22 de June de 2009 00:00

‘Los árbitros somos incomprendidos’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Fabián Alarcón V.  Quito

Hay futbolistas que denuncian que árbitros como Tomás Alarcón, Alfredo Intriago y Mauricio Reinoso entran prejuiciados y los amenazan con expulsar...



HOJA DE VIDA

Roger Zambrano
Datos personales.  Nació el 9 de noviembre de 1961 en Flavio Alfaro, provincia de Manabí.
Recorrido. Pitó hasta los 38 años de edad. Dirigió una Copa América, en la Copa de Oro y eliminatorias.
Su cargo actual. Es Presidente de la Comisión Técnica de la Comisión de Arbitraje, desde hace 4 años.Esas son excusas de los jugadores. Los árbitros no tienen que entrar prejuiciados. Es algo que sí hemos conversado. Las reglas deben aplicarse para todos por igual. Obviamente, dentro de la planificación antes del partido, se analizan los jugadores conflictivos, los que ayudan al  desarrollo del cotejo, el comportamiento de   los técnicos; se analiza hasta si el equipo es local o visitante, por precaución. Esas observaciones no creo que  sean un prejuicio.

¿Los árbitros llegan a resistir las presiones de los directivos y los futbolistas?

Hay  presión normal, no de directivos. Procuramos que los árbitros se preparen psicológicamente para que no sientan la presión de los medios, de los hinchas, de los jugadores… para que puedan realizar bien su trabajo.

¿Cómo se justifica que el año pasado, hasta la fecha 16, se sacaron 454 tarjetas y que este año, en los mismos partidos, se hayan mostrado 505?

Simplemente porque están aplicando el reglamento. Además, este año la competencia es más pareja entre los equipos y eso también influye en la forma de jugar de los futbolistas. No digo que hay mala intención en ellos, pero sí que entran con más fuerza.

¿Cuál es la mejor manera de que un árbitro demuestre  imparcialidad?



Sería ideal tener un fútbol profesional con árbitros profesionales, que se dediquen a esta carrera. Los salarios no son suficientes para mantener una familia .Somos una clase incomprendida en el fútbol nacional. El árbitro debe ser  hombre disciplinado, preparado física y mentalmente para incurrir lo menos posible en errores. Incluso, cuenta la preparación en la vida privada. Todo réferi debe planificar un partido para obtener resultados positivos.

Se reconoce que los árbitros se equivocan por ser humanos. Pero por esta condición se puede tener sentimientos en contra de un club, directivo o jugador y mostrarlo al dirigir...

Los árbitros reaccionamos por estímulos externos. Somos seres humanos susceptibles. A veces cometemos errores al dar declaraciones públicas en contra de alguien, pero generadas por opiniones en contra de los jueces. Se da solo ante los medios y no en la cancha. Todo el mundo nos critica, pero nadie nos entiende. Somos como una especie rara.

Un axioma futbolero dice que un buen arbitraje es aquel en el que no mencionan al réferi… pero usualmente son el centro de atención. ¿Por qué es eso?

Cuando no se nombra al árbitro es porque ha hecho buen trabajo. Por eso, también creo que cuando tuvo aciertos, de igual manera se lo debe felicitar y realzar para estimularlo. A los árbitros    siempre le ven lo negativo.

Pero reconoce que también existen árbitros que buscan ser protagonistas…

No diría protagonistas. Son distintas formas de dirigir. Cada árbitro es diferente en su forma de ser. Algunos son pasivos, otros apurados y otros equilibrados. Eso se muestra en su forma de correr, de exhibir una tarjeta… Es relativo, porque depende del carácter de cada juez. Al final, importa que apliquen bien las 17 reglas de juego.

Así, se justifica por ejemplo que Tomás Alarcón muestre tantas amarillas, 57 este año y 84 en 2008 en 16 fechas...

Es que Tomás Alarcón es el árbitro que más ha pitado en el campeonato. Su trabajo ha sido regular.

En cambio, Mauricio Reinoso es uno de los más cuestionado por los directivos y jugadores...

En el partido entre Espoli y Emelec (sábado 9 de mayo, en Latacunga) tuvo un desempeño regular. Aunque, a  decir verdad, hasta el momento no ha tenido un buen año.

En Ecuador, ¿el arbitraje es un ‘hobby’ o una profesión?

En Ecuador el arbitraje no es profesional. Los futbolistas, los periodistas… el resto son profesionales. Los réferis dependen de otras actividades para  subsistir. Sería ideal tener un fútbol     con árbitros profesionales, que se dediquen solo a esta carrera. Aquí, el término profesional está entre paréntesis porque  los salarios no son suficientes para mantener una familia (NDLR: los promedios son de USD 500 por partido, en la Serie A).

¿Ustedes han hecho alguna propuesta  como Comisión de Arbitraje  ante la Ecuafútbol  para mejorar su  estatus?

En España los árbitros se retiran y siguen recibiendo remuneración. Aquí, el juez se retira y lo olvidan. En otros países, las federaciones velan por los gastos del réferi en su vida activa y cuando se jubilan. En el país, la Ecuafútbol cubre los salarios, y los clubes pagan los viáticos. Pero el día que nos retiramos, con 45 años, nadie se acuerda de nosotros económicamente.
El presidente (Luis) Chiriboga (de la FEF) está de acuerdo con la propuesta de mejorar la actividad de los árbitros, pero se requieren muchos recursos económicos.

¿Por qué  los árbitros ecuatorianos no dirigen  cotejos claves, como un Brasil-Argentina o una final regional? Esto, pese a que la Conmebol dice que atraviesan un buen momento.

Son procesos. Ecuador tiene un bajo nivel  del arbitraje en Sudamérica. Por eso estamos sacando nuevos valores. Hace cinco años lo iniciamos y se ven los resultados con Carlos Vera, quien hoy es llamado   por la Conmebol para la Libertadores y  las eliminatorias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)