23 de January de 2010 00:00

El apoyo a Pesántez fue ratificado

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial

Los funcionarios del Ministerio Público ratificaron ayer el contenido del remitido de prensa que se publicó el martes, sobre la muerte de Natalia Emme, de 26 años.

La directora nacional de Actuación y Gestión Procesal de la Fiscalía, Elsa Moreno, dijo que Aliz Borja, esposa  del fiscal Washington Pesántez, no manejaba el vehículo de la Fiscalía que arrolló el 14 de enero a Natalia.

“Hablo por los 2 500 empleados de la Fiscalía”, puntualizó ayer  Moreno. “En el remitido no se adelanta criterios sino se apela a la presunción constitucional de inocencia de las personas”. Además, agregó, los fiscales que suscribieron el documento “nunca conocerán el caso porque están en otra jurisdicción”.

Pero la primera rúbrica que aparece en el remitido es la del fiscal de Pichincha, Marco Freire, quien sí podría conocer la causa si el proceso pasa a una instancia superior. Él reconoció  ayer ser amigo personal de Aliz  Borja.

“Yo soy responsable de mis decisiones”, rebatió  Freire. “Pregunte a cualquier fiscal si yo lo he presionado por el caso. Todos los funcionarios ejercen su trabajo con independencia”.

Sin embargo, su  participación  en el remitido incluso  fue cuestionada por  Víctor H. Cevallos, abogado de la esposa del fiscal Pesántez. Él la calificó de “inoportuna” y solicitó a los funcionarios del Ministerio Público dejar que  el caso siga su curso. “Públicamente pido a los fiscales mantenerse alejados sin hacer mayor comentario”.

Para Antonio Gagliardo, fiscal de Guayas,  la suscripción del remitido responde a un apoyo “lógico” a un compañero de la misma institución. “Nadie nos puede impedir respaldar a un hombre que ha demostrado al país  seriedad. En sus empresas si alguien tiene un problema lo apoyan”.

Debemos tener en cuenta, agregó,  que el Fiscal ha luchado contra personas poderosas, como narcotraficantes, que quieren hacerle daño a él y a su familia.

El fiscal Gagliardo, quien viajó ayer  desde Guayaquil a Quito, para participar en una rueda de prensa sobre el tema con Moreno, arremetió también contra las asambleístas  Rosana Alvarado y María Paula Romo, de País.

Dijo que ellas se tomaron el nombre de su movimiento para atacar al fiscal Pesántez. “Sus  venganzas personales quieren trasladarlas a toda la institución”.

A Rosana Alvarado no le sorprenden las acusaciones, pues dice que la Fiscalía se ha especializado en la descalificación  de las personas que son críticas con la institución. “Es vergonzoso que los funcionarios actúen como súbditos del Fiscal General”.

Además, “con qué criterio moral pueden hablar de un fiscal (Pesántez) que en el caso Filanbanco impidió la captura de los hermanos Isaías y Juan Franco (ver nota compartida)”.

Alvarado considera que el Consejo de la Judicatura debería revisar la actuación de los fiscales que apoyan al titular del Ministerio Público. Pero Marco Freire dice que ese organismo no tiene competencia para hacerlo.

“La Judicatura solo puede sancionar cuando sea electa oficialmente y entre en vigencia el nuevo Código Orgánico de la Función Judicial”.

Esto significa que la única autoridad que puede dictar una sanción es el propio fiscal general, Washington Pesántez, y que él deberá juzgar si fue una falta disciplinaria el remitido de prensa. 

Para la directora nacional de la Fiscalía, Elsa Moreno, no cabe sanción, pues el documento se hizo con base al parte policial que se elaboró luego del accidente.

Allí se establece que quien conducía el Vitara que atropelló a Natalia era el policía Wilson Velasteguí. “La publicación la pagamos con el dinero de nuestra asociación y no con los fondos del Estado. No hemos tergiversado, manipulado, peor inventado los hechos que son los que están descritos en el mencionado parte”.

Pero sí hay elementos que no concuerdan. Por ejemplo, en el parte no se dice que Natalia “cruzó distraída e intempestivamente la avenida por una zona no permitida al paso de peatones sin tomar las debidas precauciones”, como reza en el remitido.

Tampoco que un individuo de nacionalidad cubana, acompañado de otro sujeto colombiano, uno de los cuales registraría antecedentes penales, irresponsablemente empezó a instigar a los curiosos lanzando gritos”. Para este lunes, la familia de Natalia organizará una marcha para demandar independencia en el proceso y la renuncia del fiscal Washington Pesántez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)