3 de February de 2015 21:13

Los aranceles preocupan a los ferreteros

En la ferretería El Inca aseguran que no han enfrentado aumentos de precios de ítems importados por el momento. Foto. Isabel Valarezo / El Comercio.

En la ferretería El Inca aseguran que no han enfrentado aumentos de precios de ítems importados por el momento. Foto. Isabel Valarezo / El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 6
Carolina Enríquez
Redactora (I)
negocios@elcomercio.com

Diverso impacto ha generado en los costos de productos de ferretería y construcción el alza de aranceles y establecimiento de salvaguardias para partidas de importación.

En enero de este año entró en vigencia la resolución 50 del Comité de Comercio Exterior (Comex), a través de la cual se estableció una salvaguardia cambiaria del 21% y 7% para las importaciones colombianas y peruanas, en su orden. A la par, se aumentaron los aranceles para 588 partidas, vinculadas con tecnología, máquinas, materiales, entre otros.

En la Ferretería del Grupo Romero Bonilla, ubicada en la avenida 10 de Agosto, en el centro de Quito, estas medidas generaron un alza de precios, principalmente en artículos como interruptores, plafones (para tapar focos), canaletas (elementos para atravesar cables), entre otros. El material eléctrico tuvo un alza del 15%, aproximadamente.

Danilo Salguero, encargado del sitio, explicó que hasta el año pasado un interruptor costaba USD 2,35 y ahora 2,80; mientras que los plafones pasaron de USD 1,30 a 1,70. Conforme realiza pedidos de nuevos productos importados, descubre precios diferentes.

La alternativa a esto sería la compra de materiales ecuatorianos, pero el comerciante asegura que apenas están apareciendo empresas que se dedican a la elaboración de estos productos y que no van a difundirse en el mercado de una manera demasiado rápida.

Hermel Flores, presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción, concuerda con esto último y asegura que las medidas fijadas podrían incentivar a que los empresarios nacionales vean como un negocio atractivo la fabricación de materiales y equipos.

El directivo gremial indicó que, al momento, en el sector no se ha sentido ningún impacto por precios. “La fijación de aranceles y tarifas por importación para maquinarias no genera muchos problemas debido a que en el país la mayoría de las empresas están plenamente equipadas. En cuanto a la compra de materiales menores, la afectación podría ser mínima”.

Los que tendrían que asumir los nuevos costos, al realizarse importaciones con los nuevos porcentajes de pago, serían las empresas u obreros que apenas se están equipando, o las personas naturales que están construyendo inmuebles.

En negocios como la Ferretería El Inca, en el norte de Quito, tampoco han enfrentado incrementos de precios debido a que no han hecho importaciones. “Nos abastecimos de producto antes que terminara el año anterior”, indicó María Dolores Mora, propietaria del sitio.

Ella sabe que en el caso de todos los productos importados hay una variación de costos de entre 6% y 7%. En el caso de aquellos dentro de la Resolución 51 se incluyen cinceles, herramientas para tornillos, herramientas para albañilería...

Los montos pagados

Un total de USD 14,1 millones recaudó la Aduana por concepto de cobro de salvaguardia cambiaria a Colombia y Perú. Así lo informó la entidad en un comunicado remitido ayer. Del total recaudado, el 82% pertenece a productos de Colombia y el 18% a productos de Perú.

También se indicó que la medida no generó una reducción de las compras a esos países. Incluso, las importaciones a Colombia y Perú aumentaron en 7% y 9%, respectivamente.

De aquellos países se importa vehículos de carga, alimentos para animales, medicamentos, refrigeradores y congeladores, jabones, detergentes, etc.

Ferreteros.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)