6 de octubre de 2016 12:05

La AMT ha sancionado a 1 400 vehículos por no contar con las luces adecuadas

Proceso de la revisión técnica vehicular que se realiza a los buses y vehículos  en Guamaní, en el sur de Quito. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Proceso de la revisión técnica vehicular que se realiza a los buses y vehículos en Guamaní, en el sur de Quito. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 21
Unidad de Noticias

Las luces de alta intensidad en los vehículos son un problema y un riesgo para los conductores que circulan en la noche. La Agencia Metropolitana de Tránsito intensificó estos controles durante el 2016.

Según Mariela Veloz, directora de Registro y Administración Vehicular de la AMT, durante el 2015 se sancionaron a 600 conductores, tras los operativos de control que realizaron en las vías. Unos vehículos no contaban con el nivel de luminosidad permitido, pero en otros casos, excedía el límite establecido.

En lo que va del 2016, esa cifra aumentó a más del doble. Hasta la fecha, la AMT ha sancionado a 1 400 vehículos por este tipo de infracción.

Según Veloz, el tema está regulado por el Reglamento de la Ley de Tránsito, en el cual se establece que los vehículos podrán tener hasta dos neblineros. Esto está sujeto a una reglamentación establecida por el Servicio Ecuatoriano de Normalización (INEN) que regula la intensidad de estas luces en los vehículos.

Los niveles de luminosidad permitidos, según la norma INEN, son de 2% hacía el centro del vehículo en la alineación horizontal de las luces. En el caso de la alineación vertical debe ser mayor o iguala 2,5% por debajo del plano horizontal del automotor. En lo que se refiere a la intensidad, solo puede registrarse un valor menor o igual a 135 luxes.

Para realizar las mediciones, la AMT utiliza un equipo denominado luxómetro que evalúa la intensidad y la alineación de los faros frontales, tanto en la revisión técnica vehicular, como en los controles en las vías.

Según Veloz, cuando los neblineros no están al mismo nivel, cambiar el color de la luces y el contar con más de dos faros, ente otras, son las principales causas por las que los vehículos no aprueben la revisión técnica vehicular.

Otro problema que ocasiona el uso indebido de estas luces, es que pueden ser utilizadas para molestar a otros conductores. Según Veloz, algunos accidentes en el Distrito Metropolitano se ha dado por esta causa. Sin embargo no cuentan con una cifra oficial, debido a que para determinar la causa de un accidente, personal del SIAT realiza los peritajes respectivos.

Los conductores pueden reportar sobre el mal uso de las luces a través de las redes sociales y el call center 1800 AMT AMT (268 268). Para iniciar la investigación, se requiere que en la denuncia adjunte el número de placa del presunto infractor y el sector en el cual se dio el hecho.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (4)