8 de marzo de 2015 20:30

Arancel del 45% para alimentos importados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1946
Triste 66
Indiferente 22
Sorprendido 46
Contento 234
Redacciones Negocios y
Guayaquil (I)

Cebolla paiteña, carnes congeladas, arroz, lácteos, embutidos, confites, caramelos, frutas secas y frescas y otros alimentos importados incrementarán su precio para el consumidor.

Desde el próximo miércoles (11 de marzo) empezará a regir la salvaguardia por balanza de pagos para estos y otros productos de consumo y materias primas, que va del 5 al 45%. La medida, con la que el Gobierno busca reducir las importaciones para frenar la salida de divisas, impacta al 32% de las importaciones.

Este es un tributo adicional que se aplica sobre el arancel que ya tiene los bienes importados, una especie de sobretasa que durará 15 meses.

sobretasas

La medida impacta en 461 partidas relacionadas con alimentos, que pagarán la máxima tasa, del 45%, según el listado publicado el sábado en la noche por el Comex.

Los enlatados importados ocupan la última percha en el local de abastos de propiedad de Jaime Molina.

En esta semana tiene planificado adquirir más productos en el mercado mayorista.

Sin embargo, este comerciante, cuyo local se ubica en un mercado de Guayaquil, no estaba al tanto del alza de aranceles a bienes importados.

“Hay algunas cosas que han subido de precio, pero el comerciante minorista no es el culpable de lo que está sucediendo. Sin embargo, nosotros damos el pecho a las balas, porque el cliente nos reclama directamente”, asegura.

Olga Rea, propietaria de otro local de la zona, dice que ciertos enlatados aumentaron de precio las últimas semanas. “Algunos subieron en USD 0,25 y 0,30. Es uno de los productos básicos (…) Si suben mucho se pueden afectar las ventas”.

Byron Lema es propietario de un local en el mercado Iñaquito, al norte de la capital, donde comercializa licores, confites, enlatados y otros productos importados.

En los últimos cinco años ha experimentado pérdidas por el aumento de impuestos y aranceles. Por eso piensa cambiar de negocio y abrir un restaurante o un cafenet.

Algunas frutas de importación también son parte de la lista que publicó el Comex. Manuela Bayas, dueña de un puesto de estos productos en Guayaquil, explica que gran parte de las manzanas y peras que vende provienen de Chile.

Desde inicios de año sus precios bajaron. Una caja de 150 unidades pasó de USD 40 a 20. “Individualmente las vendemos en USD 0,20”. Bayas hoy teme que suban de precio y se afecten las ventas.

La importación de las frutas incluidas en la medida sumó USD 138,2 millones en el 2014, según datos del Banco Central.
Para comerciantes como Pilar Arcos, que expende estas frutas en un espacio del Mercado de Iñaquito, la norma le plantea un verdadero “reto”.

En la actualidad ella vende una caja de naranjas americanas de 88 unidades en USD 22. “Los clientes siempre van a demandar el producto más barato. Lo bueno es que esta fruta es de temporada”, señala.

Otros productos incluidos en la medida comercial son carne fresca y refrigerada bovina, porcina, ovina, ciertos filetes de pescado y salmón.

Daniel Suquillo, propietario de un negocio de carnes en el norte de Quito, comercializa 13 insumos importados.
La carne de cerdo que vende es de Perú, cuyo precio ya subió 20% este año, dijo.

Teresa Martínez, quien se dedica desde hace 10 años a vender productos gourmet, señala que cerca del 90% de los productos de su local, ubicado al norte de Quito, son importados y eso es lo que caracteriza su negocio. “Las personas siempre comprarán lo económico. Incluso ahora la gente viaja y trae productos y eso ha bajado mis ventas”, indica.

Ella expende caramelos, bombones y otros confites contemplados en la medida arancelaria. El país importó USD 24,6 millones el año pasado en este tipo de productos.

Además de los alimentos, la medida arancelaria contempla productos como ropa, televisores, llantas, alfombras, motos, licores, entre otros.

En el caso de licores se trata de la segunda medida gubernamental que enfrenta este año.

En enero, mediante reforma tributaria, se cambió la fórmula para el pago del Impuesto a los Consumos Especiales (ICE).Esto significará para el sector un incremento al precio del producto de hasta el 400%, según Felipe Cordovez, presidente de la Asociación de Importadores de Licores.

Los incrementos a estas bebidas todavía no se han hecho sentir porque los importadores están agotando producto en bodega y porque el cálculo planteado por el Servicio de Rentas Internas (SRI) aún genera dudas y el sector está en proceso de consultas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (167)
No (29)