20 de febrero de 2016 00:00

La ampliación de la ‘Pana’ seguirá en 3 frentes

El ensanchamiento de la carretera en el tramo Ibarra-Bolívar, en la Sierra norte, es uno de los que quedó suspendido. Foto: Francisco Espinoza/ EL COMERCIO

El ensanchamiento de la carretera en el tramo Ibarra-Bolívar, en la Sierra norte, es uno de los que quedó suspendido. Foto: Francisco Espinoza/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 22
Washington Benalcázar
Coord. Redacción Sierra Norte (I)

Los trabajos de ampliación de la vía Panamericana, con recursos fiscales, se reanudarán en tres frentes este año.

La prioridad es terminar las obras en los tramos: Ibarra-Bolívar (Imbabura y Carchi), Guayllabamba-Calderón (Pichincha) y Jambelí-Latacunga (Cotopaxi).

Así explicó Omar Chamorro, subsecretario del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), de la Zona 1.

Para ello, aseguró, se asignaron USD 170 millones en el Presupuesto General del Estado. Las labores en los tres sectores están suspendidas desde noviembre pasado.

En las comunas vecinas a la Panamericana, como Cúnquer y San Francisco de Villacís, en el cantón Bolívar, en Carchi, han generado problemas.

Los vecinos de estos poblados han cerrado varias veces la vía protestando por las nubes de polvo que provoca el paso de vehículos en tramos donde quedó levantado el asfalto.

Unas 150 familias, además de los cultivos, son afectadas en Bolívar, según Guillermo Herrera, prefecto del Carchi.

La empresa Panavial, concesionaria de la vía y encargada de la construcción, retiró su personal y maquinaria a la espera de que el MTOP cancele obligaciones pendientes.

Solamente en la Sierra norte, las deudas por los trabajos de ampliación de la carretera ascendían a USD 38 millones.

Según los informe técnicos, el proyecto de ampliación del corredor Rumichaca-Riobamba, que tiene 559 kilómetros, está listo en un 60%.

Sin embargo, hay tareas pendientes, como los pasos laterales de Ibarra y de Tulcán y la ampliación de dos a cuatro carriles del ramal Bolívar-Tulcán, entre otras.

El Gobierno aspira continuar las obras con el aporte financiero de empresas particulares, mediante la modalidad denominada alianzas público-privadas.

Ayer, durante una entrevista a medios locales de Chillanes, en Bolívar, el presidente Rafael Correa reiteró que “va a concesionar centenares de kilómetros de carreteras, con peaje, para que los inversionistas recuperen el dinero”.

Mencionó que la medida se aplicaría inicialmente en los ramales: Santo Domingo-Esmeraldas, Santo Domingo-Jujan y Río 7-Huaquillas.

El miércoles pasado, los representantes de Panavial mantuvieron una reunión con el MTOP y la Secretaría de Administración Pública.

La cita fue para renegociar el contrato de concesión de la carretera Panamericana, que se comenzó en 1996 y que se prevé concluir en el 2018.

Una de las propuestas es que Panavial no solo asuma el mantenimiento de la vía a su cargo, sino que invierta en obras de mejoramiento de la infraestructura, como la construcción y ampliaciones de carreteras, señaló Chamorro.

También, aseguró que la concesionaria informó que tiene USD 1 100 millones para invertir en esta alianza público-privada.

Es por ello que se realizan los cálculos para saber en cuántos años se cancelaría la deuda, a partir del flujo actual y futuro de vehículos que utilizan la Panamericana.

Las próximas concesiones de carreteras abarcarán 550 km y se proyecta una inversión de USD 4 757 millones, según informó Walter Solís, ministro de Transporte y Obras Públicas, en el pasado enlace ciudadano realizado en Guayaquil.

Mediante esta estrategia de financiamiento, llamada alianza público-pivada, también se proyecta la construcción de los puertos Bolívar, Manta y Posorja, en los que tendrían interés empresas turcas, árabes y chilenas.

Vialidad  


El Gobierno anunció que concesionará, bajo la alianza público-privada, 550 km de vías

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)