3 de April de 2010 00:00

8 años y medio de cárcel para ecuatoriana

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Olga Imbaquingo. Corresponsal en Nueva  York

Hace dos años, su enamorado le dijo que ya no la amaba y la dejó. Sola, desesperada y sin saber qué hacer en  Chicago, el 27 de noviembre del 2007  la ecuatoriana Johanna V.    se  dirigió  a  una   farmacia   y compró veneno para ratas. Llegó a casa y lo mezcló con jugo de naranja, ácido bórico y algunas pastillas de tylenol y motrin. Les dio a tomar la pócima a sus dos hijos de tres años y de 10 meses. También se la bebió ella. Cuando los niños empezaron a desfallecer, arrepentida y llena de miedo tomó el teléfono y envió un mensaje de texto al ex enamorado y a algunas amigas. El mensaje decía: “acabo de cometer una locura”.Puede ser que a su enamorado lo amenazó que si la dejaba haría esa locura, por eso él no dudó en llamar al 911 y pedir auxilio inmediato cuando leyó el mensaje.Los paramédicos del 911 acudieron al lugar donde vivía la ecuatoriana  Johanna V.,  de 25 años de edad. A  ella   y a   sus hijos  se  los  llevaron al hospital. La pronta intervención de los especialistas  logró salvar la vida de los tres y a  Johanna V.   la privaron   de  la  libertad. Su acción la sometió  la justicia de esa ciudad y la juez, Mary Margaret Brosnahan, el 16 de marzo la declaró culpable de intento de homicidio. Pero como  el hecho   no terminó en tragedia Vera pagará   con ocho años y medio de cárcel.Dos años ya ha permanecido tras las rejas, tiempo que se sumará a toda su sentencia por lo que se espera que en los siguientes seis años y medio salga libre.El abogado de la ecuatoriana   dijo al Chicago Sun-Times que la mujer, una obrera de factoría, ha luchado toda su vida y que lo único que quería era llamar la atención porque estaba bajo mucha presión, sin saber cómo iba a mantener sola a sus dos hijos.Ella llegó  a ese país cuando tenía 13 años, se graduó del colegio en Chicago y cuando vivió en Ecuador ayudó a criar a sus hermanos,  mientras     su madre trabajaba para mantener la casa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)