18 de enero de 2016 00:00

Una aplicación móvil para el control ciudadano en las elecciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 17
Ana María Carvajal
amcarvajal@elcomercio.com (I)

La igualdad de condiciones y la transparencia en las elecciones del 2017 son los objetivos por los que el Observatorio Ciudadano Electoral diseñó una aplicación que servirá para dar seguimiento de posibles irregularidades durante el proceso para los comicios presidenciales y legislativos.

La aplicación móvil Ojo con tu voto servirá para que los ciudadanos envíen información sobre presuntas irregularidades. Captura de la presentación de la aplicación

La aplicación móvil Ojo con tu voto servirá para que los ciudadanos envíen información sobre presuntas irregularidades. Captura de la presentación de la aplicación

El 25 de enero próximo, esta organización presentará su proyecto Ojo con tu voto, que busca ejercer el derecho constitucional a la participación ciudadana y al control social.

La estrella del plan es una ‘app’ que contiene información levantada por el Observatorio y que fue diseñada y tecnológicamente creada por Corporación Kruger. Incluirá tutoriales, juegos y otros elementos interactivos para que los usuarios aprendan sobre la normativa y así puedan denunciar posibles irregularidades.

El objetivo, según Fausto Camacho, miembro del Observatorio, es reclutar a alrededor de 42 000 voluntarios, a razón de uno por cada junta receptora del voto. La idea es formar una comunidad virtual, a través de las 25 redes sociales que se usan en el país, siendo las más populares Facebook y Twitter.

Camacho afirma que la información que los usuarios envíen, denunciando uso de fondos públicos en campaña, entrega de dádivas u otro tipo de problemas en las etapas preelectoral, electoral y poselectoral, se albergará en una nube y no dentro de un servidor en el país. Esta será replicada a través de esas mismas redes, luego de ser procesada por los administradores.
El objetivo es que los usuarios realicen control social efectivo y en tiempo real, para que este no sea solo crítico, sino también propositivo.

La implementación de esta plataforma cuesta USD 3,9 millones y, según Camacho, se financiará a través de la construcción de un conglomerado que se llamará Compromiso Cívico para el Control Electoral, compuesto por movimientos políticos, sociales, cooperación internacional...

El exalcalde de Quito, Paco Moncayo se sumó y considera evidente que el Estado se ha desinstitucionalizado y que todos los poderes están concentrados en el Ejecutivo. “La actual autoridad electoral no genera la confianza que debería en los ecuatorianos y los sectores políticos”.

Para Moncayo, es fundamental tener elecciones limpias, con electores informados y que la sociedad civil sea actor principal. Dice que este sistema paralelo es un termómetro para evitar posibles desviaciones. “Solo si la sociedad civil se organiza y nos vigila mientras estamos en las funciones para las que nos elige, se puede lograr un país mejor”.

Según Camacho, se ha invitado a todos los movimientos y partidos políticos del país, pero Patricio Zambrano, presidente del Partido Socialista Ecuatoriano (PSE) y Xavier Serrano, de la comisión electoral de Alianza País (AP), afirman que todavía no han recibido información sobre el proyecto ni una invitación para sumarse.

Serrano afirma que AP está abierto a cualquier tipo de propuesta novedosa, pero que se emitirá un criterio cuando la conozcan a fondo. El movimiento, dice, cree en la participación y cualquier espacio es básico, importante y vital”.

Zambrano dijo que al PSE “nunca” le invitan a nada, “ni para debates ni para propuestas”. Sin embargo afirma que la organización política que dirige desde diciembre pasado, estaría de acuerdo en participar “siempre y cuando nos inviten, caso contrario no podemos hacerlo”.

La Corporación Participación Ciudadana realiza veeduría electoral desde hace 12 años. Ruth Hidalgo, miembro de la organización, afirma que todavía no han recibido invitación para apoyar esta propuesta, pero que es importante que haya varias iniciativas ciudadanas y no partidistas para observar al Consejo Nacional Electoral y así contribuir a lograr elecciones transparentes.

Hidalgo afirma que la Corporación se cuida de usar redes sociales como insumo, porque pueden ser armas de doble giro. “Si bien el ciudadano tiene la voluntad de contribuir, muchas veces puede generar sobre la base de información no confirmada datos que pueden llevar a una tergiversación”.

Hay otras propuestas de veedurías, como las que hicieron en diciembre dos grupos de organizaciones (uno afín al Gobierno y otro de oposición), en el Consejo Nacional Electoral. Su presidente, Juan Pablo Pozo, dijo que en la segunda o tercera semanas de enero se definirían los detalles para el mecanismo de trabajo con estos.

En contexto
El 13 de abril del 2015 se constituyó el Observatorio Ciudadano Electoral. Su objetivo es hacer un contrapeso y vigilar en trabajo del Consejo Nacional Electoral, el Tribunal Contencioso Electoral y el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)