamar lo mismo en virtud de la cláusula RUFO". Ante esta situación, confusa para diversos analistas, supondría varios e impredecibles escenarios, tales como una nueva renegociación del total de la deuda.

Preguntado sobre la posibilidad de que los bancos privados hagan una oferta a los "fondos buitre", Kicillof dijo que no le extrañaría que pudiera ocurrir porque "se generó un problema entre privados" y "no se pueden descartar soluciones entre terceros". Esto es en relación a la oferta que podrían realizar un grupo de bancos privado de la Argentina, que consistiría en una garantía o pago a los "fondos buitre" a condición de que cedieran en su postura y se destrabe la situación actual.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)