15 de November de 2009 00:00

El año en el cual el color negro favoreció al Quito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes
deportes@elcomercio.com

Es una cábala. Los directivos, jugadores y el cuerpo técnico aseguran que con el uniforme negro, Deportivo Quito será campeón este año.  El cuadro chulla dejó de lado el tradicional uniforme azul y grana para vestirse de negro en busca de retener el título en 2009.

Los resultados que ha tenido el plantel dirigido por  Rubén Darío Insúa vistiendo la camiseta alterna  avalan esta decisión. Deportivo Quito ha jugado hasta el momento 38 cotejos. De ellos, 28 vistió de negro con 16 victorias, seis derrotas y seis empates; y 10 de azul y grana, con  un triunfo, dos empates y el resto (siete) derrotas.

Pero esto tiene su antecedente, En 2008, cuando el cuadro chulla aseguró el título venciendo a Macará 2-0 en Latacunga (3 de diciembre), justo lucía este color. La idea nació de tener un nuevo uniforme para la  Sudamericana del año pasado. Así, el negro reemplazó al albiceleste como uniforme alterno.

Hoy, entre los seguidores del club  las opiniones son divididas. Hay quienes creen que debe lucir el tradicional azul y rojo, pero también hay quienes sostienen que lo que importa son los resultados. Los jugadores, el cuerpo técnico y los directivos coinciden con esta última teoría y por eso, aceptan que es un amuleto.
 
Al principio se trató solo de  un convenio publicitario. Según  Santiago Ribadeneira, presidente del club,  uno de los auspiciantes -no quiso detallar el nombre- pidió como condición de que se luzca el uniforme negro porque así resalta más su publicidad.
 
“Sabía que era por algo  publicitario, pero hoy para nosotros es algo de cábala. Nos ha ido bien con este uniforme”, dice con sonrisas el DT Rubén D. Insúa. Esto, a pesar de que asevera que prefiere los colores azul y rojo, como los de su querido San Lorenzo argentino.

“Hemos tenido buenos resultados con este  uniforme. Además, es muy bonito”, comenta y sonríe a la vez el mediocampista chileno, Mauricio Donoso. Mientras que el meta Johvanni Ibarra prefiere ser más cauto y aduce que le da lo mismo jugar con el uniforme negro o con el azulgrana. “Lo que importa es ganar y conseguir el bicampeonato”, agrega.
 
Comercialmente, según Esteban Delgado, gerente del departamento de Mercadeo de la empresa Marathon Sports, este año se han vendido por igual ambas indumentarias. “Los hinchas no han tenido preferencias, aunque al principio del año se vendió más la tradicional azul y rojo”, indicó.

El argumento para este caso es que “los aficionados compran el uniforme de acuerdo con los resultados del equipo”, explica el empresario, sin revelar cifras. Lo que sí quedó claro, es que se pretendió que este uniforme sea lo más parecido posible al que usó el club París Saint Germain francés el año pasado, por pedido de la directiva del equipo quiteño.

Usualmente el negro está asociado con duelo o mala suerte por la significación social de su color. Pero para los seguidores del club capitalino, es sinónimo de buen augurio. “Yo me compré las dos camisetas. Creo que la negra sí nos ha dado suerte porque estamos cerca de la final”, comenta el hincha Marcelo Escobar.

En el presente torneo, el Quito consiguió su primer triunfo recién en la tercera fecha y casualmente utilizó ese color. Pero entonces, las franjas azules y rojas eran horizontales. Recién en julio se cambió a verticales. Hoy, desde el 23 de agosto, ha lucido en 11 ocasiones consecutivas el negro.
 
“Si nos toca definir el campeonato, lo haremos con este uniforme”, sentencia Insúa. Aunque Ney Mancheno Velasco, presidente vitalicio, aduce que “no se puede olvidar las raíces. Pero si es por cábala, que lo siga usando”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)