16 de enero de 2015 07:33

Redada antiterrorista en Europa, Bélgica en estado de alerta

Agentes de policía forense recaban pruebas en el exterior de la vivienda de la calle Colline Street en Verviers, donde ayer tuvo lugar una operación antiterrorista contra presuntos yihadistas, en el este de Bélgica, hoy, 16 de enero de 2015. Foto: EFE

Agentes de policía forense recaban pruebas en el exterior de la vivienda de la calle Colline Street en Verviers, donde ayer tuvo lugar una operación antiterrorista contra presuntos yihadistas, en el este de Bélgica, hoy, 16 de enero de 2015. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Agencia AFP
Bruselas

Europa emprendió una ofensiva contra el yihadismo, con la muerte el jueves (15 de enero del 2015) de dos sospechosos en Bélgica y la detención este viernes de decenas más en este país, en Francia y en Alemania, una semana después de los atentados en París.

Esta ofensiva contra los sectores yihadistas aviva los temores en el Continente por los jóvenes que parten a zonas en conflicto, principalmente Siria e Iraq, para unirse a grupo radicales, entrenarse y combatir, y luego regresar a Europa para cometer ataques.

En Bélgica, que se encuentra en estado de alerta, las operaciones comenzaron el jueves por la tarde y continuaron hasta este viernes de madrugada.

En total, las autoridades llevaron a cabo 12 allanamientos y detuvieron a 13 personas, indicó este viernes el portavoz de la fiscalía federal Thierry Werts, en conferencia de prensa.

Dos personas más fueron detenidas en Francia, precisó, indicando que se dieron a la fuga hacia el país vecino cuando lanzaron las redadas el jueves por la tarde.

La mayoría de los allanamientos se desarrollaron en Bruselas y en Molenbeek, un barrio popular de la capital belga.

Una de las operaciones se llevó a cabo en Verviers, otrora ciudad industrial del este de Bélgica cerca de la frontera con Alemania. Terminó el jueves por la tarde con un saldo de dos sospechosos muertos y uno herido.

La policía se incautó de fusiles Kalashnikov, explosivos, armas cortas, municiones, celulares y material de radiocomunicación así como uniformes de policía.

Las autoridades tenían informaciones sobre un “atentado inminente” de gran escala por un grupo de personas, “algunas de las cuales regresaban de Siria”.

El portavoz de la fiscalía general belga precisó este viernes que “el grupo estaba a punto de cometer atentados terroristas. En particular planeaban matar a policías en la vía pública y en las comisarías” en toda Bélgica.

El gobierno del primer ministro belga, Charles Michel, elevó el nivel de alerta a 3 en una escala de 4.

“Es una cuestión de prudencia. La operación de ayer podría despertar a otras células”, aseguró el ministro de Interior, Jan Jambon.

Las autoridades ordenaron reforzar la vigilancia. En algunas ciudades los oficiales de policía fueron autorizados a regresar a sus domicilios con sus armas de servicio, y todo agente desplegado en la calle tiene la obligación de patrullar armado y con chaleco antibalas.

Las comisarías están cerradas y se pide a la población que sólo se dirija a ellas en caso de absoluta necesidad.

Las principales escuelas judías de Amberes (nortes) y de Bruselas cancelaron sus cursos para este viernes.

La Comisión Europea decidió reforzar la seguridad en su sede, en Bruselas, aunque precisó que era por precaución y que no había amenazas específicas.

Redada europea 
Europa está en alerta desde los ataques islamistas contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo, donde murieron 12 personas, entre ellas cinco dibujantes, y contra un supermercado judío del este de París, a los que se añade el asesinato a tiros de una agente de policía. En total murieron 17 personas, además de los tres autores de los atentados.

Las exequias de los fallecidos en Charlie Hebdo continuaban, y este viernes era el turno del director de la publicación, Charb.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, se encontraba en París, y fue con el presidente François Hollande a hacer una ofrenda floral en la sede de Charlie Hebdo y en el supermercado kósher donde Amédy Coulibaly mató a cuatro personas.

Estados Unidos fue duramente criticado en Francia por no haber enviado a un alto responsable a la histórica marcha de rechazo a estos ataques del domingo pasado.

En el marco de la investigación, la policía francesa detuvo este viernes en la región de París a 12 personas, según una fuente judicial.

Los detenidos, nueve hombres y tres mujeres, son sospechosos de “posible apoyo logístico” a los yihadistas, precisó la misma fuente.

En Alemania, la policía procedió a 11 allanamientos en el “movimiento islamista berlinés” y detuvo a dos ciudadanos turcos, indicó la policía, precisando que no tenía información de que los detenidos estuvieran preparando atentados en Alemania.

Según las autoridades alemanas, uno de los detenidos, un ciudadano turco de 41 años, dirige “un grupo de extremistas islamistas” que incluiría a ciudadanos turcos, rusos de origen checheno o del Daguestán. Este grupo planificaba “un acto violento grave en Siria”.

Vínculos con París
Thierry Werts descartó que las operaciones en Bélgica formasen parte de una operación europea, “es principalmente una operación belga” que comenzó “hace semanas”.

“La investigación continúa”, añadió sin indicar si toda la célula fue desmantelada, pero destacó “el hecho de que se procediera a arrestos importantes”.

El jueves la justicia belga indicó que intentaba determinar si existía alguna relación entre Amedy Coulibaly, uno de los tres autores de los ataques de París, y un presunto traficante de armas radicado en Bélgica.

El presunto traficante comparecerá el lunes ante un juzgado de instrucción. En un allanamiento, los investigadores encontraron en su domicilio documentos relativos a la venta de un vehículo de la compañera de Coulibaly, y también otros relacionados con una negociación sobre armas y municiones con el atacante francés.

La justicia española también ha abierto una investigación preliminar para esclarecer la estancia de Coulibaly en Madrid con su compañera días antes del ataque en París.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)