18 de septiembre de 2015 09:20

Apretadísimo final de campaña en Grecia

Una empleada municipal instala una cabina de votación en un colegio electoral en Atenas, Grecia. Foto: Yannis Kolesidis / EFE

- Una empleada municipal instala una cabina de votación en un colegio electoral en Atenas, Grecia. Foto: Yannis Kolesidis / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La campaña electoral griega concluye este viernes, 18 de septiembre de 2015, con el acto final de Alexis Tsipras, que busca arañar votos entre los indecisos, 48 horas antes de unos comicios muy apretados en los que la oposición de derecha podría dar la sorpresa.

"Es la primera vez que me siento incapaz hasta este punto de hacer una estimación. La escena política griega está como una caldera hirviendo", dijo a la AFP Pasjos Mandravelis, columnista del diario conservador Kathimerini.

Los simpatizantes del partido izquierdista Syriza están convocados por la tarde en la plaza Syntagma para arropar a su líder, en un acto en el que estará también el secretario general del partido español Podemos, Pablo Iglesias.

El jueves fue el turno del conservador Evangelos Meimarakis, líder de Nueva Democracia, quien en su mitin retó de nuevo a Tsipras a aceptar su oferta de formar un gran gobierno de coalición, algo a lo que el interesado se niega en redondo.

Para Tsipras, todo ha cambiado desde que llegara al poder en las legislativas del 25 de enero.

Si entonces ganó con la promesa de poner fin a cinco años de crisis y austeridad, ahora concurre tras haber aceptado el 13 de julio un tercer plan internacional de rescate de 86 000 millones de euros a lo largo de tres años, condicionado a una serie de ajustes fiscales, reformas y privatizaciones que ha prometido cumplir si gana, al igual que Meimarakis.

Tsipras no ha dejado de defender su decisión, alegando que no tenía mandato para sacar al país del euro, una amenaza muy real en ese momento.

Este viernes, el político de 41 años dijo a la televisión Antenna TV que "apretará la cuerda" en sus negociaciones con los acreedores de la UE para que se le alivie la deuda pública al país, que con el nuevo rescate ascenderá al 200% del PIB.

Igualmente dijo en otra entrevista al diario Ta Nea que "el programa acordado está abierto en muchos puntos, por lo que está en nosotros el ajustarlo de forma que se proteja a la mayoría social".

El giro del 13 de julio le costó no obstante a Tsipras una disidencia en su partido, razón por la cual decidió dimitir el 20 de agosto y forzar unas legislativas anticipadas con las que recobrar impulso político.

Los disidentes están ahora organizados en la formación Unidad Popular, que milita por salir del euro, y reivindica la victoria del "no" en el referendo del 5 de julio a las condiciones planteadas entonces por los acreedores para seguir financiando al país.

Los sondeos, muy ajustados

Los institutos de sondeos colocan codo a codo a Syriza y a Nueva Democracia, y estiman a los indecisos en un 10%, por lo que todas las opciones están abiertas. La ley electoral griega da un bonus de 50 diputados al partido más votado, lo que significa que éste tendrá la sartén por el mango a la hora de formar gobierno.

De los cinco sondeos publicados en la prensa local desde el jueves, dos le daban ventaja a Syriza y otros dos colocaban por delante a Nueva Democracia. Según el quinto, las dos formaciones estaban empatadas con un 28% de votos.

El tercer lugar se lo disputarán los socialistas del PASOK, los comunistas del KKE, los centristas de To Potami y los neonazis de Amanecer Dorado. Estos últimos esperan capitalizar la preocupación por la llegada incesante de refugiados, principalmente sirios y afganos, que transitan por Grecia camino de Europa occidental.

En busca de una coalición

Con los dos principales partidos lejos de la mayoría absoluta, fijada en torno al 37%, To Potami podría tener la llave de gobierno.

En una entrevista a la AFP , el candidato a diputado Haris Theoharis, de To Potami, dio a entender que su partido está dispuesto a colaborar con el más votado, y que la prioridad es tener un gobierno fuerte y estable y "no ir de nuevo a unas elecciones" a corto plazo.

To Potami, explicó, tratará de "influir al gobierno hacia una dirección progresista, antiideológica", que termine con el clientelismo y se centre en aplicar las condiciones del tercer rescate, para no perder más tiempo en la salida de la crisis.

Los comicios del domingo, tercera cita electoral del año en Grecia, tendrán lugar cuando sigue vigente, aunque suavizado, el control de capitales instaurado a fines de junio, una semana antes del referendo del 5 de julio, para proteger el sistema financiero griego.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)