5 de septiembre de 2016 10:11

Desde este año lectivo rige un nuevo currículo

En el plantel William Shakespeare la evaluación toma en cuenta la diversidad. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

En el plantel William Shakespeare la evaluación toma en cuenta la diversidad. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 47
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 7
Contento 19
Diego Puente

El año lectivo empieza hoy (5 de septiembre) de manera oficial para 2 001 396 alumnos del régimen Sierra y Amazonía. Ellos serán los pioneros en estudiar con un nuevo currículo, lo que conlleva mayor preparación y responsabilidad de los docentes.

Entre las principales novedades para la educación general básica está la enseñanza obligatoria de la lengua extranjera desde segundo año.
 El Ministerio de Educación recibió críticas en el 2014 porque la materia fue considerada obligatoria desde octavo año y opcional en cursos inferiores.

Entonces se adujo falta de preparación de los docentes. 
Otras modificaciones que arrancan desde este ciclo son la implementación de los proyectos escolares y la eliminación de los clubes.
 En el nuevo currículo de bachillerato aparecen las materias de emprendimiento y gestión y desaparece informática.

Los cambios se hicieron basados en una consultoría que costó USD 566 245. 
Lucía Tamariz, vicerrectora de la Unidad Educativa William Shakespeare, considera que el nuevo modelo brinda mayor libertad a la hora de implementar sus planes de estudio. La institución cuenta con el programa Advance Placement, un título internacional.


“Tomamos como base lo dispuesto por el Ministerio, pero lo mejoramos con los elementos internacionales que poseemos”, dijo. Por ejemplo, los estudiantes que se interesan por la certificación AP eligen más horas de matemáticas, literatura, inglés... que las que determina la autoridad educativa. 
Los planteles que cuentan con el programa de Bachillerato Internacional también se adaptan.

Info

Diana Ruiz, de la Unidad Educativa Ludoteca, mencionó que pidieron capacitación al Ministerio. Luego hicieron talleres internos. Ellos profundizaron en la nueva codificación que se usará y en el método de evaluación.
 Juan Páez, de Maya Ediciones, que edita libros pedagógicos, dijo que este currículo muestra un avance frente a los anteriores. Hubo dos modificaciones (una en bachillerato y otra en educación básica) en los 10 últimos años. 


Sin embargo, advirtió que necesitará un mejor desempeño de la planta docente. Puso el ejemplo de la nueva materia de emprendimiento y gestión.
“¿Qué profesores tienen esos conocimientos? Es imposible aplicar todos los cambios si eso falta”, aseveró. Añadió que en educación cultural artística se tratarán temas de artes escénicas, plásticas y de imagen (cine y fotografía).

Duda que la planta docente actual maneje todos los temas.
 Según Páez, cuando los profesores, sobre todo del sistema público, logren tener las destrezas necesarias, el currículum podría cambiar. “Debido al avance de los conocimientos y la tecnología, debería reformarse en cinco años”. 
Miguel Herrera, de la subsecretaría de Fundamentos Educativos del Ministerio, argumentó que los cambios se ajustan al plan legal sobre inclusión y atención a la diversidad.

Además, es una propuesta que brinda flexibilidad al docente, para adaptarla a las necesidades de sus estudiantes. Actualmente hay cursos de actualización de manera presencial y por Internet.
 Para él, los reajustes simplifican la organización porque en lugar de entregar un currículo por cada año, se presenta uno por subnivel que puede abarcar hasta tres años de estudio. 


En educación básica hay cuatro subniveles: preparatoria, elemental, media y superior. Para cada uno existe un plan con sus respectivos objetivos obligatorios y opcionales. Lo mismo sucede con el bachillerato que dura tres años.
 En el William Shakespeare cada profesor debe cumplir con objetivos imprescindibles trazados por la Cartera de Estado y también proponen sus metas.

Incluso se tomó en cuenta a estudiantes con dificultades para aprender. “Con ellos podemos ir más despacio. No es necesario que domine un tema a final del año, podemos tener pausas”, explicó la vicerrectora Tamariz.
 Páez felicitó el hecho de que el Ministerio evite homogenizar el conocimiento y que se tomen en cuenta las diferencias al evaluar el desempeño. Pero adelanta: habrá instituciones que no podrán cumplir con planes para cubrir necesidades educativas especiales. “Esto es un comienzo”, puntualizó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (44)
No (6)