16 de June de 2015 19:51

El difícil camino del diálogo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 7
Sorprendido 0
Contento 32
Xavier Basantes
Editor del semanario LÍDERES (O)

La palabra ‘diálogo’ se constituye, junto a otras que han promovido descalificaciones y provocaciones, en una de las más utilizadas en estos días de desencuentros por los eventuales efectos de las polémicas leyes de Herencia y Plusvalía (para resumir las extensas denominaciones de estas normativas). Expertos en estos temas manejan técnicas para promover diálogos; aunque eso no garantiza que al final existan acuerdos y, por el contrario, las frustraciones se agudicen y la polarización crezca.

¿Cómo lograr un acuerdo? Hace poco en la II Cumbre de Innovación y Emprendimiento que se realizó en Quito, el presidente del Consejo Nacional para la Innovación y el Desarrollo en Chile, Gonzalo Rivas, contó la experiencia en este país para lograr un acuerdo de largo plazo en un tema polémico: la minería. Alrededor de la explotación del cobre se generaron numerosos desencuentros, pero al final todos coincidían que este recurso es, por ahora, su principal fuente de ingresos.

En una sola mesa se juntaron autoridades, comunidades, empresarios, ambientalistas, académicos, políticos, líderes sociales, etc., y definieron una sola visión que se plasmó en el documento Minería: una plataforma de futuro para Chile, que se entregó al Gobierno en diciembre del 2014 y cuyo objetivo es desarrollar una minería virtuosa, incluyente y sostenible, para mejorar la calidad de vida de las generaciones actuales y futuras. Uno de los aspectos en los que más se trabajó –decía Rivas- fue en el de generar confianza, a través de la transparencia en el manejo y uso de la información legítima, veraz y consensuada.

En Ecuador existen iniciativas que promueven las alianzas público-privadas, pero las oportunidades se pierden. Los gobiernos miran en el corto plazo, en función de sus ciclos electorales; y también hay empresarios que también miran el corto plazo en función de sus balances, semestral o anual. La asignatura pendiente es la ausencia de un vínculo de confianza y trabajo conjunto que elimine obstáculos al empresariado y permita a los gobiernos ofrecer bienestar a la gente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)