31 de January de 2010 00:00

Anécdotas quiteñas de Jorge Ribadeneira

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Don Jorge Ribadeneira es un clásico best  seller.  Y hay que agradecer que su libro no haya sido todavía “pirateado” (el texto del presidente Correa se vende a 6 dólares, ¿qué dirán sus ministros de Educación y Cultura?).

Lo que cuenta don Jorge no es ciencia críptica ni “kikuyesca”. Es lectura sabrosa como comerse una rica quesadilla.

Un lector, D. Ángel Verdesoto Pazos, aplaude la iniciativa del Diario EL COMERCIO e insinúa otras lecturas, ‘Leyendas del tiempo heroico’; ‘El cuento de la Patria’; ‘Moral individual’.

Al buen amigo hay que darle la buena noticia de que todos los libros que sugiere sí se los halla en nuestras librerías y a precios cómodos.
Lo que sucede es que muchos libros ecuatorianos no son promocionados como se merecen y como lo fue el de Jorge Ribadeneira.
¡Congratulaciones!

Gracias al maestro Emmanuel Siffert

Debemos agradecer a Emmanuel Siffert, Patricio Aizaga y Sydney Wright por contribuir a gestar un salto cualitativo extraordinario en la actividad musical del país.

Es por ello que me ha sorprendido sobremanera la decisión gubernamental de no renovar el contrato del maestro Emmanuel Siffert, cuya presencia en el Ecuador  nos enriquece.

Como melómano e hijo de Alfredo Pareja Diezcanseco quien, a más de su actividad como novelista e historiador, en los años cincuenta del siglo pasado hizo denodados esfuerzos por contribuir a desarrollar la cultura musical en el país, quiero expresarle mi solidaridad a la Orquesta Sinfónica Nacional, agradecerle por su sacrificada contribución a la cultura del país, y solicitar comedidamente a los funcionarios responsables la rectificación de una decisión que, aunque seguramente bien intencionada, es claramente equivocada.

Francisco Pareja Cucalón


Solidaridad con Haití

Haití ha necesitado desde siempre de América y el mundo. Son nuestros  hermanos y necesitan, sin condiciones, de nuestra generosidad y oración.

Muy bien por la ayuda de emergencia en:  comida, medicamentos y mantas. Pues, lo que es una verdadera reconstrucción demorará meses, de pronto años, por lo tanto, por qué no pensar entre decenas de países de ayudar de una manera diferente, como por ejemplo: que en el orden de los 100 principales países del mundo, cada país se haga cargo de un determinado número de haitianos.

Socorriendo en conjunto, con unos cientos o algunos miles de ciudadanos y se  les dé cabida. Es decir, que cada país se haga cargo de una  cantidad de personas, les dé trabajo, (aquí en nuestros campos hace falta mano de obra, a pesar de haber un desempleo del 10% o más, nuestra gente no quiere el campo, no se encuentra fácilmente mano de obra.

Eso está comprobado. El objetivo: sacar unos 200 000 a 500 000 personas del suelo de Haití por unos pocos meses o años, y repartirlos proporcionalmente de acuerdo con la voluntad de cada país

Es fácil decir que el Gobierno y pueblo haitianos deben ser los protagonistas de su reconstrucción, pero si hay  hambre, desolación y muerte es difícil lograr ese objetivo, tomando en cuenta que es gente que está muriendo por inanición.

La  Unión Europea, EE.UU. y otros países han aprobado una ayuda de millones de euros y dólares para atender las emergencias de Haití devastado por el terremoto.
Eso está muy bien. Pero, es la oportunidad de unirnos por un mejor futuro para Haití.

Aunque para hacerlo tengamos que haber esperado que ocurran estos lamentables acontecimientos.

La  OEA, el BID, la Conferencia de los jefes de Gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom), así como un gran número de ministros y viceministros de Relaciones Exteriores y secretarios  representantes de los organismos internacionales, pueden diseñar un plan para lograr los objetivos que estoy proponiendo. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID)  gestiona condonar la deuda que tiene el país ascendente  a USD 480 millones.

Apelo a que las universidades ecuatorianas, entre ellas la U. Central, donde estudio, brinde  las condiciones necesarias  para que los estudiantes que puedan aportar algo lo hagan con: ropa, medicamentos, alimentos no perecibles, alguna medicina,  etc.

Alexsa Rodríguez Muñoz


Piscópata

Su signo es el egoísmo y la utilización de los demás sin ningún remordimiento, ya que solo le interesa conseguir sus fines; conoce la diferencia entre el bien y el mal, las normas y las leyes, pero no le importan en lo más mínimo. Su sentido lógico está pervertido.

Es demasiado impulsivo y a veces se delata al no poder controlar sus palabras. Para el psicópata las demás personas son simples objetos a los que puede utilizar o destruir. El psicópata exitoso es más peligroso porque gracias a su inteligencia y astucia aprende rápidamente de sus experiencias y consigue enredar a los demás ya que tiene la cualidad de seducir, es decir, captar las necesidades del otro.

Para el psicópata mentir es lo más natural; es el tipo de mentira psicopática, es decir relajada, convincente y adaptada a las circunstancias; mentira verbal o corporal, ya que puede actuar y mantener la escenificación hasta conseguir sus objetivos. Ejemplos notables: Hitler, Stalin, etc.

¿Conoce usted a alguien así?

César Mora

Botín político

El sentido común y la experiencia nos permiten anticipar que en nuestro sorprendente país jamás se sabrá la “pura” verdad en relación al caso Filanbanco y los hermanos Isaías.

Lo cierto es que el caso ha sido utilizado y manipulado durante más de una década, como un jugoso botín político. Como no podía ser de otra manera, le llegó la oportunidad al actual Gobierno. Más allá del pretendido “castigo público”, la expropiación de los bienes pertenecientes a los mencionados hermanos, dejó, por decir lo menos, graves dudas legales. Ahora los interesados cuestionan públicamente el fallo de los tres conjueces,  solicitando su destitución e incluso prisión, por no corresponder con sus personales apreciaciones y anhelos. Y así el país va de tumbo en tumbo, soportando el interminable show de los apetitos políticos de turno.

Carlos Proaño S.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)