22 de febrero de 2017 01:08

Anuncio del Consejo Electoral ayudó a bajar la tensión en las calles de Quito

Ciudadanos y líderes políticos celebraron ayer en Quito, tras enterarse que se realizará una segunda vuelta electoral para elegir Presidente y Vicepresidente. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Ciudadanos y líderes políticos celebraron ayer en Quito, tras enterarse que se realizará una segunda vuelta electoral para elegir Presidente y Vicepresidente. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 62
Triste 7
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 86
Varias Redacciones (I)  
[email protected]

La tendencia de los resultados electorales estaba “claramente establecida” ayer, 21 de febrero, respecto de la elección de Presidente y Vicepresidente. Lo confirmó el titular del Consejo Nacional Electoral (CNE), Juan Pablo Pozo.

En esa línea, Lenín Moreno, de Alianza País, y Guillermo Lasso, del movimiento Creo, disputarán la segunda vuelta electoral. En el calendario electoral está establecido el 2 de abril para ese evento.

La intervención del CNE, que fue transmitida en cadena nacional, apaciguó los ánimos de ciudadanos, políticos y ac­tivistas que estuvieron fuera de las delegaciones del CNE en Quito y en Guayaquil.

Ellos empezaron a llegar desde el domingo en la noche. Luego de que se divulgara un alto porcentaje de resultados oficiales de los comicios presidenciales, la información empezó a fluir más lentamente. Exigían a la autoridad electoral cele­ridad para conocer los resultados finales. 

Hasta las 21:45, con el 97,3% de actas escrutadas, Lasso, quien había pedido defender los votos para ir a una segunda vuelta, tenía el 28,23%, mientras que Moreno lograba el 39,32%. El candidato del oficialismo no alcanzaba el umbral del 40% de votos válidos, para ganar en primera vuelta.

Entonces se produjo la respuesta de Pozo a una pregunta sobre si era posible un cambio de tendencia, con menos del 5% de votos por contar.

Entonces repitió que estaba “claramente establecida”.
Por la apretada diferencia del binomio oficialista en relación con el 40%, el Consejo Electoral decidió suspender el conteo rápido de votos, que se aplicó el domingo, en los comicios generales. A través de este se esperaba conocer los resultados preliminares alrededor de las 20:00 de ese día.

Los ciudadanos piden celeridad en el proceso de escrutinio. Foto: captura


Sin embargo, Pozo explicó que hubiera sido “irresponsable” y que, por eso, se tomarían en cuenta los datos oficiales que -según él- se han publicado más rápido que en procesos anteriores.
“Nunca se había entregado resultados oficiales con cerca del 80%, en el mismo día de las elecciones”.

Estas decisiones originaron incomodidad en los actores políticos y la población. Entonces se produjeron las convocatorias para hacer vigilia. Las personas respondieron, además de en Quito y en Guayaquil, en urbes como Riobamba, Ambato, Azogues y Cuenca.

Conforme iba aumentando la presencia de personas, gremios como el Comité Empresarial, autoridades como los alcaldes de Quito y Guayaquil, Mauricio Rodas y Jaime Nebot, dieron su respaldo a las movilizaciones. Se sumó la Conferencia Episcopal pidiendo celeridad en la publicación de datos electorales.

Pero con el anuncio de ayer, los puntos de concentración de protesta se convirtieron en centros de celebración de las personas y de la organización de Guillermo Lasso.

Andrés Páez, vicepresidenciable de Creo, festejó en Quito. Junto a él se vio a los asambleístas Patricio Donoso y al vicealcalde de Quito, Eduardo del Pozo. Llegaron a los exteriores del Consejo Nacional Electoral, que hasta ayer se encontraba sitiado. Incluso llegaron ciudadanos de otras provincias. Hasta las 21:30 aún se veía en la avenida 6 de Diciembre, en el norte de la capital, a los manifestantes.

La Policía formó un círculo de seguridad para evitar que se produjeran inconvenientes. Cantaron el Himno Nacional, el de Quito y pidieron a sus simpatizantes que no descuidasen el control social, porque aún estaba pendiente conocer cómo quedaría conformada la Asamblea Nacional.

Horas antes, en Guayaquil, los presidentes de las Federaciones de Comercio, Industrias, Pesca y Construcción habían leído un comunicado de seis puntos, donde se recogía la posición del sector empresarial.

Rechazaron cualquier tipo de influencia política en el accionar del Consejo Nacional Electoral y se pidió a los empresarios que dejaran en libertad a sus empleados para que a las 16:00 acudiesen a los exteriores de la Junta Electoral del CNE en Guayas, para sumarse a las movilizaciones.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, también convocó ayer a los representantes de fuerzas gremiales, sociales, empresariales y académicos para organizar una “gran marcha para exigir una segunda vuelta electoral”. Durante la reunión se fijó la fecha para el próximo 8 de marzo.

En una cadena, anoche, Pozo señaló que restaban cuatro provincias por escrutar y que con la totalidad se proclamará los resultados.

Reacción del Presidente

El presidente Rafael Correa también se pronunció ayer, luego de la transmisión y balance de los escrutinios que hizo el CNE a mediodía.

En su cuenta de Twitter dijo que si alguien debiera hablar de fraude debería ser Alianza País. Esto porque los cuatro ‘exit poll’ que se hicieron el día de las elecciones, excepto el de Cedatos, daban por ganador en primera vuelta electoral a Lenín Moreno.

“Incluso con el margen de error estadístico de Cedatos, también superamos el 40%. Ya han cerrado 18 provincias (100% escrutado), pero sospechosamente faltan Esmeraldas (80%), Guayas (80%), Los Ríos (98%), Manabí (89%), Morona (84%), Pichincha (95%)”.

Excepto Morona, comentó el Primer Mandatario, todas son provincias donde Alianza País gana y hasta barre, entre ellas las cuatro provincias más pobladas del país y, por tanto, con mayor número de electores.

De ahí que Correa se preguntó: “¿Casualidad o una mano chueca infiltrada en el CNE? Recuerden que esta clase de manipulación de la información también pasó en la consulta popular del 2011. Tanta violencia para impedir que se contaran los votos, ¿acaso es que saben algo que nosotros no? Nada está dicho”.

Poco después de la publicación de Correa, el candidato al Legislativo y ex ministro, José Serrano, acudió al hotel Marriott, para reunirse con el presidente del CNE. Allí presentó junto a Óscar Bonilla, secretario ejecutivo (E) de AP; una denuncia sobre supuestas irregularidades presentadas en el proceso electoral.

Y señaló que Pozo “no tiene ninguna potestad” para hacer declaraciones a partir de tendencias que generen opiniones que determinen si hay o no segunda vuelta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (27)
No (5)