29 de abril del 2015 00:00

La amnistía tributaria llegó al BNF

Ley de Remisión de Intereses

La Ley de Remisión de Intereses, Multas y Recargos se aprobó en el Pleno de la Asamblea con 109 votos a favor, 2 en contra y 19 abstenciones. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 11
Pamela García y Evelyn Tapia. 
Redactoras (I)

La Asamblea Nacional aprobó ayer, 28 de abril, con 109 votos, el proyecto de Ley de Remisión, Intereses, Multas y Recargos. Esta regirá sobre impuestos administrados por el Servicio de Rentas Internas (SRI), tributos locales administrados por los Gobiernos Autónomos Descentralizados y créditos del Banco Nacional de Fomento (BNF).

Este último punto, que se incluyó ayer durante el segundo debate en la Asamblea Nacional, permitirá refinanciar las deudas por créditos pendientes de pago con la institución financiera hasta el 31 de marzo del presente año.

La disposición permitirá la condonación por concepto de intereses de deudas de hasta USD 15 000. Aquellas personas que deseen acogerse a la remisión deberán hacerlo un plazo de 180 días después de aprobarse en el Registro Oficial.

Oswaldo Larriva, presidente de la Comisión de Régimen Económico, indicó que la ley beneficiará a 46 000 deudores, cuyas obligaciones de capital alcancen los USD 46 millones. Con la remisión se prevé que la institución deje de percibir cerca de USD 20 millones.

Las condonaciones con esta entidad que atiende al sector agropecuario tiene un largo historial. Entre 1988 y 1998 se registraron ocho programas de condonación de deudas con el BNF, según un estudio de Banca de Desarrollo para el Agro.

La última vez que se aprobó un mecanismo de este tipo fue en el 2011, cuando se aprobó el proyecto de Ley de Rehabilitación de los Productores Agropecuarios, Artesanos y Pescadores Artesanales.

Con la nueva propuesta, Evaristo Baque, expresidente de Asociación de Bananeros Independientes de Los Ríos, cree que se va a beneficiar a los pequeños agricultores que por desastres naturales no pueden pagar sus deudas. Advierte que es necesario que se definan políticas estructurales para evitar que los agricultores vivan en una situación de inestabilidad.

“Necesitamos una intervención real en la administración del BNF, lo ideal sería un seguro agropecuario para que los agricultores puedan pagar sus deudas y tener sus cultivos”.

Adel Navas, presidente de la Corporación Nacional de Agricultores y Sectores Afines, señaló que “algunos campesinos tienen créditos por USD 5 000 pero con intereses y multas suben a USD 11 000. Es más del doble de la deuda inicial”.

Ramiro Aguilar, asambleísta independiente, dijo que la reforma podría generar un desbalance contable en la entidad bancaria, ya que se debe establecer de dónde procederán los recursos para cubrir el monto de condonación. “En el caso de un banco privado este se sustenta con aporte del accionista o con castigo del patrimonio. Pero esto no sucede con la banca pública”.

El BNF indicó ayer, en un comunicado, que acatará las disposiciones de la Presidencia, luego de que la Asamblea aprobara el proyecto de ley. Asimismo, aseguró que el índice de solvencia es del 34%, cuando el requerido es 9%.

El proyecto aprobado mantiene la condonación del 100% de las multas e intereses por el pago de deudas tributarias durante los primeros 60 días de publicada en el registro oficial. A partir del día 61 al 90 se condonará el 50% de los recargos.

Al ser este un proyecto de carácter económico urgente se espera la decisión del Ejecutivo en los próximos días.

PUNTOS DE VISTA

‘No es justo para los que pagaron’

Teófilo Carvajal, Gerente de la Federación de Ganaderos del Ecuador

La condonación de intereses con el Banco Nacional de Fomento beneficia a las personas que han sufrido pérdidas de sus cultivos o sus reses por desastres naturales. Sin embargo, creo que no es justo para los que sí han hecho un esfuerzo y han cumplido con el banco, ellos deberían recibir por lo menos un incentivo por haber cumplido.

Lo ideal para este sector que ha estado tan afectado es que se haga un estudio serio para determinar qué grupos de personas y en qué actividades se han atrasado en sus pagos por motivos que no están en sus manos, como la sequía en Manabí, las inundaciones en Guayas, las cenizas en Tungurahua, por ejemplo.

Este banco necesita más que nada una reestructuración, no queremos que por tantas condonaciones se afecten los créditos.

‘Hay que estudiar los casos’

Elsa de Mena, exdirectora del Servicio de Rentas internas (SRI), analista

Hay que tener claro que son dos cosas diferentes las que se están incluyendo.

En el caso de Banco Nacional de Fomento, los agricultores sí le deben al banco. Y claro que los pequeños agricultores que no pueden pagar se van a acoger. Por más capacidad coactiva que tenga el banco no tiene de dónde cobrarles, pero habría que estudiar los casos, porque podría registrarse una descapitalización del banco.

En el caso del Servicio de Rentas Internas es un mal entendido decir que se condonan deudas con esta ley, lo que se está proponiendo es un contingente para los contribuyentes que impugnan cuando no están de acuerdo con una decisión del SRI.

Habrá empresarios que consideren que lo que ha determinado la administración tributaria no es justo y van a seguir litigando.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (3)